Delcy Rodríguez y sus chicas súper poderosas de "Somos Venezuela"

Pienso, requeté pienso y no logró entrarle a esa iniciativa de Maduro, quien no es muy ducho que digamos en lo económico y muchas tantas cosas del gobernar, pero si relancino en tirar paradas o recrearse en maniobras como ésta este de crear el partido "Somos Venezuela" para intervenir en las próximas elecciones presidenciales y hasta quizás dirigida también hacia adentro. En verdad, fue atrevido y audaz con aquello de la Asamblea Nacional Constituyente y el adelanto de las elecciones, hasta las presidenciales. Aunque para ser justo, es necesario reconocer que quienes en eso le asesoraron o asesoran son tan buenos como malos quienes lo hacen en economía y otras cosas. Por eso, uno supone que en esto del juego de "Somos Venezuela" hay que prestarle atención y hasta recomendarle a Diosdado Cabello que "pele los ojos" y "pare las orejas", ya que con "El Mazo", no está "Dando" como cree. Hay ya otras cosas que este sabe le ponen en desventaja en el futuro. No estará alguien pensando acerca de la oportunidad que una mujer mande en Miraflores. Aunque se dijo que Blanca Ibáñez, no Jaime Lusinchi, mandaba en Venezuela.

La señora Delcy Rodríguez, siendo presidenta de la ANC, se atreve a "renunciar" al partido de gobierno para participar como de segundona con un partido nuevo, sin fundamento de ninguna especie, por lo menos que se le vea a simple vista y entendimiento, en lo que antes llamaban coalición. Ha decidido ignorar el tratamiento que se le ha dado a los partidos del GPP desde que este nació, como segura que a ella no le va a pasar lo mismo y, al contrario, va a darle mayor sostén al gobierno, pues supongo imagina recoger todos los votos del descontento y de las contentas y contentos por el carnet de la patria y la lluvia de bonos y a cambio recibirá tantas atenciones como antes y hasta más. Quizás ella esté pensando que es mejor "ser cabeza de ratón que cola de león". Pero aun siendo así, no se entiende como el gobierno la aúpa para eso.

Es curioso y casi inédito que el propio e uniformemente jefe del partido que gobierna, quien poca atención presta a sus aliados de afuera, aparezca como promotor e impulsor para que la señora Rodríguez se "salga" de su partido, que hizo de ella lo que ahora es y sin haber discrepancia alguna, por lo menos no se sabe, forme un partido distinto al Psuv que, por más aliado que sea, si toma alguna fuerza, pudiera en un momento dado, alebrestarse, optar por otro camino y elucubrar sus propias aspiraciones y hasta soñar con volar más alto aunque sea con alas prestadas.

Y es por demás llamativo esto porque no se trata de formar una fracción, sino un partido distinto, aunque sea para, en lo inmediato, apoyar al gobierno y sustituir en el GPP a quienes parecen se van o se hacen a un lado. Pero nos ponemos más quisquillosos, sabiendo como a la señora le han venido poniendo alfombras y hasta elevado a niveles envidiables como para que esté más que contenta, satisfecha a plenitud en el Psuv, donde su hermano es además una figura portentosa. Quizás, hasta ahora, lo único que logo vislumbrar con aparente certeza es que en la boleta de votación aparezca otro partido a favor de Maduro para sustituir a aquellos que pudieran decidirse por otro rumbo.

Un amigo me dijo, "en eso hay una jugada extraña", pero no pudo decir más nada al respecto. En verdad no me dijo nada, porque eso mismo, lo de "jugada extraña" lo he pensado desde el principio; y le meto y le meto y no hallo la punta del ovillo. ¿Si de la nada la hicieron canciller, después un salto descomunal la llevó a la presidencia de la ANC y ha estado en la comisión que participa en el diálogo, donde un personaje de tronío como Roy Chaderton, aparece en segundo nivel con respecto a ella, cómo entender que se vaya de un partido que de esa manera la ha tratado y sin manifestar ninguna discrepancia?

La verdad es que hasta para un politólogo, esos que gradúan las universidades, desenrollar este entuerto debe ser difícil.

Lo que podemos comentar es aquello que todo el mundo sabe. Fue al CNE hoy mismo a inscribir su partido. ¿Sabe bien el lector, si no averígüelo, con quienes de eso saben, lo difícil que es, lo quisquilloso, trabajoso que es formar un partido? Si lo del diálogo en Santo Domingo ha sido escabroso, formar un partido y en el campo de la izquierda, no deja serlo. ¿Cómo formar un partido de la izquierda, porque supongo que "Somos Venezuela" debe ser de esa estirpe", como quien sopla y hace una botella? Fue tan fácil que en una semana, cosa curiosa, después de anunciarlo el presidente Maduro, quien no formará parte de ese partido, sino que por la dinámica de la vida y la política, mañana hasta podría ser un rival de esa organización de la señora Rodríguez, estuvo ya listo para ser inscrito en el CNE para participar en las próximas elecciones. Como hasta ahora he visto a la fundadora sólo rodeada de mujeres y por el dinamismo del cual han dado muestras, como eso de fundar un partido con tanta rapidez, nunca visto eso en Venezuela, bien vale la pena llamarles "las chicas súper poderosas". Y es lastimoso que, teniendo esas cualidades, antes no les hubiesen puesto a liderar, en funciones de gobierno, donde hay tanto dormido y distraído.

Pero Delcy, sin percatarse o por esa idea que ahora prevalece entre la población y sobre todo entre gente que se enorgullece de llamarse revolucionaria, dejó como al descubierto que también para ella, eso del "partido", no es más que una nómina que se llena por internet y donde quienes se inscriben se comprometen a votar esperando algo y los dirigentes les manejarán por las redes y les dirán lo que deben hacer y en dónde estar. Y estos allí estarán para lo que haya que hacer "contando" que "lloverá café"; expresión que ahora si es verdad que sentido tiene, cuando el pobre no tiene cómo comprarlo. Mientras tanto y después, los dirigentes, los votados o apoyados en esas nóminas más que impersonales y hasta frías cual cadáveres, sabrán darle "valor de cambio" a todo eso, para decirlo en pretencioso lenguaje. Aquello del partido que protagonizara e impulsara al pueblo a lo mismo no entra en "Somos Venezuela" tampoco.

Aunque también pudiera tener la intención, estando ahora en carnaval, cuando se impone el espíritu del "Dios Momo", de darle a las próximas elecciones su toquecito de ese ambiente. ¿Y por qué no? ¿Acaso la oposición no hizo desfilar por semanas aquellos carajitos y carajitas de "las manitas blancas"?

En todo caso, lo que pudiera pensar con seriedad es que Maduro, con eso, alguna cosa trama. Y si es así, sus rivales de la oposición y hasta dentro del Psuv, porque a este "desgarra", deben prender las luces aunque no estemos en la navidad o en diciembre.

Todo lo dicho, como es evidente, son puras suposiciones en un intento vano de captar los acontecimientos "en pleno desarrollo".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3753 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a259106.htmlCd0NV CAC = Y co = US