Alfredo Mora, Wilmar Castro Soteldo y Rubén Ávila Ávila

Una taza de café para tres militares que siembran Patria. (I/II)

Y, ADEMÁS, PARA UNA POETISA CAMPESINA COLOMBIANA

"La palabra GRACIAS la conozco desde muy niña, la he dicho tantas veces, como he contado las estrellas, en tantos intentos fallidos. Sin embargo hay ocasiones en que esta palabra se queda corta, como ahora, en que a miles de kilómetros de distancia, parece que estuvieras a menos de un metro de distancia, y te estuviera diciendo: tu presencia, tu voz, tu palabra, tu energía, tu seriedad, tu rigidez, tu mirada fija como escudriñando a tu interlocutor, tu desafío a la adversidad, tu constancia denodada y tu entrega total y desinteresada a la libertad humana y social; son tan grandes, que no se pueden agradecer con un simple GRACIAS, cómo decirte GRACIAS por cada segundo que quisiste compartir conmigo? Por cada taza de café, aromática tropical o una sopa, acompañada siempre de una lección de vida?, cómo decirte GRACIAS aún por aquel simple favor que pude haberte hecho y que no aceptaste?, porque a pesar de aquella negativa, me dejaste la riqueza de una pregunta que espero me respondas algún día…Por tantas cosas en tan poco tiempo, que conmovieron los hilos invisibles de mi alma, es que un simple GRACIAS no basta, no recogería la gratitud infinita, ni el cariño, ni el afecto, ni el silencio que es donde ahora te escucho, queriendo retener el acento de tu voz…Alimento una ilusión: verte contemplando un amanecer bajo el inclemente frío y al calor de una taza de café, tomarte una fotografía viendo extinguirse el sol tras la montaña o quizá aceptando una apuesta, contando las estrellas y luceros sin parar; tomando las hojas de frailejón para estudiarlas, con ese ojo clínico que pareces tener; magnífico si es ordeñando una vaca, esquilando una oveja o viendo en tu regazo a su bebé…" Estrella Guerrero

Regalo que recibí, hace años, de una poetisa y humilde campesina de nuestra Gran Colombia ¡Muchas gracias a ti!

Pronto celebraremos con una humeante taza de café nuestro reencuentro.

¿DE QUÉ SE TRATA ESTE ARTÍCULO?

Lea usted el resumen y el índice de este "artículo" y si le interesa siga. Si no lo hace l@ comprendo. No escribo para otr@s. Escribo para mí y para mis niet@s. Que es como decir: para las generaciones futuras.

Parte I:

  1. Breve síntesis resumida y condensada.
  2. Con afecto: en recuerdo de Don Abilio Vivas (†)
  3. Casa comunal de San Rafael de Táriba.
  4. La comuna socialista: ¡Patria Nueva!
  5. También, a quien, sin saberlo, me ayudó a reencontrarme...
  6. ¡Gracias a la Vida! como decía aquel letrero.
  7. Chávez me "obligó", sin percatarse, a irme a Caracas.
  8. Tuve miedo, es verdad, y aún lo tengo: quizás…
  9. Me trataron de aislar y lo lograron
  10. No ando buscando cargos y menos "enchufarme".
  11. Douglas Bravo: mi cómpitu del alma.
  12. Los errores se pagan caro y yo los he pagado.
  13. No puede haber texto sin contexto salvo si es un pretexto.
  14. Hugo Chávez y los cantores populares.
  15. Ni Wilmar Castro Soteldo ni Rafael Ramírez Carreño.
  16. Al aire con Alfredo Mora, presidente de Corpocafé.
  17. Tenemos una alta vulnerabilidad alimentaria.
  18. Comienza el programa en Venezolana de Televisión.
  19. Los precios del café los fija la mafia: ¿por qué?

Parte II

  1. Enfrentar la corrupción es una prioridad
  2. Pequiven no coordina con el Ministerio de Agricultura y Tierras
  3. Hacia dónde se va el café y ¿por qué lo dejamos ir?
  4. No todos los militares están en la jugada
  5. Alfredo, recuerda: no me devolviste el informe
  6. Rubén: me quedé esperando tu respuesta
  7. Wilmar: sigue sembrando Patria y no olvides a Alí Primera.
  8. No importa hermanos: tomémonos una taza de café.
  9. Finalizo recordando a Don José en Mistajá
  10. Conclusiones y referencias de artículos anteriores.

BREVE SÍNTESIS RESUMIDA Y CONDENSADA: ¡ANÍMESE Y LEA­+!

Vivo en el estado Táchira desde el año 2000, con idas y venidas a Maracaibo, Caracas, Trujillo, Barinas, Portuguesa, Valencia y el Sur del Lago. A veces, a Colombia. Al llegar a San Cristóbal, en agosto de 2000, pasé unos días en el Edificio Potosí, en casa de mi amiga la Dra. Gladys Sánchez y luego, por sugerencia del gobernador recién electo, Ronald Blanco La Cruz, habité por unos meses la Residencia de Gobernadores.

Sorpresivamente, por amor, me fui a vivir -como un mes- cerca del Chorro el Indio donde conocí la hermosa sonrisa de Floralba, la fragancia de Lomas del Viento y la creatividad artística de su esposo de origen holandés. Obligado por circunstancias, alquilé una habitación en la 19 de Mayo. Entonces: despechado y embelesado, me enamoré de quien luego sería una flamante Juez de Menores, al descubrir que era casada me olvidé de ella y me aferré de los cabellos ensortijados de quien hoy vive en EEUU con su esposo y en compañía de nuestra hija, Evis Oriana: Confieso que he vivido mucho más que el poeta Neruda. Al menos, en esos días ¿Por qué? No lo sé. Añoro regresar a esos días y quién sabe si lo consigo en las oscuras profundidades de una taza de café.

Todo pasó en apenas 4 meses mientras estuve como Director de Planificación, Proyectos y Presupuesto de la Gobernación del Táchira, cuando me vine a esta tierra a ayudar a Ronald y soñé hacer realidad la Escuela de Gobierno del Táchira. No se pudo. Tal vez porque como decía Ronald: "vos sois más arrecho que Chávez y yo juntos y de paso sois un empedernido enamorado y un incorregible e irreverente crítico social"

Hace como un mes, sin proponérmelo, a proposición de la Diputada Zoraida Parra, fue aprobada la Escuela de Gobierno del Táchira, por parte del Consejo Legislativo del estado Táchira quienes, por unanimidad – con el apoyo de la oposición – no sólo la aprobaron sino que me honraron en dirigirla, Dios mediante. Si las trabas burocráticas y la desconfianza agazapada lo permiten. Y si el nuevo "juego triádico" del CLET logra darle luz verde. Sino: ¿Qué es una raya más para un tigre de la paciencia y la tolerancia? Total: No saben que no saben.

Desde el 2001, vivo en un hermoso lugar donde antes se sembraba muchísimo café de buena calidad. Algo "incontrolable" pasó y se ha convertido en una "civilizada" zona suburbana donde cuesta trasladarse para conseguir esta estimulante bebida a buen precio y, además, que sea de excelente calidad. Por eso, puse mucho cuidado cuando entrevistaron, el 30 de mayo, al Coronel Alfredo Mora, en el programa "Al aire" en VTV. No sólo porque fue mi discípulo y "compañero de aprendizaje", en Portuguesa, sino porque hoy dirige la Corporación Nacional encargada del Café. Disfruté escuchándolo: fue sincero y habló de las mafias, el contrabando, los acaparadores, corruptos, mentirosos y embaucadores.

También espepitó aquello de la descoordinación que existe – y esperamos que no siga ocurriendo – entre entes gubernamentales como PEQUIVEN y el MPPAT, que hoy dirigen, respectivamente, dos apreciados amigos militares: Rubén Ávila Ávila y Wilmar Castro Soteldo (WACS).

Tres militares, convertidos gracias a Hugo Chávez y a Nicolás Maduro, en garantes de que la cafeína –droga aún permitida por tradición– pueda llegar a nuestra mesa a buen precio y calidad. Confío en ellos. Sé de sus capacidades y honorabilidad: Ellos tres ¡Siembran Patria!

Tengo la esperanza que algún buen día –estén o no en cargos circunstanciales y burocráticos– los tres tengan tiempo y ganas de acercarse donde habito, juntos o por separado, para poderles brindar un café "gourmet", ojalá: cultivado, trillado, secado y elaborado por mí mismo. Café que esperamos sea producido y manufacturado en esta territorialidad que se apresta a ofrendar, nuevamente, el fruto de su tesonero y laborioso trabajo creativo, probablemente, bajo el auspicio de la Alcaldía de Cárdenas, la Comuna de San Rafael de Táriba y la Casa de América Latina y del Caribe, sede provisional de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Y de ser posible, con el favor de Dios, el respaldo del MPPAT, de la Gran Misión Abastecimiento Soberano y los CLAP del sector de San Rafael de Táriba y ¿quién sabe quién más?

Sería una buena oportunidad para compartir – con los tres militares amigos– el humeante movimiento del café que se escapa evaporado y danzando entre la neblina que, a veces, nos acompaña. Sería también un momento propicio para ofrecerles mis ideas acerca de cómo lograr hacer posible lo que puede parecernos imposible: incrementar la producción, bajar el precio, manteniendo o incrementando la calidad de nuestro Café.

Y, sobre todo, sugerirles cómo evitar "exportarlo" como contrabando a Colombia, donde aún me espera Estrella para brindar por nuestro reencuentro. Ojalá, junto a Jaime Caycedo, podamos celebrar juntos el triunfo de Gustavo Petro. Colombia lo merece. Y nosotros también.

El café está servido: ¡espera sólo por vosotros!

CON AFECTO: EN RECUERDO DE DON ABILIO VIVAS (†)

Caficultor, de San Rafael de Táriba (antes de Cordero), quien sorprendido aceptó "venderme" un árbol inmenso, que más tarde descubrí era un Bucare Ceibo, de hermosa floración naranja que es un obsequio seguro en mi cumpleaños. Sembrado hace más de 50 años. Su nombre: Hacky´ҫz.

Él me "regaló", de ñapa, un pedazo de tierra cultivada -en otrora- de miles matas de café, que fueron plantadas con su sabiduría y el sudor de su frente. Cinco de ellas, aún se mantienen ondeando en los espacios donde habito -en soledad y desde hace unos 8 años- acompañado de Cocky, Roco y Tommy, además de decenas de mamarrudos y elevados Chaguaramos; destellantes matas de coco; diversos árboles frutales y, también, uno que otro, medicinal. Grama verdecita y dos inmensas palmeras: una de ellas, cercana a la piscina, es palma africana y otra, bellísima, brota exuberante del suelo entre inmensas moles de piedra, a la entrada del lugar, rodeada de inmensas hojas que le sirven de abanico y rendida a sus pies florecen rosas naranjas salpicadas de color miel.

Vivo como un magnate, aislado y en solitario, en un hábitat preñado de hermosos colores ornamentales que insurgen entre variados Crotos y Enriques que ayer, por cierto, resembré, aprovechando la llegada del cuarto menguante de esta luna lunera que poco nos desampara.

¡Gracias Don Abilio! por haber aceptado mi osadía: ¡Soy feliz!

¡Muchas gracias! Donde quiera que su espíritu laborioso se encuentre.

CASA COMUNAL DE SAN RAFAEL DE TÁRIBA

Alrededor de Hacky´ҫz hay una inusual churuata azul de dos tres niveles que lo protege. Aquí he construido con mis propios recursos y, muchas veces, con mis propias manos, la "Casa de América Latina y del Caribe". La cual, estoy persuadido se convertirá, Dios mediante, en la "Casa Comunal de San Rafael de Táriba": es mi deseo y mi firme decisión. Con el favor de Dios, y de la comunidad de este eje comunal, pronto lo lograremos. Será un gesto de desprendimiento y desapego para agradecer, con muy poco, lo mucho que he recibido de la sociedad, es decir, de millones de seres que han alimentado mi cuerpo, mi mente y mi espíritu. No encuentro otra manera de partir y, sin embargo, estar presente en la eternidad.

Hay quienes dudan y hasta y yo mismo: ¿Lo demostraré?

Sólo un hecho imprevisto de grandes proporciones lo impediría o que la comunidad no sea merecedora de tan preciada obra de arte y esfuerzo colectivo y popular. Estoy ya casi convencido que así será: ¡Amén!

LA COMUNA SOCIALISTA: ES LA ¡PATRIA NUEVA!

Ya lo anuncié hace muchos años a mi familia y amig@s y, en estos días, aprovechando la presencia de la estructura de los seis CLAP de la zona, con quienes venimos colaborando para construir la COMUNA DE SAN RAFAEL, se lo ratifiqué a tod@s. Sólo puse una condición:

¡Deben ganársela! Con esfuerzo, sacrificio, dedicación y mucho amor.

Como lo he hecho yo en los últimos diez años para poder lograr lo que he avanzado como reto a la creatividad. Regalado y gratis debe desaparecer para darle paso a la AUTOGESTIÓN COLECTIVA. Así ha sido, prácticamente, toda mi vida. Lo saben mis herman@s y mis amig@s, a quienes he apelado –sólo últimamente – para garantizar el pago de los trabajadores y no detener la construcción que ya lleva, a pesar de mis pesares, casi 4 años paralizada, salvo lo que he avanzado por mis propios afectos y los esfuerzos que hago en mantenerla limpia y en garantizar su mantenimiento. No ha sido fácil ni lo será.

Debemos tod@s, en adelante, luchar con tesón para vivir con dignidad en Venezuela. La crisis nos está enseñando a cambiar de hábitos, incluso, los alimenticios; a ser solidarios y aprender a compartir lo poco o mucho que tenemos; a saborear la importancia del "trueque" que nos recordó Chávez; a cambiar el modelo económico mono productor, rentístico y dependiente. Ahora comprendemos y valoramos mejor que hay que vivir del TRABAJO, creador y productivo, generador de riquezas.

La Comuna, en este caso de San Rafael de Táriba, como dijera Chávez – en el Aló Presidente del 11/06/2009– deberá ser el territorio, donde se construya el Socialismo que queremos y el que podemos ¡Seamos pioner@s! Leyendo, o no, el libro de Chun Li, que él recomendó ese día, pues, como él mismo lo señaló: "los andinos viven arraigados a la tierra y a la agricultura". Por eso, aunque yo no soy andino, colaboro con lo que puedo y nos estamos preparando para levantar un diagnóstico situacional, identificar potencialidades y capacidades y servir de catalizadores para retomar la producción y elevar la productividad, no sólo del Café, sino de variados productos como: papa, cebolla, hortalizas, yuca, maíz…en el rubro vegetal y cochinos, pollos, conejos y vacas en el rubro animal. Así que, tod@s preparados: ¡Oligarcas temblad!

Estamos dispuestos a ser universales desde lo local y conectarnos con el mundo, porque nuestra lucha final es planetaria: ¡Somos la luz del futuro! Aspiramos y trabajamos para ser ejemplo de excelente organización comunitaria para bien de la Patria Grande.

Esta es nuestra más íntima y firme decisión.

Después de este paréntesis quiero ofrendarle estas reflexiones que salen del alma… porque estoy muy agradecido a Dios, a la vida que me ha dado tanto, a Don Abilio, a la comunidad de San Rafael de Táriba que, poco a poco, se ha venido convirtiendo, cada día más, en mi familia y

TAMBIÉN DEBO AGRADECER, A QUIEN, SIN SABERLO, ME AYUDÓ A REENCONTRARME CONMIGO MISMO

Gracias a Evis Suárez Sánchez, mi ex compañera y ex pareja, quien me trajo a vivir en una casa que ella había comprado, y yo terminé de rehabilitar y pagar, en la Urbanización "El Bosque" vía Paramito.

Ella siempre aspiró a construir, en este otro lugar, varias casas para la venta. Si le hubiera hecho caso, tal vez, hoy seguiríamos juntos, seríamos "millonarios" y ¿quién sabe? estaríamos viviendo en los EEUU, donde hoy habita con nuestra hija menor. Yo les deseo éxitos. He llorado en silencio la partida de Evis Oriana y he lamentado no haber logrado convencerlas de su aventura. No fueron suficientes: mi sinceridad y mis plegarias. Lo he venido superando: la felicidad depende, casi exclusivamente, de nosotr@s mism@s. No de los demás. Mi felicidad, como la de ellas, definitivamente, depende de cada un@ de nosotr@s.

Ella me trajo a vivir a esta territorialidad andina, frente a las montañas que conducen a Paramito, vía Guarín, lugar que hoy abrazo y defiendo, con valentía y mucho cariño, como si fuera la tierra que me vio nacer.

Ella fue instrumento para encontrarme con Hacky´ҫz y con la comunidad de la que él es su protector y guardián. Así lo creo y lo siento.

¡GRACIAS A LA VIDA! COMO DECÍA AQUEL LETRERO

A Don Abilio y a Evis, siempre les estaré agradecido. También a Hacky´ҫz quien me ató a este mágico lugar. Donde ya casi no se siembra café, pues muchos de estos espacios han sido talados y forrados con cemento y cabillas. Sin embargo, uno que otro productor aún se arriesga a sembrarlo y nos han animado a pensar en la comunidad y hasta en una torrefactora.

Aquí, en medio de la neblina, el trinar de pajarillos y el ronronear de la "vida salvaje", he podido reencontrarme, nuevamente, a mí mismo. Aprovechando la soledad y el murmullo musical y glamoroso de la naturaleza. Pasé muchísimos años huyéndole a mi SER ESENCIAL. Me dedique toda mi vida, exclusivamente, a estudiar y trabajar. Me concentré a hacer revolución y tratar de serle útil a los demás. Me olvidé de mi familia y hasta de mí mismo. Hoy me estoy reencontrando con mis ex parejas y con mis hij@s aunque, realmente, es con mis niet@s

Hoy, he vuelto a mí y me he encontrado conmigo mismo: ¡desnudo!

He aprendido labores del hogar y a vivir como si no fuera a despertar al siguiente día. Tal vez, por eso mal escribo tantos disparates. "Antes de que se me olviden" como titularan sus libros mis admirados amigos: Alí Rodríguez Araque ( muy conocido en Venezuela y más allá) y Patrocinio Ararat ( amigo-hermano ex Rector de tres universidades en Colombia y ciudadano ejemplar de nuestra América) o ¿quién sabe si…? Antes que me decida a dar el paso que he postergado desde mi juventud: entregarme por entero a la lucha social y política y olvidarme de todo, incluyendo a mi familia de quienes, por las circunstancias que vive el país, cada día me alejo más.

El día en el que deje de escribir, probablemente, lo habré decidido ¡Por ahora! es una de mis válvulas de escape. No lo niego. Lo admito. Por eso, aunque no sepa escribir como un verdadero poeta, me arriesgo a hacerlo sin temor. He descubierto que hay algo a lo que no lo tengo miedo: a hacer el ridículo ¿Ya me compinflay? Lo descubrí junto a Chávez.

TUVE MIEDO, ES VERDAD, Y AÚN LO TENGO: QUIZÁS…

Por eso, hoy, recuerdo a Félix López, cuando militábamos en la OR y él quería que lo acompañara, en 1974 – antes de graduarme de ingeniero químico– a incorporarnos a la guerrilla. No pude hacerlo, como era mi deseo. Muy poc@s lo saben. Nunca se lo confesé a mis padres. Tuve un pelín de miedo y pensé mucho en ellos y en mis herman@s a quienes quería garantizarles un lugar seguro donde vivir en unidad familiar. No existía, para entonces, la Gran Misión Vivienda Venezuela y menos el Carnet de la Patria y ni remotamente el bendito VeQR.

Mis padres y herman@s, obligados por la necesidad y como a mi padre le había salido un buen trabajo, en Tortolero o Dorsay, y apoyados por mi abuela materna María Sansón, decidieron tod@s mudarse a Caracas, en la populosa Urbanización,"Simón Rodríguez", y así fue como pasé mi juventud- íngrimo y solo, como vivo ahora- en Maracaibo, antes de entrar a estudiar ingeniería química, en la ilustre Universidad del Zulia (LUZ).

Nunca quise ni he querido vivir en la capital de la República: lo confieso. Por eso y no por otras razones, Johanna Carolina y Johanna Félix ni Ana ni el Chia, ni mi extensa familia caraqueña, han podido disfrutar mis locuras y yo sus sonrisas y alegrías. Sé que tengo aún una deuda con ustedes. No me he olvidado. No es miedo. Es rechazo a la capital y amor a la provincia y ahora a San Rafael de Táriba ¿Quién sabe por qué?

Aprovecho para agradecer, nuevamente, a Margarita de Lugo y sus hijos (mis herman@s), Berta Ordoñez y Panchón, Nancy y Gonzalo Negrón que ayudaron a alimentar mi cuerpo y sobre todo me enseñaron a ser bondadoso, generoso y solidario, mientras estudiaba Ingeniería en LUZ. Recordarl@s es emoción infinita en mi corazón y bálsamo invalorable para mi alma y mi espíritu aventurero. Unas lágrimas salen en silencio dentro de mí al recordarles: ¡Muchas Gracias!

CHÁVEZ ME "OBLIGÓ", SIN PERCATARSE, A IRME A CARACAS

Por eso, cuando estuve dos años en Caracas, obligado por la responsabilidad asignada por Rafael Ramírez Carreño (a solicitud de Hugo Chávez), a quien no conocía, para trabajar en el Ministerio de Energía y Petróleo y en PDVSA, para atender los Núcleos de Desarrollo Endógeno, debí hacer un gran sacrificio, personal y familiar, y tan pronto pude opté por regresar al Táchira para complacer y tratar de salvar mi relación de pareja y así poder atender a mi hija menor, Evis Oriana, como merecía. Sin embargo, no fue suficiente y no lo logré: Aún no he aprendido cómo hacer feliz a los demás, sobre todo si piensan que soy yo el que debe hacerlas felices. Hay cosas que no he aprendido y creo que nunca aprenderé: al menos, en esta vida. Me apena pero es la verdad.

Mi permanente irreverencia, rebeldía, actitud crítica o quién sabe si algún juego de poder no develado por mí. Llevaron a Rafael Ramírez, por supuestas órdenes de Hugo Chávez y por los "celos de Elías Jagua"-como él me confesó-, a desmantelar la Coordinación Nacional de Núcleos de Desarrollo Endógeno de PDVSA, cuando se creó el Ministerio de Economía Comunal (MINEC) creado en el 2004, tal vez para poner orden en los variados conflictos entre la Misión "Vuelvan Caras" que dirigía María Cristina y los diversos Núcleos de Desarrollo Endógeno.

¿Qué pasó con ese Ministerio? ¿Qué evaluación podemos hacer de la experiencia de esos esfuerzos por organizar al pueblo alrededor de la Economía? Yo puedo aportar mis reflexiones cuando se me exija.

ME TRATARON DE AISLAR Y LO LOGRARON

El propio Ministro Ramírez Carreño, luego de tratar de "enfriar los celos" que tenían conmigo o con él –no lo sé– María Cristina Iglesias –Ministra, para entonces del Trabajo–, Yadira Córdova – Ministra para entonces de Educación Universitaria– y de Elías Jagua – Ministro para entonces de Economía Comunal – e incluso Jorge Giordani – Ministro para entonces de Planificación y Desarrollo– no se le ocurrió una mejor idea que proponerme ser el Gerente del Proyecto de la Plataforma Deltana, "la cual no acepté". Y no me arrepiento.

Debo confesar y así lo he dicho en otros artículos y lo sabe gente cercana a mí que siempre agradecí y sigo agradeciendo las oportunidades que Rafael Ramírez me brindó, aunque fuera por órdenes de Chávez.

Ese día, incluso, me ofreció disculpas por haberme dejado aislado, por un tiempo largo, mientras se "enfriaba" algo que no supe, finalmente, qué era. No supe si eran "celos" conmigo o con él. O con ambos.

Valoro su gesto. Aunque luego le he retirado mi apoyo. No porque yo tenga un gran peso, sino porque él sabe que le fui leal, hasta ese mismísimo instante en el que decidió traicionar "el legado de Chávez", aunque él y Toby Valderrama lo proyecten en el Presidente Maduro.

NO ANDO BUSCANDO CARGOS Y MENOS "ENCHUFARME"

Cuando decidí no aceptar la propuesta del Ministro y Presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, de irme al Delta y tampoco de quedarme en Caracas, como me exigía la Rectora de la ULAC y el Diputado Filinto Durán Chuecos. Al tomar la decisión, much@s quedaron "loc@s", porque especularon que seguro era que iría para tal o cual cargo y los sorprendí desistiendo de esa posibilidad. Chávez nunca me llamó: esa es la verdad.

Preferí y así traté de convencer a Ramírez de retomar el proyecto de la ESCOLAG. Finalmente, fue la Rectora de la Universidad Latinoamericana y del Caribe, Dra. Olga Durán, quien lo convenció, al solicitarme en comisión de servicios, para que me asignara a la ULAC y así poder dirigir, como en efecto lo hice, el Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG), vivencia que sólo duró como un año porque ella y el Diputado del PARLATINO, su hermano, Filinto Durán Chuecos, se empeñaron que debía estar residenciado en Caracas o en Valencia. Y me negué rotundamente. No y no. Puse el cargo a disposición. Estaba en juego mi estabilidad familiar y emocional y, sobre todo, no quería irme a vivir, nuevamente, a Caracas.

Luego André Eloy Ruiz, actual Vice Ministro de Educación Universitaria, para entonces Rector de la UBV me rescató y luego de proponerme asumiera dirigir la UBV Táchira, lo cual no acepté, él en gesto generoso que siempre le agradeceré aceptó, no sólo firmar un convenio entre la ESCOLAG y la UBV, sino que me pidió en comisión de servicios a Rafael Ramírez, para que fuera al Táchira a impulsar este proyecto con el aval académico y apoyo administrativo de la UBV. Esto duró apenas unos tres meses. Llegó Yadira Córdova y no hubo manera de recibir su apoyo. Una "matusiana" se negaba a apoyar el Proyecto de Carlos Matus. ¿Por qué?

Por eso quien crea que yo ando buscando "enchufarme" o que me nombren en algún alto cargo en Caracas, aún no sabe quién soy y de lo que soy capaz. Sólo lo asumiré cuando sea parte de una decisión de un equipo o colectivo que me lo demande. Como el PSUV, el GPP o, tal vez, más adelante: La Comuna de San Rafael o la ESCOLAG. Nunca por propia cuenta. Pertenezco al pueblo. Por Chávez y por el proceso, di un paso adelante. Sacrifiqué muchas cosas. Dejé a un lado mi zona de confort y mi estabilidad emocional. Me olvidé de mi familia y los abandoné. Esa es la verdad y asumo sus consecuencias. A pesar de estar jubilado de LUZ, desde el 01 de mayo de 1997 y poder estar tranquilo como lo estoy ahora, me he dedicado, durante estos últimos 20 años, a ayudar a Chávez y al proceso que vivimos desde diciembre de 1998.

Este ventarrón me ha llevado a asumir compromisos y hacer sacrificios, de los que no me arrepiento. Sólo pido disculpas a quienes se han sentido afectados por esta decisión. Entre ell@s la mayoría de mis ocho hij@s. Por eso algun@s de ell@s resentid@s y con razón, ni me llamarán el domingo día del padre: lo comprendo. Vine a Maracaibo, exclusivamente, para poder compartir el cumpleaños con uno de mis hijos, a quien amo y no pude ni verlo. Ya me he acostumbrado al desprecio. Sé quién soy.

Aunque Imelda Rincón, diga que soy un excelente padre.

DOUGLAS BRAVO: MI CÓMPITU DEL ALMA

Por eso Douglas Bravo, quien quería nombrarme su albacea en Caracas, como él mismo me expresó, al saber mi decisión, cuando me despedí de él para regresarme al Táchira con su voz ronca y profética dijo:

"Te vas del lugar donde se cocina el poder (Caracas). Sólo viviendo aquí puedes acceder a cargos de alta relevancia. Admiro tu desprendimiento y tu don de gente. Crea allá espacios de libertad para que el pueblo, algún día, levante las banderas de su propia liberación. Busca a Enrique Contreras y cuídate del paramilitarismo en Táriba. Disfruta el verdor de las montañas de Táchira y regresa a la capital cuando te sientas listo para contribuir a la conducción de una verdadera y profunda revolución"

Amén. Cómpitu del alma. Como quisiera abrazarte en este instante. Recibe mi amor. A pesar de nuestras diferencias: admiro y valoro tu entereza y tu entrega. La historia te absolverá. Como a Fidel.

LOS ERRORES SE PAGAN CARO Y YO LOS HE PAGADO

Por un error y mi ignorancia, no logré vivir de nuevo con mi familia y tampoco pude irme a acompañar al comandante Félix a sus andanzas por América Latina, a pesar de que pude lograr reunir suficientes recursos para comprarles un apartamento a mis padres y herman@s, que fue lo primero que hice cuando me entraron "muchos cobres" –con dólar a 4,30– como profesor universitario. Por eso mis padres, agradecidos con mi gesto, siempre decían: "Hugo, ha sido todo para nosotros" A pesar de que les fallé y les pedí, de mil formas, perdón. Hoy, públicamente, aunque ningún@ de ell@s pueda leerme, les ofrezco mis disculpas. Hice lo imposible por resarcir la promesa incumplida. No logré ni lo uno ni lo otro. Aún tengo esa deuda conmigo mismo, con mi familia y con la Patria.

¿La podré saldar? Es posible. Medito, mientras me tomo un buen café en esta mañana lluviosa y tranquila. Sé que soy demasiado exigente conmigo mismo y con los demás. Así soy. Quienes me conocen, de cerca, lo saben. Soy odiado y rechazado por algunas personas y, posiblemente, tengan razón. Soy querido y admirado, inmerecidamente, por muchas otras. Me creen valiente y corajudo. Pero, hay miedos y exigencias que aún no he podido relajar. Los he estado trabajando. Estoy por decidirme.

He querido hablar de mí mismo, mientras hablo de los demás.

NO PUEDE HABER TEXTO SIN CONTEXTO SALVO UN PRETEXTO

Comencé a escribir este artículo, el 30 de mayo de 2018. Hoy es 10 de junio. Malas y buenas noticias circulaban, ese día, por el país: Un día, 30 de mayo, nace un prestigioso y emblemático arquitecto quien nos enaltece: Carlos Raúl Villanueva y se nos informó, con dolor y tristeza, la partida inesperada, producto de la maldad humana, de un cantautor de la Patria Buena: Evio Di Marzo. No tuve la suerte de conocerlo. Al saber de él y de sus andanzas sólo atiné a preguntarme: ¿Por qué no supe antes de él? ¿Por qué el Estado no apoya y protege más a nuestr@s cantautores? Las sentidas palabras del Presidente, los sonetos del poeta Earle Herrera en "El Kiosko Veráz" y otras manifestaciones de solidaridad con sus familiares y amig@s son apenas un consuelo. Hace falta mucho más.

HUGO CHÁVEZ Y LOS CANTORES POPULARES

Recordé que siempre que me reencontraba con Hugo Chávez, lo primero que hacía era preguntarme por los cantores populares, sobre todo por Pilar Luengo. Con quien lo conocí en 1994, recién salido de Yare, en la Casa del Profesor Universitario (APUZ). Cuando él me interpelaba en mi mente y en mi corazón llegaban: José Luis Bermúdez, Aurita Urribarrí y Manuel Pirona… canta autores protestatarios y solidarios, que siguen siendo LA SIEMBRA DE ALÍ. "¿Cómo están los cantores?" Preguntaba Chávez antes de saludarme o al despedirse. "Salúdalos de mi parte", terminaba ordenándome. Nunca supe por qué no aprobó mi propuesta de crear la MISIÓN ALÍ PRIMERA ¿La podrá impulsar Nicolás Maduro?

NI WILMAR CASTRO SOTELDO NI RAFAEL RAMÍREZ CARREÑO

Tampoco pude convencer, de la misma, a Wilmar Castro Soteldo, en febrero de 1999, en Fuerte Tiuna, cuando se me acercó para pedirme que no insistiera y no fuera imprudente porque "no estaban dadas las condiciones" y entre militares no podíamos hablar de esas cosas. Yo no lo comprendí y ahora medio lo entiendo. En esa oportunidad, trabajábamos para crear el Plan Bolívar 2000. Yo trataba de convencerlos de la necesidad del trabajo en las comunidades y de crear las Brigadas "Alí Primera", para capacitar y formar a nuestro pueblo, con el Método ALTADIR de Planificación Popular (MAPP). Y así, darle poder al pueblo.

Tal como se lo había comentado a Chávez en 1994, cuando nos conocimos en APUZ. Allí le hablé de la experiencia, colombiana, que tuve a través de la Dirección General de Desarrollo Comunitario (DIGIDEC) con la cual me había relacionado en mis viajes a Cali, Bogotá y Norte de Santander, enviado como representante de la Maestría en "Intervención Social" de la Escuela de Trabajo Social de LUZ, de la cual era profesor de Planificación.

Le hablé del I Encuentro binacional (colombo-venezolano) de Desarrollo Comunitario que organicé en agradecimiento a las atenciones recibidas en Colombia y porque deseaba continuar en contacto con la organización comunal en ese país. Me parecía más avanzada que la nuestra. Pasaron muchos años (2013) para tener la oportunidad, nuevamente, a través del convenio ESCOLAG e IDEAS, en el Norte de Santander, bajo el auspicio de la Gobernación y las Alcaldías de Ocaña y Toledo, volverme a encontrar, por vía de las Juntas de Acción Comunal, con el trabajo comunal en Colombia. Fue gracias a la confianza y generosidad de un académico y buen ciudadano, ex Rector de tres Universidades en el Norte de Santander, el Dr. Patrocinio Ararat: Hombre excepcional, quien a pesar de nuestras diferencias políticas puso el interés académico, técnico y social por delante de nuestras diferencias. Lo considero mi hermano.

Chávez y yo coincidimos mucho a pesar de mis dudas sobre él: éramos abstencionistas y creíamos en el trabajo comunal y en la necesidad de darle poder a nuestro pueblo. También, en la importancia de la planificación y en cambiar las estructuras económicas, políticas y sociales. En lo que más coincidíamos era en nuestro vínculo afectivo y espiritual con Alí Primera y en los cantores populares, contestatarios y solidarios.

Por eso quedé atolondrado y nunca he podido entender que Rafael Ramírez Carreño, a través del cual le hice llegar la propuesta a Chávez, de la MISIÓN "ALÍ PRIMERA", me dijera: "Chávez no la aprobó". Hoy tengo dudas de que esto fuera verdad. Él y Elías Jagua, también me aseguraron que el Presidente Chávez había dado la orden de cerrar el periódico "Desde Adentro", importantísimo medio de divulgación de la Coordinación Nacional de los Núcleos de Desarrollo Endógeno de PDVSA, que me correspondió coordinar entre el 2004-2005. Nunca pude chequear si eso era cierto. Aún conservo todos los periódicos, inclusive los que salieron "encartados" en "Últimas Noticias" que, al parecer, fue la gota que rebasó el vaso. Tengo, además, grabaciones donde ambos dicen que fue el Presidente quien dio la orden. Esa es otra historia que me he reservado y algún día la contaré. Muchos misterios y secretos, detrás del poder y de quienes gobiernan, no se conocen. Por eso comparto, hoy, algunos de esos "secretos" que pudieran ser útiles a alguien. Especialmente, al Presidente Nicolás Maduro y al propio WACS.

Ojalá, como escuché en el importante programa de VTV, "Librería Mediática", conducido por Ana Alcira Matute, se le brinde apoyo a esos espíritus libertarios que le cantan a la vida en Ciudad Tiuna y ahora, ¡Qué Maravilla! en esa creativa y melodiosa idea: ¡Ciudad Canción! anunciado por la hija de Pedro Bracho, si mi intuición no me falla, mismo a quien sustituí en aquel postgrado en Trabajo Social.

En fin, he tomado este pretexto para recordar cosas pendientes por develar. Es parte del contexto, histórico y actual, en el que voy a reflexionar, en voz alta. No para que se me oiga sino para escucharme a mí mismo y reafirmar el compromiso que, probablemente, llegará.

AL AIRE CON ALFREDO MORA, PRESIDENTE DE CORPOCAFÉ

Hoy, cuando escribo estas primeras líneas, es 30 de Mayo. Son las 7 y piquito de la mañana. Estamos "Al Aire" con dos risueños e inteligentes comunicadores, Dahir Ral y Pedro Yajure, quienes anuncian la entrevista con Alfredo Mora, Presidente de la Corporación del Café, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular de Agricultura y Tierras.

Mientras esperaba ansioso la entrevista, recordé las travesuras y las largas y amenas conversaciones con Alfredo Mora, en los hermosos espacios del Hotel de VENETUR que está a la entrada de Guanare y nuestros encuentros en la Residencia del Gobernador de Portuguesa, mientras compartíamos en los recesos, de los cuatro módulos del III Diplomado en Ciencias y Técnicas de Gobierno de ESCOLAG, que tuvimos la oportunidad de dictar, bajo los auspicios y el aval de la UNELLEZ, dirigido a todo el equipo directivo de la Gobernación de Portuguesa, por gentil invitación del ex Ministro de Turismo, ex Gobernador de Portuguesa y ahora Ministro y Vicepresidente de Economía, Wilmar Alfredo Castro Soteldo (WACS).

Allí participaron, todo su equipo de gobierno, representantes del Consejo Legislativo, entre ellas su Presidenta quien luego debió retirarse para participar en la contienda electoral a la Alcaldía de Araure y ganó. Diputados, contralores, representantes de organismos nacionales e incluso, me alegró y siempre recuerdo con mucho cariño y alegría la participación de Gigi, la inteligente y comprometida compañera de andanzas del Ministro Castro Soteldo. No sé qué pasó: no pudimos continuar ni en Colombia ni en Portuguesa.

Alfredo fue un aventajado participante que hizo equipo con el General Róger Limonche y otros compañeros de aprendizaje. Allí lo conocí y aprendí a apreciar su don de gente y su compromiso patrio. Bonachón, recto y dispuesto a corregir errores, aceptó con su equipo cambiar el enunciado del problema inicial: "Baja producción y productividad de rubros claves del estado Portuguesa", por otro que evidenciaba mejor la problemática que vivíamos: "Alta vulnerabilidad de la producción y productividad agrícola en Venezuela". Estoy hablando del año 2013. Hace 5 años. Desde entonces algunas cosas han cambiado.

Descubrimos, después de rehacer varias veces el FLUJOGRAMA EXPLICATIVO SITUACIONAL, que más del 80% de la producción, de la que se orgullecía el estado Portuguesa –como principal productor en algunos rubros– realmente estaba bajo el control y en manos de productores privados y una buena tajada se iba hacia Colombia.

De modo que no sólo teníamos baja producción y productividad, sino que ni el Estado ni las comunidades lo producían. Fundamentalmente, era producción privada. Y, de paso, lo poco o mucho que se producía se desviaba hacia un mercado externo obedeciendo la lógica capitalista de buscar la mayor rentabilidad para el propietario. El pueblo y sus necesidades no era lo importante para estos productores privados.

¿Cómo dejamos pasar tanto tiempo para darnos cuenta de esa vulnerabilidad? Y si lo sabíamos: ¿Por qué no hicimos nada o muy poco? ¿A quiénes le pedimos cuenta de esta falla? ¿Dónde estaba el Ministerio de Agricultura y Tierras y el de Economía Comunal?

De modo que así como nos tocó, por allá por el año 2008, invitados por MERCAL, demostrarle a la Comisión Estratégica Nacional de Alimentación, al aplicar la metodología del Método PES, que habían NUDOS CRÍTICOS que eran necesario enfrentar con urgencia y hacer un PLAN DE AUTOABASTECIMIENTO SOBERANO, así mismo lo "descubrimos", una vez más, en Portuguesa:

TENEMOS UNA ALTA VULNERABILIDAD ALIMENTARIA.

Y, además, un elevado porcentaje de la distribución y comercialización está en manos de empresas POLAR y de otros monopolios y oligopolios alimenticios, estrechamente vinculados a empresas transnacionales.

Fueron estas, dos experiencias inolvidables (Portuguesa y MERCAL) que hoy quiero recordar, porque estuvieron llenas de aprendizajes, no sólo para los participantes sino para mí. Son tantas las anécdotas que pudiera contar, pero sólo me voy a referir a algunas de ellas porque creo que son pertinentes e ilustrativas y pienso que deben ser tomadas muy en cuenta por quienes les corresponde la altísima responsabilidad de conciliar o complementar: SEGURIDAD Y SOBERANÍA ALIMENTARIA.

Mafias, como diría luego Alfredo Mora en VTV, se han apoderado de este jugoso negocio. Muchos, entre ellos militares de alto rango, empresarios y ex Ministros, han preferido importar, tal vez movidos por las circunstancias y hasta buena intención y con el pretexto de garantizar SEGURIDAD ALIMENTARIA, que hacer esfuerzos -sostenidos e inteligentes- para garantizar una verdadera y eficiente SOBERANÍA ALIMENTARIA. Pudimos haberlo evitado o, al menos, haber reducido el impacto del desabastecimiento y la hiper-inflación a la que hemos estado sometidos, no sólo por "culpa" del imperialismo sionista norteamericano, sino además, por irresponsabilidad e incapacidad nuestra. Así nos cueste y nos duela reconocerlo. La verdad es la verdad. Hemos fallado carajo y no tiene nada que ver con el Departamento de Estado, el movimiento de los planetas, el Mossad, el sionismo o Donald Trump.

Tiene que ver con nosotr@s mism@s: INCAPACIDAD, sobre todo técnica y, en muchos casos, falta de HONESTIDAD.

COMIENZA EL PROGRAMA EN VENEZOLANA DE TELEVISIÓN

Después del acostumbrado "Hola, hola Venezuela", nuestro amigo y compatriota, Coronel Alfredo Mora, forzado al obligado saludo, comienza respondiendo las interrogantes, directas, precisas y obligadas de dos acuciosos entrevistadores. Quienes, apoyados en numerosos mensajes de asiduos oyentes y televidentes, se aprestan a ayudar a descubrir: ¿Cuáles son las razones del alto precio del café? ¿Quiénes establecen ese precio? ¿Es posible revertir el precio y tener un precio justo y accesible? ¿Por qué no se han tomado medidas para bajar los precios?

Mientras Alfredo hablaba y yo terminaba de colar el café de la mañana, vinieron a mí mente varias imágenes de cuando llegué, por primera vez, a este sitio donde me encuentro: la Casa de América Latina y del Caribe.

Lugar donde miles, tal vez millones, de matas y maticas de café de muy buena calidad, rodeaban sus alrededores. Grandes plantaciones de café, como las de Don Abilio Vivas, que fueron menguando producto de la desidia gubernamental y la dinámica de la oferta y la demanda del mercado interno. Campesinos que terminaron vendiendo sus terrenos para construir urbanizaciones como Marbellal, El Bosque, La Colonia, Santa Isabel, la Asociación Civil ORINOKIA y paremos de contar.

Otros, obligados por la necesidad y porque era "más rentable", se convirtieron en albañiles, vigilantes, plomeros y electricistas, en el mejor de los casos e incluso, otros cambiaron de valores y enterraron principios para meterse en el negocio de la gasolina, el bachaqueo y el robo descarado. Últimamente, envían o se van con sus hij@s al extranjero para recibir, aunque sea "platica" y poder sobrevivir. En muy excepcionales casos: algunos retoman las tierritas que aún conservan para continuar la tradición olvidada de "explotar" la tierra para beneficio del "explotador".

Se sabe: La naturaleza, a veces, termina pagando nuestros caprichitos.

LOS PRECIOS DEL CAFÉ LOS FIJA LA MAFIA: ¿POR QUÉ?

Alfredo habló de varios precios, que oscilaban entre 700 y más de 4 millones de bolívares por kilogramo, sino recuerdo mal. Razones: las mafias, los especuladores, los traficantes y contrabandistas hacia Colombia, Brasil y las Antillas, las diferentes calidades del café, los altos costos de producción…y muchas más causas claves que dan para hacer un FLUJOGRAMA EXPLICATIVO SITUACIONAL ¿Cierto Alfredo?

¿Lo han aplicado? ¿Han identificado los problemas prioritarios y los NUDOS CRÍTICOS? ¿Han logrado definir con precisión el Macroproblema con su VDP? Es decir: ¿Han logrado identificar la sintomatología (signos y síntomas) del problema y sus respectivos descriptores e indicadores? ¿Han logrado diferencias las causas genoestructurales o reglas, de las causas fenoestructurales o acumulaciones, de las causas fenoproductivas o flujos de producción?

No te olvides la diferencia entre ellas, porque eso nos permite o les permite a ustedes saber cuáles son más difíciles de enfrentar que otras. Supongo que no tengo que recordártelo. Eres buen entendedor.

Lo que si me pareció claro es que identificaste algunos de los actores claves influyentes y su grado de participación: Mafias de contrabandistas y acaparadores, especuladores, dueños de torrefactoras, productores individuales y asociados, suministradores de insumos como Pequiven y no mencionaste: ¿militares infiltrados y mala gente: corruptos?

Por tus palabras me pareció que sí lo han hecho: me alegro. Y los felicito. Me pareció que van por buen camino. Sigue adelante. Necesitamos café en nuestras mesas que sea a un precio justo y razonable y de buena calidad, aunque no sea de Aragua, donde tú naciste.

CONTINÚAREMOS… Parte II



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1220 veces.



Hugo Moyer Agostini

Profesor Titular de LUZ. Ing. Químico . Maestrías en Macroeconomía y Planificación de Desarrollo y en Creatividad Aplicada Total. Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG).

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a264693.htmlCd0NV CAC = Y co = US