No basta votar, maxima previsión ante el peligro de una fiera herida

Es la noche del domingo 20 de mayo del año 2018; el país entero, los gobiernos de América Latina y el Caribe, Estados Unidos, Europa, Rusia, China, Asia, África, en fin el mundo estará pendiente del proceso electoral venezolano. Los rectores se acercan presurosos al presídium para anunciar los resultados, los corazones palpitan, cada vez con más fuerza, en la medida que la Presidenta del CNE se acerca, todas las cámaras disparan sus flashes, luego de los primeros aplausos nerviosos, se hace un silencio sepulcral. No existe ninguna duda que se anuncie el triunfo del Presidente Maduro, que romperá el silencio y ahora los aplausos serán firmes, frenéticos y emocionantes.

Para ese momento el Departamento de Estado, debe tener las proyecciones electorales y en espera de ejecutar sus próximas acciones directas o encubiertas, también habría decidido, si continúa con desconocimiento de las elecciones, para lo cual ordenaron a una parte de la oposición llamar a la abstención, u otras operaciones a desarrollar. Ahora bien en cualquier escenario el Presidente Maduro gana, así que, la tarea no solo es ganar, sino, ganar con amplio margen y lo más importante, con un nivel alto de participación, pero además todos los votantes debemos estar dispuestos a tomar la calle, a defender los resultados y demandar del Presidente reelecto la solución de los problemas, principalmente el económico.

De ganar con amplio margen y nivel de participación superior al 50%, como se espera, señalado por todas las encuestas serias y la gran participación en las concentraciones del Presidente Maduro en todo el país, el peligro se cierne sobre la patria, por la reacción natural de una fiera herida, no dispuesta a dar un paso atrás en la restauración de neoliberalismo en América Latina y el Caribe, bajo la égida del gran capital financiero transnacional; solo la unificación y movilización de todas las fuerzas emancipadoras, a pesar de las diferencias, podrá constituirse en una máxima previsión en este o en cualquier otro escenario.

Por otra parte, geopolíticamente nuestro enemigo principal, pareciera estar muy ocupado reparando daños, entre otros, los provocados por el franco retroceso de su agresividad contra Corea del Norte; el retiro del acuerdo nuclear de Irán; así como, de su fracaso ofensivo en Siria; tampoco tienen una situación favorable los países que forman parte del ingerencismo en Venezuela, tal es el caso de Colombia, Panamá, Argentina y Brasil.

Si a esta situación le agregamos las condiciones en que se encuentra la oposición venezolana; débil, dispersa y con muy poca puntería, se configura un entorno favorable que deberíamos aprovechar para redireccionar el rumbo del proceso revolucionario venezolano, radicalizar el socialismo, acorralar la burocracia y la especulación, reducir drásticamente la corrupción y formular políticas económicas cambiarias, fiscales y monetarias que devuelvan la esperanza a la población venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1507 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roger Lázaro

Roger Lázaro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a263194.htmlCd0NV CAC = Y co = US