Un magnicidio fallido

Muchos de los obcecados opinadores de la oposición fascista, ultra derechista y neo oposición proveniente de la presunta "izquierda" hoy desempleada de la Revolución Bolivariana, frente al intento de asesinato contra el Presidente Maduro y gran parte del Gobierno Nacional, han hecho sospechoso silencio.

No quisiera pensar que son cómplices de tal afrenta a la patria, pero si destacar, que históricamente ellos se han burlado de la tesis del magnicidio, porque entre otras consideraciones, aseguran que eso es un pote de humo del Gobierno, cuyo objetivo es manipular a la población y distraer su atención sobre las responsabilidades gubernamentales ante la cruel crisis inducida con la que se nos ataca.

Una tesis que a todas luces es insostenible, pues no solo irresponsablemente acusa a la víctima y obvia a los victimarios, sino que se planta del lado de los enemigos de la Republica y del Estado Bolivariano, so pretexto de estar en contra del Gobierno del Presidente Maduro.

Magnicidio, tanto anunciarlo y denunciarlo, hasta que llego el día en que las fuerzas oscuras intentaran y afortunadamente fallaran, el mentado asesinato, propuesto y ejecutado por la ultraderecha criolla y extranjera.

Ahora bien, frente a los hechos, los revolucionarios que habitamos en esta patria, no esperamos menos que un pronunciamiento público por parte de la oposición, ya que, lo sucedido no solo es una afrenta contra el Presidente Maduro, sino contra la estructura del estado y la paz publica en el país. Esperamos por su condena.

Que Juan Manuel Santos y la oligarquía del continente nos odien, es casi normal, pero que presuntos dirigentes políticos la derecha criolla e intelectuales provenientes de la izquierda neo opositores, habiéndose prestado para hacer apología del magnicidio o derrocamiento del primer magistrado de la Republica, ahora frente a estos hechos, con su silencio intente escurrir el bulto, es un delito de lesa humanidad por complicidad tacita y una cobardía sin parangón en la historia patria.

Por ello, queremos ver a los autores intelectuales, a los autores materiales y a los apologistas de esta afrenta contra la patria sometidos con la fuerza de la justicia. Pero principalmente queremos ver a la dirigencia opositora fijando posición, publica y comunicacional, porque ante estos hechos o se condena o se es cómplice por omisión.

Nicolás Maduro es un simple mortal, pero es nuestro Presidente, jefe del Estado y del Gobierno de nuestro país, y contra eso, nada, ni nadie podrá atentar y quedar impune. Esta es una revolución pacífica, corajuda y empeñada en la Paz, pero esta armada, presta y dispuesta para el combate contra todo aquel que ose por vías no democráticas ir en su contra. Venezuela se respeta, la Revolución Bolivariana es indetenibles y juntos somos indestructibles. Que nadie se equivoque.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 964 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a267401.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO