¡CNN no miente, no señor!

La película en Cinemascope

Los medios de comunicación han vuelto a mostrar su capacidad destructiva y muestran, de manera grosera, su evidente labor de alienación informativa. Desplegaron toda su fuerza para que la guerra hiciera carrera artística y evaden los resultados de esas imágenes a lo Spielberg que lamentamos no sean una creación digital. La idea es clara, mostrar una película de vaqueros sin mostrar las tomas de la cabeza de un niño destrozada por los bombardeos yanquis y un supuesto avance en territorios que no pueden ser defendidos. Pero, el carajito le salió respondón y no deja de asumir su defensa legítima. Lo que parecía una serie televisiva corta, pudiera convertirse en un enredo melodramático parecido a Vietnam. Esto es malo, muy malo, para su campaña mediática. La credibilidad de Jorgito Junior está por el piso y los espectadores norteamericanos que están a favor de la guerra, pocos por cierto, y que esperan un desenlace rápido y eficaz, han pasado de la emoción a la duda. En sus cerebros se había taladrado la idea de un soldado indestructible que lograría la victoria en lo que dura una película de acción. ¿Cómo iban a capturar a estos Superman, unos cuantos beduinos con camellos y armamento caduco? CNN no miente, no señor. Y están allí, en cinemascope, algunos soldaditos de plomo evidenciando su vulnerabilidad. Ahora el peo es otro. Como convencer a esos pocos que están con una Coca–Cola en su casa frente al televisor, que esos soldaditos son héroes y que, aún capturados, pueden significar un riesgo para el pueblo Irakí. ¡Eureka! Para eso tenemos a dos generales cuatro estrellas (uno hablando inglés y otro por el canal hispano), hablando del “perfecto” entrenamiento a que se han visto sometidos. ¡Eureka! (nuevamente) Agregamos a un psicólogo que estudia sus reacciones ante las cámaras, para asegurarle a mami y a papi que sus hijos están tranquilos esperando por su rescate. Pero falta algo. Esta ensalada de información tiene que ser aderezada con “expertos”. Experto en política internacional, experto en la Guerra del Golfo, experto en ser prisionero de Vietnam (esta es una carrera que se hace de manera forzada), experto en artes mímicas, experto en culillo, experto en como carajo convencer a la gente de toda esta basura que trae muerte y destrucción. Tenemos pues, el “Dream Team” mediático que no acaba de convencer a los millones de ciudadanos en el mundo, que marchan en contra de la guerra.

Ahora, lo curioso de esta invasión mediática y la defino de esta forma por que es un batallón sincronizado al ejercito invasor yanqui, es esa moral informativa que revela su desprecio por los televidentes. Al-Jazeera, una televisora de los Emiratos Arabes, mostró imágenes sin maquillar de civiles que son denominados “daños colaterales” por el Departamento de Estado. Tenemos a un niño (daño colateral) por aquí, a un viejo (otro daño colateral) por allá, a otro daño colateral y otro y otro, entonces Al-Jazeera no está haciendo la película que conviene al buen gusto de Hollywood y el respeto que se le debe al espectador. Surge el censor que trata de ocultar los resultados de una acción devastadora, cruenta y desigual. Hay que ocultar las desviaciones del artista principal, para que sus “fans” no se sientan decepcionados. Por que, definitivamente, ser héroe no es fácil y menos cuando la película es de terror y el guión trata de justificar a Hannibal Lecter. Es preferible, mediáticamente hablando, que el muchacho de la película termine en un harén y no en un Oasis adornado de brazos, piernas, sesos e intestinos de inocentes.

No quiero salirme del tema, pero ¿CNN que forma parte de la América On Line no estaba quebrada por los malos negocios de Gustavito Cisneros? ¿Su amigo de pesca, Jorge padre, no habrá influenciado para obtener un puesto para su reportero en el frente de batalla con cámara incluida?

En conclusión. El productor y director de esta película, Jorgito hijo, tiene más de una papa caliente en sus manos. No solo pasó por encima de la Organización de las Naciones Unidas, violando todos los derechos internacionales. También se ha evidenciado el motivo que le lleva a cometer un genocidio y sobran toda esa sarta de frases sobre la “libertad” y la “democracia”. Pero, el tiempo juega en su contra y la película ha pasado el estreno con pena y sin gloria. El pueblo Irakí lo sabe y resiste. El pueblo Irakí sabe que Jorgito es un héroe con los pies de barro descubierto ante sus admiradores. El pueblo norteamericano no quiere reeditar un Vietnam y ver a sus soldados muriendo por la conquista de las petroleras. Además, se puede ser muy poderoso; pero los imperios tienen límites que no pueden ser rebasados sin obtener reveses. No me extrañaría que detrás de bastidores, se esté rescribiendo el final de esta película.


msilvaga@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3615 veces.



Mario Silva Garcia

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas