Del optimismo ingenuo al pesimismo crónico

El pasado jueves 17 de mayo 2018 pude asistir a una segunda convocatoria del Observatorio Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación - ONCTI - gracias a mi destacado amigo el inventor e innovador, Rixcis Brito Alcalá, de quien hice mención en su momento, junto al Ing. Mecánico, Luis Marino González, premio nacional de inventiva tecnológica, en un artículo publicado el día 08-05-17 en la página de Aporrea, titulado: "Dos personajes de la Venezuela Potencia" (https://www.aporrea.org/actualidad/a245603.html) él me hizo conocer de esta reunión, acudiendo a ella solo con la finalidad de recoger algunas imágenes e intervenciones para la realización de un trabajo de cine documental, como objetivo académico para uno de mis hijos universitarios. En esta ocasión me vino a la memoria una de las tantas reuniones donde he participado con el llamado movimiento afrovenezolano, con los afrodescendientes interesados en lograr un reconocimiento mas allá de las individualidades, donde de igual manera se habla de independencia, soberanía, desarrollo nacional, asi como de otros temas de interés general, con mucho optimismo ingenuo coexistiendo con el pesimismo crónico, de muchos que desde importantes cargos y posiciones, no han podido ni han querido darle un realce participativo, preocupándose por su debida y requerida visibilización, a este importante segmento de la sociedad venezolana, pues en este caso se trata de realizar la conformación de una red de innovadores.

Aproveche la ocasión para hacer una intervención donde expuse una iniciativa nacida el año pasado con la intención de dar a conocer a la Asamblea Nacional Constituyente, una propuesta referida a los Jubilados Productivos donde coincidencialmente estaban allí presentes algunos de los que suscribimos un manifiesto que tentativamente pretende dar estimulo a muchas personas de la tercera edad en condición de jubilados y pensionados con ganas de continuar contribuyendo y aportando al país, con parte de sus esfuerzos, en muchos casos poco reconocidos y con mucho interés renovado en hacer sentir también algunos personajes ya fallecidos y personas que desde hace mas de 40 años se han venido paseando del optimismo al pesimismo con sus respectivos retornos. Era obligatorio hacer referencia al I Congreso de Tecnología Popular realizado en enero del año 1986 en la ciudad de Mérida, con el patrocinio de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de los Andes - ULA – lográndose concretar y lograr acuerdos a múltiples discusiones de años anteriores con la puesta en marcha de iniciativas tecnológicas invisivilizadas hasta esa fecha, algo similar y equivalente a lo acontecido en el medio cultural con El Congreso Cultural de Cabimas, realizado en diciembre del año 1970 en el estado Zulia.

Luego del reconocimiento de Don Luis Zambrano, la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología con la nueva constitución (CRBV-1999), sus diferentes entes adscritos, los Fundacite’s en cada entidad federal, las diferentes fusiones de programas y proyectos, la Misión Ciencia, Vuelvan Caras, Saber y Trabajo, la ley Orgánica, el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología y muchas otras iniciativas, han ocurrido múltiples cosas que se han quedado a medio andar, donde el inventor-innovador pareciera estar en este momento, en el mismo lugar, pero en un escenario lleno de dudas e incertidumbre, alimentado de estas dos patologías extremas del optimismo y del pesimismo, por ello tomando la paradoja del vaso de agua medio lleno o medio vacío, como la expresión "DANTAWONO" de nuestros hermanos indígenas Yekuana del Alto Orinoco, hay mucha tela que cortar y muchas aguas que navegar en este inmenso rio que es la Venezuela dejada por el comandante presidente Hugo Chávez Frías.

De la intención de reunir y convocar estos diferentes actores y actoras el 4 de diciembre del año 2012 gracias a La Comisión Permanente de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Asamblea Nacional y del para la época Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación (MPPCTI) se realizó el "1er. Encuentro de Innovadoras e Innovadores, Inventoras e Inventores Populares", en dicho encuentro se presentaron proyectos en el marco de la soberanía tecnológica de la República Bolivariana de Venezuela" desde este momento se comenzó un nuevo ciclo que perdura hasta nuestros días, con ello la iniciativa del Frente Bolivariano de Investigadores, Innovadores y Trabajadores de la Ciencia y la Tecnología - FREBIN - quienes también han convocado a hacer frente a la guerra económica en los diferentes espacios donde tienen presencia, donde ya cuentan con un documento político conceptual y una declaración ante la realidad política venezolana del año 2011.

En lo personal, creo ya superada estas patologías por medio de la auto sanación como remedio y la experiencia acumulada por los años, de paso la asistencia de jóvenes fue casi nula, para mí, cuestión mucho más grave, puesto que al igual que los planes de semillas no han dado los resultados esperados, es muy preocupante el éxodo de valiosos talentos humanos, que aquí se han formado y que no se conforman con las bonificaciones existentes (San Bonifacio) ni para muchos adultos mayores calificados, aunque se les ofrezca una especie de chamba senil para igualarse y buscar como en mi caso el complemento del bono alimentario perdido al pasar a ser jubilado del MPPEUCT, el ente rector de todo lo que he venido comentando anteriormente. ¿Tendré razones para ubicarme dentro de los pesimistas crónicos?. Esperamos el resultado de las próximas elecciones presidenciales, sin embargo creo que con amor y maíz defenderemos la patria (https://www.aporrea.org/desalambrar/a221766.html)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2306 veces.



César Quintero Quijada


Visite el perfil de César Quintero Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: