Mi palabra

Maduro acosado por una jauría

"Para ir delante de los demás,

se necesita ver más que ellos"

José Martí

Conocí a un señor, hace tres años en una conversación sobre el tour de Francia, con el tiempo empezamos a coincidir en algunas apreciaciones políticas, sobre todo en la manera, como se manejan los gobernantes norteamericanos, después del triunfo de la revolución cubana. En días pasados me lo conseguí, pero no hizo ningún comentario sobre el deporte de las bicicletas; estaba muy preocupado por lo que está pasando en nuestro terruño, empezó enfocando la grave situación económica, para luego hacer una fuerte crítica, a un caso único, sin igual: la jauría desatada contra el Presidente Nicolás Maduro, dentro y fuera país. Era tanta la ansiedad sobre el tema, que no espero más tiempo, para ir directo al problema: "Mi amigo, soy un asiduo lector de la página APORREA, pero, algunos columnistas están coincidiendo con el imperialismo para atacar abiertamente al Presidente". Mi respuesta muy precisa, y rápido: ¡comparto su opinión!

El compañero se marchó con la impaciencia reflejada en el rostro, despidiéndose con una incitación: ¡Espero su respuesta! Esa manera de expresarse un hombre del pueblo, crítico, pero muy respetuoso, me permite ahondar en el comportamiento de ciertos escribientes de una página creada para el combate, en momentos de grandes dificultades del proceso bolivariano (2002). Nadie está excepto de cometer errores, menos el Presidente Maduro, cuando dirige un estado con riquezas naturales, muy apetecibles por los Estados Unidos, el principal impulsor de la arremetida contra el estado venezolano, y para eso, quieren hacerle verle al común del pueblo, que el problema es el madurismo.

Los libretos para los ataques, vienen de los laboratorios comunicacionales del imperialismo; en muchos casos utilizan personal femenino totalmente desconocido para trasmitir los mensajes, como quien dice: "dorando la píldora" en medio de amenazas–Simón Bolívar, estaba muy claro con esa conducta– táctica puesta en práctica por todos los inquilinos de la casa blanca.

La orquestación sigue muy desafinada, y con mensajes muy rayados, pero sus ejecutantes la integran gobiernos títeres, el cual se mantienen en el poder por las componendas, sobresaliendo Pedro Pablo Kuczynski del Perú, tan servil, rastrero, e inmoral que se prestó para indultar a un asesino convicto y confeso, como Alberto Fujimori, a cambio de unos votos en el congreso, suficientes para asegurarle la continuidad en la Presidencia. Con esta clase de representantes gubernamentales, difícilmente se puede coincidir en relaciones internacionales, porque precisamente hacen lo que le ordena el amo de turno.

En nuestro país, la derecha ha seguido al pie de la letra las mismas recomendaciones de Washington. Algunos dirigentes se han convertido en unos verdaderos pitiyanquis, y no dejan de visitar al país norteño, pidiendo sanciones, y medidas para seguir estrangulando la frágil economía venezolana. Ahora para completar el batallón se han venido sumando un grupo de columnistas, algunos de ellos con las ínfulas encendidas al publicar cualquier escrito, con más veneno del que se puede imaginar el imperialismo en sus malas intenciones. Han destacado tanto en el trabajo realizado, que han desplazado a figuras importantes, comprometidas con el gobierno norteamericano, como es el caso de Luis Almagro.

Al hacer un análisis del mensaje orquestado – si es que se puede hacer–a través de los medios de comunicación tanto escritos, como hablados contra el Presidente Maduro, podemos sacar varias conclusiones: repiten el mismo recado sin muchas contradicciones; utilizan títulos muy amarillistas para llamar la atención a simple vista, como sucedió hace algunos días, con un columnista de APORREA: ¡Maduro saldrá en menos de 10 días del poder!, además algunos Presidentes, en su afán de ocultar sus grandes problemas de sus propios países, han visto en Maduro una especie de "protección" disimulada.

Estamos seguro, que no van a descansar en su meta trazada en contra del proceso venezolano; seguiremos escuchando la palabra dictadura, acompañada de madurismo, presentando a su lado de manera hipócrita al Comandante Chávez, como un modelo a seguir, cuando en el pasado fue duramente cuestionado.

Lo preocupante de todo esto, no es la opinión de cada quien, porque al final, todo el mundo es libre de pensar, pero ver a profesionales con llamativos currículos, coincidiendo con Donald Trump, nos permite repetir un pensamiento de José Martí: "La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía" lamentablemente la hipocresía, está haciendo mella en la conciencia de muchos críticos del presidente Nicolás Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 656 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a258823.htmlCd0NV CAC = Y co = US