El esclarecedor discurso de la proclamación de Maduro

Más allá de la tolvanera que cubre las elecciones últimas, por sobre su dudosa calidad que bastante se ha discutido, se analizan las elecciones, pero no se habla de la sociedad que ellas dejaron, y menos el gobierno que de allí surgió, no se habla del futuro: ¿Qué hará el gobierno? Con esta visión nos acercamos al discurso del presidente electo.

El discurso asusta. Estuvo lleno de frases hechas, de palabras inconexas, repetidas. Sin embargo, se pueden señalar algunos trazos importantes. Primero, el gobierno sigue viviendo en madurolandia, la visión de país, de las elecciones es fantasiosa. En algún momento el inconsciente se rebeló y el presidente afirma que con el sueldo no se puede vivir, que la gente está "pariendo". No se reconoce la profunda crisis que como nunca antes sufre el país, no se reconoce la emergencia que vivimos. El otro aspecto importante es la clara percepción de que el gobierno no sabe qué hacer, no tiene plan, regresó a aquel recurso de pedir propuestas, y del diálogo como panacea. Se forma una comisión internacional para los asuntos económicos, es decir, se legaliza a los asesores extranjeros que ya han fracasado.

El discurso fue esclarecedor y significa un reto para todos. El gobierno no sabe qué hacer, por lo tanto no puede ejercer, lo que hace es bailar como un trompo zarataco. Además, en estos cinco años se ha educado a la sociedad en el clientelismo, el populismo; no se preparó, no se organizó para la calamidad que se avecina.

Esta es la situación, el diagnóstico que se desprende del fallido discurso: el país está sin gobierno, el gobierno es sólo una cáscara sin contenido, y sin masa capaz de enfrentar las calamidades que se avecinan. Es urgente reparar la situación, ese es el reto para los dirigentes revolucionarios. Deben enfrentar este desastre con urgencia.

La solución del capitalismo es una dictadura fascista, disfrazada de pseudodemocracia quizá, pero altamente represiva, entregar el país a las trasnacionales, perseguir a los líderes que pueden dirigir la resistencia a su restauración, reprimir con sangre las protestas de los humildes.

El gobierno no tiene soluciones, el petro, la constituyente fueron flor de un día, se ahogaron en el tremedal de la improvisación, ya no tienen a quién culpar, las frases huecas ya no ocultan a la incompetencia.

Los chavistas auténticos tienen el compromiso con la historia, con el Comandante de no dejar perder su sueño, todo no puede terminar en este desastre, la Revolución no puede morir sin nadie que la defienda, sin disparar una acción, la tumba del Chavismo no puede ser esta incompetencia.

Aquí hay recursos humanos y materiales para impedir la debacle. Que los mejores del Chavismo se unan, que se constituya una junta de rescate formada por los mejores, que se desaloje del poder a los fracasados convictos y confesos, que comience un proceso de sanación ética de la masa. Es urgente tomar medidas, el tiempo corre, los planes de la derecha externa se desarrollan, los gringos y los europeos acechan, la crisis económica y ética se agrava cada minuto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5977 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a263740.htmlCd0NV CAC = Y co = US