¿En qué se parecen: El ataque a Maduro y una Sopa Continental?

Después del 20 las cosas se pondrán más claras, se sabrá si valió la pena apostar por el gobierno de Maduro o no. Se acelera la privatización de PDVSA entregando los campos a Oswaldo Cisneros (presidente de la Cámara Petrolera  Venezolana) y asociados; la producción en los pozos paralizada está esperando por la expoliación definitiva  de la renta con “el descontrol de cambio”. El subsidio discriminatorio de la gasolina a través del carnet de la Patria, la insoportable levedad de los sueldos, el agua potable que no llega (en Falcón es terrible), el censo compulsivo automotriz “para paralizar el contrabando de gasolina”, las fallas eléctricas que son sabotajes, la carencia de medicinas que es carencia de medicinas, el problema de los hospitales públicos incontrolables y anarquizados,  la economía improductiva privada y pública, todo esto está por producir una conmoción meteorítica, como una gran piedra suspendida a punto de caer sobre nuestras cabezas que pronto se desplomará; por eso la gente se va, para que no les caiga el peso de todo los males de un guamazo, sería muy doloroso.

Pero la piedra caerá. Va espachurrar las esperanzas de los crédulos y comenzarán las protestas generalizadas, del país, no nada más de la oposición clasemedia, la mitad ya se ha ido. A todo ésto se le teme en el gobierno si los planes de “recuperación y prosperidad” no funcionan. Y hay que prevenirlo a como dé lugar. Ellos saben que en un año no se reactivarán los pozos parados, ni  se recupera la economía, por las razones que sean. Pero en un año la gente pierde peso, se enferma, se muere y se desespera.

¡Y de pronto!: una embestida terrorista al presidente.  Ahora da la impresión que el “plan de recuperación y prosperidad económica” es infalible: quieren impedirlo, como dice el general Padrino López, “descabezando la revolución bolivariana”, matando al presidente. Es un plan perfecto. Si no fuera porque todo esta embarrado mentiras, hasta la conspiración terrorista está salpicada de ellas.

¿Cómo puede el gobierno contener el descontento? ¿Con un plan de “recuperación y prosperidad económica” o con una política de represión, de control? El gobierno ahora está alterado, el 20 comienza a descontar el tiempo.

Un comunicado de “Soldados con franelas” asume la responsabilidad del atentado; un hecho literario insólito para unos oficiales con franelas. Luego una situación extraña pasó en la Av. Bolívar. Se interrumpió la trasmisión del acto de la guardia nacional. En el video original, el cual nadie sabe cómo ni por qué salió de inmediato en todas las redes, se escucharon unas detonaciones y se vio a la tropa corriendo.  Jorge Rodríguez afirma, casi que de inmediato, que se trató de un atentado (por cierto, se le escapó decir que las tropas NO perdieron su formación, cuando todos los vimos que corrieron despavoridos), que el presidente se encontraba en buen estado de salud, etcétera etcétera. Hubo unos soldados heridos; eso fue injusto.  Riverol dijo que cada dron cargaba con un kilo de c4, uno de esos drones incendió un apartamento. Otra versión indica que los aparatos eran de VTV y fueron derribados por la guardia de honor luego de la explosión de una bombona de gas en el apartamento en cuestión.

Falta información: quienes son los detenidos y quienes los heridos. A demás las circunstancias y las causas de las heridas. En una de las fotos hay un oficial de pie sangrando de la cabeza, no se conoce otra, no he visto otra. Para mí el atentado sigue siendo un supuesto, un misterio. Un magnicidio no es un juego de niños. Y si eso fue un atentado al presidente esa no es la seguridad adecuada, hay heridos, y con más c4 de vaina lo hubieran contado.

No me importa sino la verdad. La gente no se merece vivir alterada, en estado de shock,  sin conocer nunca la verdad, con un continuo de fantasmas en la cabeza, idiotizada por el miedo, delirante, ciega, como si todo un pueblo estuviera dopado con burundanga. Hace falta más información y menos dramatismo escandaloso ¡Que no lo sigan repitiendo, porque si no nadie les va a creer! El gobierno está seguro de los agentes conspiradores en un hecho que apenas si se ha investigado, sin embargo en el caso de la muerte de Chávez, la “comisión secreta” todavía no ha dado información nada, después de 5 años; no están seguros de que haya sido in homicidio político, ni siquiera de que sea un asesinato. Pero solo en horas, en este caso ya saben todo.

Un atentado exprés, muy rápido, muy facilito; sin que nadie espabilara o se tirara al suelo, un terrorismo sin terror. Mañana es muy pronto para salir a la calle a defender el gobierno; terminen la investigación y expliquen bien los hechos; pónganse de acuerdo para que no se desmientan unos con otros y luego convocan una concentración popular.

 05/08/2018



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6449 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a267363.htmlCd0NV CAC = Y co = US