La oposición se quita la careta

"Una de las grandes batallas de la Revolución es la revolución moral, para reinstalar los valores y la dignidad del ser humano"

Hugo Rafael Chávez Frías (Misión Negra Hipólita, Teresa Carreño, 14 de enero de 2006)

La Revolución Bolivariana desde su llegada al poder con el Comandante Hugo Chávez en diciembre de 1998, ha atravesado varias etapas y ha soportado las más duras pruebas en su lucha contra el imperialismo, representado en Venezuela por una oposición lacaya y neoliberal.

Nuevamente el pueblo venezolano, bajo las más duras circunstancias y asediado por una guerra económica que socava las bases de toda la sociedad, se enfrenta a una nueva prueba a través de las elecciones del venidero 20 de mayo.

A través del voto nuevamente nuestro país busca la continuidad de un gobierno revolucionario ahora bajo la batuta del Presidente Nicolás Maduro Moros, quien busca la reelección.

Para llegar al actual proceso Venezuela ha tenido que atravesar circunstancias difíciles y momentos signados por la violencia (guarimbas), el llamado al diálogo y hasta el consenso chucuto de la oposición, para participar en el actual proceso electoral luego del fracaso de la MUD en República Dominicana.

Con una oposición fragmentada y representada por líderes que han quedado "secos" en el camino (Mary Cory, Ramos Allup, Julio Borges, Henrique Capriles, Leopoldo López, etc.) ahora esta misma oposición (mutante) renace de las cenizas como el ave de fénix y ofrece nuevas caras.

La oposición venezolana, sin pena ni gloria, se quita la careta y por fin se declara abiertamente un perrito faldero del imperialismo y de sus órganos operadores; el Departamento de Estado, Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Ante el enredo de sus líderes naturales - muchos desgastados y traidores a su propia causa - surgen nuevas figuras que no por azar han salido a la palestra a competir contra el liderazgo del hijo de Chávez, el Presidente Nicolás Maduro Moros, quien va por la reelección con su Plan de La Patria 2025.

Es inverosímil el aval que esconden los rivales de la Revolución Bolivariana. Todos salidos del ala de un sombrero de un mago de circo, ahora todos ellos muy demócratas (al estilo norteamericano, bajo la sombra de Trump) esbozan abiertamente sus programas de gobierno con tinte neoliberal y capitalista y ofrecen dólares a granel.

Sólo basta revisar los discursos de los candidatos Henri Falcón (Avanzada Progresista, AP, MAS y Copei); Reinaldo Quijada, partido Unidad Política Popular (UPP89); Luis Alejandro Gatti (candidato independiente); Javier Bertucci, pastor evangélico y líder del Partido Esperanza por el Cambio (PEC) todos ellos enfrentados a Nicolás Maduro Moros, líder del Frente Amplio de la Patria (PSUV, PPT, PCV, UPV, ORA, Tupamaros, Somos Venezuela, MEP, Podemos, etc.)

Ahora cuando el debate está en plena efervescencia se nota de que están hechas las costuras de los postulados, a pesar de que los rezagados claman por la abstención y suspiran por una invasión norteamericana, en sus sueños de repetir el guion gringo de Chile, Afganistán, Iraq, Libia y Siria (en pleno desarrollo como diría Walter Martínez en su Dossier)

No es concha de ajo lo que estamos enfrentado en la presente contienda electoral, porque detrás de ella se esconde una mano peluda, la cual todavía acepta las reglas de un sistema democrático como el venezolano - aunque ya no a su medida - pero que todavía permite inscribir trabucos perdedores o de dudosa trayectoria gerencial, así como sesudos pastores, encantadores de serpientes y fraudulentos y también aquellos, como los que bajo la supuesta sombra de un chavismo trasnochado, se prestan a los más oscuros intereses, para destruir la Revolución Bolivariana.

De todo hay en la Viña del Señor y a las puertas de unas nuevas elecciones en Venezuela, el pueblo venezolano bajo la mirada de los ojos del mundo, se prepara para vivir una nueva batalla por la justicia, la dignidad y la soberanía de una República que decidió a ser libre y estar muy lejos de las ataduras de cualquier imperio que se atreva a pisar o a mancillar el suelo de la Patria de Bolívar.

No es nada fácil para un pueblo acosado por el hambre de una de las peores guerras económicas e hiperinflación inducida, sacar su fuerza redentora para salvar la Revolución Bolivariana. No está en juego el próximo 20 de mayo sólo la elección del Presidente Nicolás Maduro - heredero de Chávez - sino la salvación misma de una Revolución, la cual señala el camino y marca la pauta a la gran Patria Latinoamericana y de los pueblos rebeldes del mundo que buscan su liberación definitiva del capitalismo salvaje y depredador.

Ya antes de la decisión soberana del pueblo revolucionario de Venezuela en las venideras elecciones, se comienzan a caer las caretas a los candidatos del imperio quienes asoman sus verdades ocultas y a medias, donde expresan abiertamente lo que traerán a los venezolanos si resultan ser ganadores.

No es nada nuevo lo que ofrecen los perritos falderos del imperialismo. Sólo afloran sus sueños como títeres al más desgastado estilo de un Juan Manuel Santos de Colombia, Temer de Brasil o de un Macri de Argentina; por ello debemos vernos en ese espejo, para así adivinar el futuro que le esperaría a Venezuela con un gobierno en manos de su candidatos de esta derecha retrógrada y desgastada.

No la tenemos fácil pero ante las enseñanzas y el legado del Comandante Chávez de "unidad, lucha, batalla y victoria", el pueblo venezolano derrotará el hambre y a los saqueadores, quienes a través de sus títeres y payasos se aprestan a recoger la cosecha de una guerra económica montada por los verdaderos dueños del circo; el imperio norteamericano, la Comunidad Económica Europea, la OTAN y la burguesía cipaya que representa sus intereses en Venezuela.

La prueba será superada y la Revolución Bolivariana enarbolará sus banderas de dignidad y justicia en la Patria Grande y en el mundo el próximo 20 de mayo. Las voces se alzarán unidas para gritar con fuerza, un día después: ¡Alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina! ¡Venceremos!

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1769 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: