Es la razón de ser del venezolano, cuidar de su dignidad (XXIX)

Como científico e investigador en asuntos de sanitarios, el venezolano bachiller Rafael Rangel, nacionalmente, no tuvo parangón en su época. Fue un científico e investigador que se dedicó al estudio de las enfermedades tropicales, considerado por propios y extraños como el Padre de la Parasitología, siendo él quien descubre el parásito causante de la anquilostomiasis; entre los años de 1903-1904.  Como investigador Rangel contribuyó en gran medida a dar soluciones a muchos y graves problemas sanitarios. Rafael Rangel no culminó el segundo año de la carrera de medicina, pues durante el curso de externado que realiza en el Hospital Vargas, Caracas, descubre que más que la medicina, lo que lo apasiona es la investigación científica y la Biología; y por eso decide dedicarse con pasión al laboratorio. Durante su vida Rangel sufre las consecuencias por tener un color de piel bastante oscura; vive en una inducida sociedad racista. El color de su piel le cuesta a Rangel la salida del seminario, pues en aquella época no había ni seminaristas ni curas negros. También a Rangel le niegan, por el mismo motivo de su color de piel, una beca bien ganada en un concurso para estudiar patología tropical en Europa y le niegan también el Premio al Mérito; al cual lo postula la Academia Nacional de Medicina.

En 1903 Rangel inicia en el laboratorio que dirigía, sus investigaciones acerca de una enfermedad que causaba una gran disminución del número de glóbulos rojos en la sangre, palidez general de la piel y mucosas, principalmente era muy evidente en los labios, encías y conjuntivas; además de cansancio, vértigo y cefaleas. Los enfermos mayormente provenían de comunidades caraqueñas y poblaciones adyacentes, como Guarenas, Petare, Santa Lucía y Ocumare del Tuy. Tras analizar la sangre de los pacientes, Rangel descubre cuadros clínicos característicos de la anemia, y en las heces la presencia de huevos de parásitos. Luego de practicar la autopsia a uno de sus pacientes, descubre variados trastornos gastrointestinales y gusanos adheridos a la mucosa intestinal; Rangel identifica aquello como anquilostomiasis. Al realizar un examen analítico minucioso de los gusanos, descubre se trata de una nueva especie no conocida.  Su exhaustivo análisis permite dar con el tratamiento de dicha enfermedad descubrimiento por el cual es elogiado como el Padre de la Parasitología y el Bioanálisis.  Rangel sufre emocionalmente mucho por el rechazo social del cual es víctima, y en los años subsiguientes comienza  a verse distraído y en cierta forma como atormentado. Sin embargo, el día anterior a su muerte Rangel invita a los estudiantes del Hospital Vargas, Caracas,  a una ponencia, y mientras explicaba lo que representaban, en un microscopio, las láminas acerca de la Micetoma, tuvo una crisis severa y comienza a llorar; este fue su último trabajo científico.

Finalmente, en la tarde del 20 de Agosto de 1909 Rangel llega al laboratorio y enseguida comienza a preparar, un envase propio de los allí usados, una mezcla líquida a la cual añade una buena cantidad de cianuro y sorbo a sorbo se toma todo aquel preparado. Cerca  del laboratorio se encontraban los doctores Domingo Luciani, José Rivas y José Manuel Salmerón, quienes al escuchar gritos provenientes del laboratorio, corren a ver qué pasaba y al entrar encuentran a Rafael Rangel tirado en el piso y convulsionando. El Dr.  Luciani angustiado le pregunta qué había bebido y Rangel responde: Cianuro Potásico. Pocos minutos después, tras el mayor esfuerzo de aquellos 3 galenos para salvarle la vida, fallece; a tan solo 32 años de edad. En el año 1904 Rafael Rangel había comenzado una relación amorosa con Ana Luisa Romero y con ella tiene dos hijos: Ezequiel nacido en 1905 y Consuelo nacida en 1907. Rangel en solo 9 años de labor investigativa, había realizado los siguientes trabajos: Documento sobre las Teorías del Sistema nervioso. Documento sobre las Etiologías de ciertas anemias graves en Venezuela. La anquilostomiasis en Venezuela. Estudios sobre Anquilostomo Duodenal. La Uncinaria Americana Stiles.  Larvas cutículas de América. Nota preliminar sobre la peste boba y la derrengadera de los equinos de los Llanos de Venezuela.  Contribución al estudio de la fiebre amarilla en Venezuela, Informe presentado por la comisión encargada de analizar los casos de tuberculosis tratados por el suero de Maragliano en el Hospital Vargas. Primeras observaciones experimentales sobre el carbunclo bacteridiano de Venezuela I y II. Nota sobre la Bronquitis Vertiginosa de los bovinos. Notas sobre el tratamiento quirúrgico de la forma bubónica de la peste; y otros documentos científicos de importancia sanitaria. El cadáver de Rafael Rangel fue embalsamado por el doctor Razetti, velado en la Capilla del Hospital Vargas, para  proceder a enterrarlo en el Cementerio General del Sur el 21 de Agosto, pero ese día cae un soberano palo de agua, lo que hace postergar su sepultura la cual se hace el día 22; aunque su registro de inhumación aparece fecha del 21 de agosto de 1909. Años después Rangel es trasladado al Panteón Nacional venezolano y enterrado allí el 20 de Agosto de 1977, después de traer sus restos desde el poblado donde nació este gran venezolano,  Betijoque, estado Mérida, Venezuela.  A partir del año 1950 se instituye  en Venezuela el 25 de abril el Día del Bioanalista en honor a la fecha del natalicio de nuestro  paisano venezolano,  Científico e investigador autodidacta,  Rafael Rangel en la fecha de su natalicio. 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 442 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a258963.htmlCd0NV CAC = Y co = US