Para ser más feliz hay que robar y matar más

Este es mi opinión.

Desde que Chávez murió le decadencia social, la delincuencia, los asesinatos, los secuestros, las matanzas, de todo, han aumentado de manera vertiginosa.

Esto no se puede comprobar con cifras ya que el gobierno de Maduro no produce estadísticas excepto cuando le conviene, pero todos nosotros quienes vivimos en Venezuela sabemos lo que está ocurriendo, sabemos que la delincuencia y la barbaridad en general, la decadencia social, ha estado aumentando gravemente sin cesar desde hace alrededor de 5 años, y sigue así.

¿Por qué ha estado ocurriendo esto?

Bueno, aunque no haya manera inmediata de comprobarlo, en mi estimación, este aumento tiene mucho que ver con Nicolás Maduro, el actual presidente de Venezuela.

Me explico …

Pero antes de hacerlo, quiero mencionar una realidad reciente en Venezuela, particularmente para el beneficio de los lectores que viven en el exterior.


EL ROBO

Yo nunca he robado nada en mi larga vida ya que no creo en las posesiones, entonces por ende, tampoco creo en el robo, pero a partir del 2018, aquí en Venezuela, he decidido que ahora sí estoy 100% dispuesto a robar lo que sea cuando lo necesite hacer, sin una gota de remordimiento.

No lo he hecho todavía, pero veremos.

¿Qué pasó?

¿Cómo pude "cambiar" de concepto de vida así tan de repente?

Bueno, hoy en Venezuela --- y esto lo pueden averiguar con cualquier persona que vive aquí ---, básicamente no existe nada que uno compre que no tenga algún elemento de robo en algún lugar de la cadena de venta, reventa, y adquisición.

En otras palabras, cada cosa que uno compra, sea un medio kilo de caraotas (frijoles), un paquete de 250 gramos de azúcar, aceite para los carros, aceite para cocinar, ropa, medicina, o lo que sea, fue en algún momento acaparado, escondido, especulado, revendido "mil" veces, reducido, diluido, alterado, adulterado, traficado, y cosas así.

Cada persona en la cadena entre la producción o la importación y la venta final se ha robado algo.

El aduanero ha tomado su parte, el agente de aduanas también, la compañía de seguros, la empresa que alquila los contendedores, le empresa de transporte, el jefe del deposito, el camionero, la GNB en las alcabalas (puestos de control), el prefecto de la municipalidad, la policía local, todos han sacado su porción … pero por supuesto antes de que nosotros los pendejos e inocentes pudiéramos hacer lo mismo.

Entonces, he calculado que todo lo que uno compra hoy en Venezuela es básicamente robado, de alguna forma.

Esto significa que mi concepto de no robar no puede aplicarse.

Yo, como todos, ahora estoy comprando todo robado, lo que significa que robar es la norma, que cada vez que compro algo estoy apoyando y proliferando el robo, entonces si debo hacerlo, bueno, yo también voy a robar, así como todos los demás.

Yo no voy a ser el único pendejo inocente del país, no señor.

Bueno …

¿Cómo llegamos a este punto de decadencia social tan agravada, tan rápidamente, en solo 5 años?


LA RESPONSABILIDAD DE NICOLAS MADURO

Antes, como en cualquier parte del mundo, existía el robo y la delincuencia, y la violencia asociada a ella, pero nada como lo que existe hoy aquí en Venezuela, donde un joven de 15 años de edad puede matarte para robarte un teléfono, o te pueden secuestrar en tu propia casa y matarte a machetazos para robarte un poco de comida.

¿Por qué está ocurriendo esto?

Bueno …

En mi estimación, gran parte de la responsabilidad cae sobre Nicolás Maduro porque desde que él fue electo presidente de Venezuela él no ha parado de hablar de dólares y prosperidad, en conjunto con el concepto de la felicidad, o sea:

prosperidad = felicidad

Básicamente, la manera que entiendo a Maduro es que si uno tiene menos, entonces uno es más miserable que alguien que tenga más, o, lo más que uno tenga, o sea, lo más que uno prospere, lo más feliz que uno será.

En mi evaluación (de Maduro), si yo tomo cocuy de penca --- aguardiente artesanal hecho de la cocuiza ---, y si él toma whisky añejo de 18 años importado de Escocia, bueno, entonces él sería más feliz que yo, y por ende él sería también "más mejor" que yo, él seria más próspero o más valioso que yo, y yo más miserable, más pequeño, más feo, más nada que él, o algo así.

Cada vez que Maduro habla de prosperidad --- casi todos los días ---, eso es lo que yo interpreto, y eso, que soy una persona bastante educada, con mucho conocimiento, y con una capacidad intelectual bastante elevada, o sea, no soy un idiota (aunque a veces sí lo soy).

Tampoco soy un criminal, o un corrupto, o un ladrón (todavía), ni soy un delincuente, ni tampoco una persona que busca "las buenas cosas de la vida" o los lujos, o vicios, ni tampoco me interesa aparentar así como le gusta tanto a Maduro el "fabuloso prepotente," pero …

… así es que interpreto lo que dice Maduro:

Para ser feliz hay que tener más.

Entonces …

Imagínense todos los funcionarios corruptos, banqueros, comerciantes, delincuentes y criminales, y los pobres jóvenes sin nada de Venezuela (hay muchos) …

¿Cómo creen ustedes que ellos interpretarían las cosas que Maduro dice directamente o indirectamente con respecto a la prosperidad y la felicidad?

Muy sencillamente, me imagino que ellos piensan que para ser feliz hay que ser próspero, así como "dice Maduro," entonces hay que robar, y hay que robar más para ser más feliz, y, para muchos de ellos, particularmente para los que tienen mucho menos (es decir, los que son más infelices por tener menos), bueno, entonces, si uno tiene que matar más para poder robar más, para poder ser más feliz, bueno, entonces, que así sea.

Para ser más feliz hay que robar y matar más.

Esta fue mi opinión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1528 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a260088.htmlCd0NV CAC = Y co = US