Dios mío!, inmenso desierto el que hemos cruzado!, Muertes paralelas…

  1. Llegar al punto del "NO RETORNO" es lo más difícil de cualquier obra, de una revolución. Muere (o asesinan) Gamal Abdel Nasser y se va a al foso el grandioso proyecto de la unificación árabe. Sacan de circulación a Ahmed Ben Bella, y la revolución argelina cambia su rumbo radical y grandioso. Asesinan a Allende y hasta allí llega el gran avance socialista de Chile. Los imperios se movilizan como el rayo cuando el poder es asumido por un líder revolucionario, y todos sus pasos van dirigidos a eliminarlo.

  2. Existe hoy día una neo Santa Alianza, pero en esta ocasión Rusia ha sido sustituida por Estados Unidos. Permanece en ella la Unión Europea con todo el monstruoso aparataje de su experiencia asesinando pueblos y montando salvajes sistemas de explotación en todo el orbe. No olvidemos que la vieja Santa Alianza fue un bloque de países homicidas (terroristas: Rusia, Francia, Austria, España…) que querían impedir en el siglo XIX, la independencia de los países latinoamericanos. Simón Bolívar supo genialmente enfrentarlos, colocando la cuña de Inglaterra (jugando a la multipolaridad en ciernes) para evitar que esas fuerzas terroristas se reunificaran, dieran un impulso a las fuerzas colonizadores en el llamado Nuevo Mundo y recuperaran sobre todo el territorio arrancado a España por los ejércitos de Bolívar.

  3. En septiembre de 1830, Bolívar sintiéndose enfermo deja Bogotá. Se siente morir. Entrega el gobierno el cual queda en mano de muy débiles personajes. No hay peor cosa en el mundo (peligrosísimo) que dejar en el poder seres veletas, sin rumbo ni guáramo para la dura lucha política. El Comandante Chávez triunfa en las elecciones de octubre del 2012, pero presiente que por su enfermedad deberá entregar el poder, con la gran certeza de que el proceso revolucionario que preside cuenta con un formidable sustituto: Nicolás Maduro. El vendaval se presiente horrible…

  4. Si Bolívar, al partir hacia Cartagena, hubiese dejado formalmente legalizado en el poder al general Rafael Urdaneta, quizá Colombia no se habría desintegrado de manera tan violenta como ocurrió; tal vez se habría llegado a un acuerdo para que pudiesen subsistir confederadamente la Nueva Granada, Ecuador y Venezuela. Chávez antes de morir dejó formalmente en el poder a una especie de Rafael Urdaneta pero con un partido bastante cohesionado, y a unas fuerzas armadas conscientes de su papel defensivo de la patria. Pero hay que aclarar un detalle crucial: hubo un momento en que Urdaneta no creyó en la dirección del poder de Bolívar, y quizá por esta razón el Libertador no se comprometió en dejarle formalmente el mando. Bolívar estaba desesperado, decepcionado y se sentía profundamente decepcionado de mucha de la gente que le rodeaba.

  5. El Libertador muere en medio de terribles conmociones políticas, y cuando Urdaneta recibe la noticia entra en pánico, hasta al punto de que llega a un acuerdo con los bandidos que han asesinado a Sucre. Al morir Chávez, se produce un estremecedor golpe a Venezuela: el chavismo queda sepultado en un irreparable dolor y la derecha cautelosa y arteramente se moviliza para tratar de darle un zarpazo mortal al gobierno. Estados Unidos quien ha asesinado a Chávez da la orden de la arremetida total: bloqueo económico, disparo al infinito de los precios, terrorismo en las calles con acciones de paramilitares traídos de Colombia (guarimbas), acaparamiento de alimentos, sanciones terribles, oficiales, de su nación, y movilización para preparar una invasión.

  6. Muerto Bolívar comienza la espesa y brutal desintegración de la patria grande. El canalla Páez se adueña de su bocado, Juan José Flores se engulle Ecuador y, José Hilario López y José María Obando (los asesinos de Sucre) avanzan desde el Sur hacia Bogotá para desafiar a Urdaneta y poner como jefe supremo de la Nueva Granada a Francisco de Paula Santander. Se producen monstruosos asesinatos de bolivarianos a lo largo de todo el territorio neogranadino.

  7. Al morir Chávez se espera una revancha, una avalancha frontal por parte de los jeques opositores. Se llega a las elecciones de abril del 2013, triunfa por "escasa diferencia" el candidato Nicolás Maduro, y estalla una feroz guerra alimentada con mercenarios colombianos (mucha violencia delincuencial junto con sicarios) contra el gobierno. Se produce la primera gran mortandad por un llamado de Capriles a que su gente para que "desaten la arrechera". Estados Unidos desconoce el triunfo de Nicolás Maduro lo cual significa que desde ese momento queda Venezuela, para el mundo occidental, formalmente regida por un "dictador".

  8. La gran jauría de perros arrastrados de América Latina se movilizan de ipso facto para tratar de darle la estocada final al proceso revolucionario bolivariano. Todas las arterías del narcotráfico, las siete bases militares de EE UU en Colombia, la OEA, fuerzas paramilitares organizadas y contratadas por la Unión Europea crean una alianza abismal contra Venezuela.

  9. En vista de que en los dos primeros años no se vislumbra la caída del Presidente Maduro tan cual como estaba planificado, en el plan de lograr un aislamiento definitivo y brutal del chavismo, se procede a derrocar gobiernos de izquierda en el hemisferio, ya sea bajo el terror o las presiones financieras del gran capital, por el chantaje, la manipulación mediática o directamente mediante golpes de estado. Caen Argentina, Brasil, Ecuador, y se afincan inclementes sobre Bolivia, Uruguay y Nicaragua.

  10. Urdaneta entrega el mando en Bogotá a los asesinos de Sucre, mientras se espera que regrese de su exilio dorado el señor Santander para entonces coronarlo presidente. Pero se recrudecen los violentos asesinatos de bolivarianos. Se impone un estado de terror inaudito en Bogotá. Páez, como de los mayores canallas, se eterniza en el poder de Venezuela de la manera más vil y bellaca. Juan José Flores pacta con los asesinos de Sucre su dominio sobre Ecuador. Noche oscura y larga sobre el continente, y el Departamento de Estado emite una nota a sus negociantes asesinos en la que dice que ya América Latina está madura para que en ella funcione a la perfección la Doctrina Monroe…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3197 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a270325.htmlCd0NV CAC = Y co = US