Delcy mujer de convicción

Grandes recuerdos me quedan de mi madre. Uno de ellos era: "Cuando yo me propongo algo o lo cumplo o me escondo para no ser vista otra vez"

Gran ejemplo a de la señora María, mi madre. Por eso escuchar y leer a esta joven mujer llamada Delcy Rodríguez, da optimismo. Que alguien nos de fuerza y fuerza moral para mantener la fe humana es algo que debemos agradecer, sobre todo el poder político en manos de la Revolución Bolivariana, porque es un principio que ha costado mucho.

Para algunos Delcy abusa de prepotencia, pero no es cierto; es algo que ella, creo, lleva en su espíritu de revolucionaria. Su padre con quien tuve la suerte de intercambiar palabras en mis días de cartero allá en Caricuao (Yo le llevaba la correspondencia a su "concha" en un bloque de la UD3 y en dos o tres oportunidades intercambió palabras conmigo que era un casi muchacho, guiado por sus mismos instintos de ver en mi país un sistema social que cumpliera con los deseos de quienes alguna vez lucharon por la emancipación de Venezuela del yugo español.

Delcy pone énfasis en su oración verbal y se emociona a cada paso que da por sobre el suelo de a Asamblea Constituyente. Camina con seguridad, se planta como un árbol inamovible que espera conseguir la carga anhelada para cumplir con su labor en la tierra. Delcy quiere seguir los pasos de su padre y en su esperanza tal vez quiera ir más allá de lo normal, pero aceptamos que es natural en los seres como ella que no son instalados por las circunstancia sino por la justicia natural.

Delcy habla con claridad respetuosa. No le escuchamos una palabra que ofenda, que agite las neuronas del enemigo político, que no fortaleza el escánalo aprovechador mediatez al servicio de lo foráneo, Delcy habla y en su sonido vocal va impreso el pensamiento después de haber cruzado por una lupa anti gazapo, Delcy a veces nos aturde, pero cuando la escuchamos decir que NO ENTREGAREMOS EN PODER POLÍTICO nos la figuramos en traje de combate con arma presta y lista para cumplir con lo prometido a la revolución, Patria o Muerte. Nos gusta la aptitud de esta dama atrapada en la vorágine de un país político al que le ha costado ser bien dirigido, en bienestar del pueblo .

Delcy sabe lo que dice, Creemos en ese tipo de persona que va por ahí detrás de una sonrisa, de una esperanza, de una realidad y que entiende con mucha claridad que perder el poder podría ser acabar con los sueños de aquel que un día de febrero irrumpió contra lo que creyó malo e implantó una esperanza. Delcy es hija de esa esperanza, ella nos obliga a ser seguidores de esa nueva generación de mujeres que aparecen en cada rincón de nuestro país izando sus rostros al viento para volar con él. Bien por Delcy la rebelde mujer de la Constituyente



Esta nota ha sido leída aproximadamente 707 veces.



Angel V Rivas

Limpiabota, ayudante de pintura, articulista, Productor Nacional Independiente, editor de El Irreverente. Animador del programa Gigantes del Romance, autor del libro Pacto Satánico y poeta en estado de frustración.

 legavicenta@gmail.com      @legavicenta

Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: