Maduro está buscando a Dios y ruega no encontrarlo

Presidente Maduro llegó la hora, es el tiempo, no más treguas, es el momento de actuar. Urge revisar, rectificar y reimpulsar todas las políticas estratégicas que se desarrollan para poder salir de esta etapa crítica. Ya no más elecciones por ahora, ni de concejales, ni internas dentro del partido, porque esto no le interesa al pueblo venezolano en estos momentos. No insista más en el diálogo con la oposición, su terquedad estuvo bien hace unos meses atrás, es fundamental cerrar ese ciclo que desperdició la oposición. Su reelección como presidente debe indicarle que el pueblo venezolano le dio un voto de confianza para darle la ayuda que usted pidió durante la campaña presidencial y después de ésta. Hay muchas decepciones que el pueblo venezolano ha sufrido durante este proceso revolucionario y no merece seguir en ese trance. Por ejemplo, la mayoría de los ministros que le acompañan aún no terminan de convencer. Hay una ministra que firmó contra Chávez, puede ser que lo engañaron o que no se haya revisado su perfil político, lo cual indica que los intereses de sus asesores están lejos del legado de la revolución Bolivariana y que son traidores al legado de Chávez. Los ministros de Transporte Terrestre que han pasado por ese despacho no han podido resolver el problema de transporte en el país, al parecer han podido más las mafias de este sector que la voluntad de terminar con éstas para ofrecer en realidad un SERVICIO PÚBLICO DE TRANSPORTE a los venezolanos. Aún falta por consolidar un equipo de ministros que escuche más al pueblo, que se parezca más a él y que sus obras sean en función de los intereses de éste que no aguanta más tantos desatinos por la ineficiencia y corrupción que ha predominado en la revolución.

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) sigue en mora con el país. Es indudable el papel que ella jugó para derrotar la política fascista de la ultraderecha, pero hasta ahora no ha cumplido parte de su compromiso especialmente en el área económica y financiera. Tenemos esperanza que el camarada Diosdado Cabello convoque a la ANC a trabajar junto al pueblo; enfrentando la guerra económica, a todos los sectores que especulan y juegan con las necesidades del venezolano; sobre todo a establecer las sanciones administrativas, penales y civiles a algunos funcionarios públicos por no emprender las acciones necesarias en contra de los comerciantes especuladores, a intervenir organismos ineficientes como la SUNDDE, así como a algunos militares, guardias y policías que operan en las fronteras con mafias afectando el desarrollo económico de Venezuela. La camarada Pascualina Curcio junto a un equipo de profesionales economistas y abogados presentó una propuesta económica y al parecer fue descartada. Jesús Farías fue unos de sus duros detractores. Tal vez la propuesta de la economista Curcio no es la panacea para resolver todos los problemas de esta índole; no obstante, a mi modo de ver la más viable, coherente, sostenible y con sentido socialista. ¿Qué propuesta ha hecho Farías como constituyentista? ¿Cómo ministro de Comercio Exterior qué hizo para ayudar a resolver la crisis del país? ¿Predominó más los compromisos de pagos con otros países y la búsqueda afanosa de entrada de divisas al país? ¿Quiere decir que el dólar se fijará conforme a lo que estipule DólarToday y que sus asesores económicos dan por sentado lo que dice la oposición y Dólar Today? ¿Sus asesores no estarán llevándolo a su salida inminente?

Como José Sant Roz creo que los ejemplos gloriosos de la gran lucha contra los imperios fueron Bolívar y Chávez. Bolívar, en solidaridad con su pueblo que moría de hambre, no comía, poco a poco se fue desnutriendo, fue afectado por Tuberculosis y murió en la extrema pobreza. En este sentido, los gobernadores, alcaldes, ministros, los mal llamados protectores de estados regionales (ya que solo se protegen así mismos), legisladores y ahora constituyentistas deben dar el ejemplo. No se trata de llegar al extremo de no comer como nuestro Bolívar, esa no es la lucha, sino de empezar a visitar los mercados municipales para que vean los altos costos de los precios de los productos de la cesta básica; el abuso del pago con el efectivo y puntos de venta, que visiten las comunidades y constaten la situación del problema del transporte, que se desprendan de sus vehículos y de sus escoltas para comenzar a sentir el calor del pueblo y sus necesidades. Da vergüenza ver a un gobernador o a un ministro tan obeso a tal punto que casi se le desprende el botón de la camisa, hablen de guerra económica y nunca han hecho una cola para comprar una harina, mientras el pueblo pasa miserias. Es obvio que algunos de ellos no pasan hambre; sin embargo deberían tratar de empezar a cambiar su discurso y su accionar para luchar más por la causa venezolana si algo de amor les queda por su pueblo.

Como dice el viejo adagio “Maduro está buscando a Dios y ruega no encontrarlo”, pues de qué otra manera se le puede ayudar presidente si lo hemos dado todo, hasta quedar en deuda con nosotros mismos. Insiste en el diálogo, en las elecciones, en rodearse de ministros que no están a la altura de nuestros tiempos ni comprometidos con la revolución; si aún no se ataca de manera frontal a los culpables de la crisis económica por lo menos internamente; si dolariza nuestra economía de manera simulada convalidando a DólarToday; si aumenta el salario pero aún no se enfrenta a las mafias del sector empresarial que hasta hoy son los que en realidad controlan los productos de primera necesidad para sabotear al gobierno; si sigue haciendo concesiones con la Asociación Bancaria que son los culpables de esta crisis económica y financiera; si aún la ANC no nos ha cumplido; si concede libertad a los guarimberos que asesinaron personas, dañaron y quemaron estructuras públicas; si no gozamos de servicios públicos básicos (agua, luz, telefonía e internet) de manera óptima; si cuando hacemos una crítica, opinamos o tratamos de ayudar nos vetan o nos tildan de contrarevolucionarios; si aún no crees que eres el presidente, que el pueblo te dio una oportunidad para hacer la verdadera revolución y no dejar morir la causa chavista bolivariana. Termino como nuestro cantor Alí Primera: El que no pueda alzar la bandera que abandone la pelea, ya no es tiempo de recular ni de vivir de leyendas. Con las manos del pueblo no habrá Patria desarmada; aún si falta bastimento tenemos la firmeza de no vacilar y estaremos de pié por la Patria Grande; con nuestra cuenca de lucha cabalgando un viento austral. No busques más donde todo se te ha dado, incluso más que a Chávez. Aquí está el pueblo, de pié, no nos sigan subestimando.

   Fecha: 26/06/2018

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2986 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración Articulista

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: