Reflexiones en positivo

No podemos dejar solo al presidente

Una situación que debemos tener presente y es ineludible es que no podemos dejar solo al presidente en esta campaña. Tenemos una meta muy ambiciosa que cumplir, y aunque ya muchos están flaqueando en cuanto a los diez millones, podemos escuchar hablar de los ocho y hasta los siete millones, y no podemos dejar que la cifra de votos alcanzados sea en ningún caso inferior al 50% del registro electoral permanente.

Otro asunto que es importante recordar es que en el mejor momento de una elección para este proceso que fue el 15 de agosto de 2004, cuando se definía el destino del proceso, se logra apenas superar por poco los seis millones de votos a favor del presidente, desde allí en adelante es mucho el que se ha sentido desatendido y que piensa, con o sin razón, que los revolucionarios no los hemos atendido en sus pedimentos, lo cual los conduce a desencantarse y aunque no vayan a votar por la oposición, no desean asistir a las urnas electorales y eso hace cuesta arriba el logro del objetivo. El objetivo no es otro que obtener una votación tan alta que no deje espacio a la duda e impida que quienes manejan las marionetas de este oposicionismo puedan realizar con eficiencia una campaña de desprestigio del proceso venezolano y de su líder. Por ello es necesario retomar la calle y realizar un trabajo de hormiguita hablando con esas personas que manifiestan que no asistirán a votar no importa a quien respalden, y mejor si lo hacen por la oposición, y mucho mejor si logramos convencerlos de asistir y respaldar al presidente en su reelección.

Tendremos que vencer varios mitos, todos ellos generados u cultivados desde la cuarta república, uno de ellos es que solo los actos de masa ganan adeptos, yo no lo creo porque en muchas oportunidades son los mismos quienes asisten, personas ya convencidas y dispuestas a apoyar al presidente; otro de esos mitos es que la campaña se hace en la sede y no afuera, no señor quienes asisten y calientan los comandos de campaña ya están ganados y sería gastar pólvora en zamuro tratar de convencerlos; otro mito es que solo con grandes grupos y un papel se puede ganar adeptos, eso no es verdad, de serlo medio mundo sería Testigo de Jehová porque ¿a quien de nosotros no nos han dejado el mensaje y no por ello asistimos a su iglesia o leemos su Biblia?.

Es muy importante el contacto de manera persistente con quien manifieste no querer ir a votar o ser de la oposición o no estar interesado en estas elecciones, sólo con ellos es posible incrementar la cifra de votos alcanzados en procesos anteriores, con los mismos de siempre tan sólo podremos emular la mejor de la votación en el mejor momento de nuestro proceso.

La mejor campaña que podemos realizar es llevarle la obra de gobierno con conocimiento y con la verdad por delante, sin mentiras para que podamos darle respuesta cierta a las inquietudes y argumentos que nos puedan presentar quienes conversan con nosotros, sin ofender ni hacer referencia a otros candidatos, no hacerles un espacio a otros candidatos en nuestras disertaciones…

Otro elemento que puede resultar determinante en nuestro desempeño en la campaña es que mostremos con orgullo la gestión presidencial y resaltar el hecho de sentirnos orgullosos del presidente y su gestión de gobierno. Los temas que podemos abordar son muchos, por ejemplo, los logros en educación para el pueblo, la alfabetización de más de millón y medio de venezolanos, el premio dado por la ONU al método yo si puedo como mecanismo de alfabetización, la transformación paulatina de las escuelas en escuelas bolivarianas con atención a los niños y jóvenes mañana y tarde, con bibliotecas de aulas, con centros de computación que ahora llegará al preescolar, la misión Rivas que le permitió a muchos estudiar de nuevo para lograr el título de bachiller y la misión Sucre que ha llevado a las aulas universitarias a más de cuatrocientos mil estudiantes y muchos de ellos becados, barrio adentro I, II y III, mercal, vuelvan caras, el desarrollo del cooperativismo como forma de organización y de trabajo comunitario, atención a vías nacionales descuidadas en gobiernos anteriores, los metros, el tren y tantas otras. La participación del pueblo en la toma de decisiones que afectan a sus comunidades a través de los consejos comunales. En fin son muchos los temas de los cuales podemos conversar y que pueden ayudarnos a convencer de votar a los indecisos y abstencionistas, pro sólo si lo hacemos con firmeza y la verdad por delante. Algo que le molesta a la gente es que muchos politiqueros han hecho de la política el arte de mentirle al pueblo, y eso se debe revertir…

siglea@cantv.net
lealsig@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2593 veces.



Sigfredo Leal Levy


Visite el perfil de Sigfredo Leal Levy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: