Memorias de un escuálido en decadencia

Congreso

¡Me voy con la señal de costumbre! Los chavistas acaban de hacer su IV Congreso en la V, y nosotros, que desde que nos vimos, solamente hemos hecho un congreso con cuatro gatos, como fue ese último donde se reunieron Embajada Radonski, Falcón Crest, Espoleta Allup, y Manuel –Mi Negra- Rosales. Todavía no sabemos qué carajo pasó ahí y a qué acuerdos llegaron, solo supimos que Capriles habla la paja que arde, porque después que llamó tumor a Espoleta Allup y dijo que nunca estaría donde estuviera Espoleta, y allí estaba comiendo empanada con la carne adentro. Es que no es serio este cementerio. Esos chavistas preparan su vaina y meten un gentío ahí como para que a uno se arreche con esa vaina. Y se fueron al Panteón Nacional, una pendejada, al Panteón Nacional a darle rienda suelta a todo lo que se les ocurriera, y mientras tanto, desde allí, esa gente que descansa en paz en el Panteón debió pasar un día en guerra, porque, carajo, cuando un chavista toma la palabra se queda con ella hasta mañana por la mañana voy a amolar mi machete.

Y lo peor fue cuando se fue la luz, estaba Diosdado – Dueño de todo- Cabello juramentando al presidente del partido y zúas, adiós luz que te apagaste. Ahí pasó una vaina rara. Pero es mejor morir callao, porque yo no sé de agujas, solo sé que María cose. Allí, en ese Congreso, había tanta gente, que uno no sabe cómo se van a poner de acuerdo. Y quién se va a leer todos esos documentos que escribieron, y además, la cantidad de ideas fresquitas que debe haber allí en esos papeles. Lo importante es que esa gente hace su Congreso y nosotros no hacemos un carajo. Como decía, el último Congreso que hicimos fue ese con la banda de los cuatro, donde por lo visto no salió nada porque ninguno de los cuatro fue capaz de parir una idea para salir del dictador. Solo se sabe, eso sí, que la vaina es electoral, así dijo Falcón Crest.

Cuando arrancó el Congreso uno pensaba que alguien ahí iba a decir: "Buenos días, Venezuela, tenemos nuevo Congreso", pero menos mal que no se les ocurrió, porque en eso si son buenos, jodiendo, son muy buenos , pero para solucionar vainas parece que la cocora no les da. Muchos se alegraron porque el dictador dijo que el Congreso tenía que durar hasta el 30 de agosto, y muchos vieron allí resueltos sus tres platos, pero no, la vaina es desde su casa y vigilando de reojo, como los guardias rojos, lo que pasa el 20 de agosto, el día del cono.

Cuando el papá de Margot entró cantando el himno de AD y pidiéndonos firmar para relegitimar al partido del pueblo, y le dijimos que no, se arrechó y dijo: "Por eso es que nosotros no hacemos congresos, por gente como ustedes que no sirven para un carajo". Y se fue al cuarto y le metió su coñazo a la puerta tan duro, que un vecino gritó: "Hasta cuándo Gómez, no joda"

  • Ay que cortejo tan frío, qué soledad y dolor.- Me canta Margot


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3708 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Malaver

Roberto Malaver

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a267234.htmlCd0NV CAC = Y co = US