Lucha clasista vs. Lucha entre partidos políticos

El liderazgo del Psuv, a pesar de ser un partido socialista, por ejemplo, sigue tratando a los opositores actuales igual que a los tradicionales de la pléyade de partidos políticos que desde un principio se enfrentaron unidos para fallidamente vencer al candidato Hugo Chávez.

Esos partidos propios de la IV República y de más atrás se llevaron por delante al "cacique" Alfaro Usero y a la Alcaldesa y a la Miss Mundo de marras; híbrida unión que consideraron necesaria para asegurarse que el pobre sabaneteño y ex tenientico fuera derrotado, aunque guardaban la esperanza de sobarle el ego como ha sido la política burguesa con los proletarios destacados para corromperlos desde el huevo.

El grueso de los Presidentes "democráticos" de Venezuela ha procedido de gente humilde o pequeño burguesa, a lo sumo, a quienes la alta burguesía ha manejado a su antojo porque siempre y con escasas excepciones "no aguantaron 2 pedidas". Eso de que gente de la alta sociedad asuma directamente el gobierno, salga por TV y se retrate en grupo jamás ha sido su característica más notable. Por lo general, ha contado con verdugos, con adulones, con pequeños burgueses carentes de moral alguna. Los ejemplos están allí en la actualidad.

Así, ahora tenemos un gobierno fabricado con mucha delicadeza por el Presidente Hugo Chávez con intenciones a mediano plazo de que insurjamos y establezcamos un nuevo modo de vivir viviendo, donde vivamos para trabajar y no lo contrario que es lo que ha hecho hasta ahora el proletariado. Lleva por lo menos 300 años haciéndolo desde que apareció la fabricación de mercancías con mano de obra asalariada.

Hoy, en líneas gruesas, tenemos una suerte de mercantilismo con cargo al Presupuesto Nacional medido en Bs.F fiduciarios per se., y la producción nacional privada, no se adecua a la demanda, si bien es favorecida por el Estado, y la "socialista" está básicamente dirigida a los CLAP que hoy son la mira todos los enemigos del su éxito como fuente industrial de bienes y de su correspondiente distribución libre de los vicios burgueses, crematísticos.

La producción privada suele ser ralentizada y sobre ella priva el acaparamiento, el contrabando de extracción amparado por corruptos que como atavismos siguen enquistados en el comercio nacional, en cargos burocráticos a los que llegaron con la locomotora "Chávez" cuando amplia y apodícticamente derrotó las alianzas partidistas, finales del siglo XX.

Así, pues, hoy hay una incipiente lucha clasista burgo-proletaria disimulada de parte y parte como lucha política y por tal razón viene expresándose por la vía "democrática" o mediante elecciones libres donde, a todas luces, la clase capitalista reconoce que "no lleva gane" y en consecuencia viene recurriendo a estrategias y acciones no convencionales como la presente guerra fratricida entre comerciantes y su clientela. Es una lucha mercantilista donde el trabajador está sufriendo las bajas de sus bolsillos y hasta de sus propias vidas. La praxis misma dará cuenta de estos fuertes entuertos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 222 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel C. Martínez

Manuel C. Martínez

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a259311.htmlCd0NV CAC = Y co = US