Discurso presidencial de navidad. No es un sueño, es un invento mío

El poeta hondureño Ramón Ortega es el autor de un poema titulado "Verdades amargas", le escuchamos mucho en nuestra adolescencia, cuando era frecuente que las emisoras de radio diesen más tiempo e importancia a la buena música y hasta la poesía, es decir al buen gusto, que a la propaganda que las financiaba. Todavía el mundo no estaba tan contaminado como para que los poderosos se fabricasen sus imágenes por la radio o la tele.

Ese poema dice:

"Yo no quiero mirar lo que he mirado

a través del cristal de la experiencia

el mundo es un mercado donde se compran

honores, voluntades y conciencia."

Como digo en el título, no voy a usar el lugar común de decir que, anoche tuve un sueño, porque es un invento mío, me he pasando toda la vida soñando y, si a ver vamos, aunque no debo decir que he estado dormido porque es todo lo contrario, si sé que vivo dentro de mi mismo sueño. Mi sueño, el del mundo que quiero sea de todos no es tan amargo como cantó el poeta hondureño, sobre todo ese que no quiere "mirar a través del cristal de la experiencia", que es un mercado en donde se vende de todo y a cómo le venga en gana a quien vende sin importarle el dolor de aquel que compra y no haya árbitro que le dé un "parao". Tampoco quiero que en ese mercado se pueda vender y comprar de todo como conciencia y respaldos justificados en sueños y falsas ilusiones.

Y esto tampoco es un invento mío, pobre mortal, ya lo dijo el grande Calderón de la Barca, a quien en mi bella escuela secundaria, aquella del Liceo Antonio José de Sucre de la Cumaná de mis amores y sueños, casi sus poemas aprendimos de memoria, ayudados como ya dije por la radio de entonces:

"¿Qué es la vida? Una ilusión,

Una sombra, una ficción,

y el mayor bien es pequeño,

que toda la vida es sueño,

y los sueños, sueños son".

Es decir, uno no necesita estar dormido para soñar porque vivimos siempre soñando. La vida toda para uno es todo un sueño. Y dentro de este soñar constante uno se inventa vainas que es como soñar dentro del sueño. Por eso, inventé esta mañana que era presidente y hoy haré un discurso a mi pueblo con motivo de la navidad.

"Pueblo mío gracias por darme tu apoyo. Te esforzaste por votar cuando la ANC y ahora para gobernadores y luego Alcaldes, creyendo, como era tu deber y convicción, que conmigo contabas. Quizás, te has empapado de mi discurso y has creído, como estás en el deber de hacerlo sin duda, que cuando digo soy, estoy diciendo somos. Es decir yo soy tú y tú eres yo. Claro, yo voy por delante y tú atrás, como indica la lógica. Cuando como comes. Algo así como que cuando como hallacas suculentas en mi palacio y libo de los más deliciosos licores, rodeado por mi corte, de tipos leales que no me corrigen ni una coma porque conscientes están de cuánta claridad y luz hay en mí para repartirles y también comen y liban hasta atorar la tripa, siendo yo el somos, tú pueblo mío, también libas y comes como yo. Aunque no lo creas ni sientas. Somos yo, ellos, mi entorno y tú, el somos en pasta. Tú, ellos y el somos, que incluye a quienes me rodean, pero no allá afuera, sino adentro, aquí en palacio, nada malo ven en mi. ¿Y cómo verlo si les proporciono la mayor suma de felicidad posible?

Por eso pueblo mío que no te cansas de amarme y percibirme tal cual soy, un hombre lleno de claridad, talento, hasta buen gusto, demostrado este en todo, sin falla alguna y disposición a repartir, lo que sabes por demás, aunque lo haga con lo que no es mío y haya quien piense que estoy aniquilando el futuro, seguro estoy eres feliz. Esta navidad, por mi gestión, que no es mía sola, por lo mismo que lo tuyo es mío, yo soy tú y somos todos, comeremos y celebraremos felices en Miraflores que es como si eso esté, porque está, sucediendo en Venezuela toda. Tu mesa estará como la mía, de eso se ha ocupado mi jefe repartidor de cajas y quienes cuidan que no haya especuladores ni empresarios agiotistas timando porque para eso estoy yo. Soy tan eficiente en eso porque somos y tanto te he dado poder y organización para que controles que mi yo se siente en ti y viceversa.

Sólo Lorenzo Mendoza y sus allegados, lo que incluye a parte íntima del cogollo de la MUD, puede ufanarse de celebrar una navidad como yo, lo que como sabes, no soy yo, somos, pues tu estarás en mi mesa que es la mía; ellos estarán solos en la suya; pero en las dos habrá de lo mismo. El somos, como bien sabes nos incluye a todos, porque este "proceso" que conduzco nos incluye a todos. Tú o ustedes y yo, pa´ lante con los faroles.

La felicidad nos embarga a ti y a mí, porque somos. Este año que culminará dentro de unos diez días, bajo mi conducción, que ha sido mía y tuya, los logros han sido de primera. Nos roncan los motores. No hay uno que funcione retrasado, vacile o dé sus brinquitos. Todo nos conduce a la felicidad suprema, tanto que estamos cumpliéndole a los grandes héroes de la patria, como haciendo realidad aquello de alcanzar "la mayor suma de infelicidad posible" y eso pese un pequeño pele en planificación que ya estamos ajustando. Y lo ajustaremos, porque si en algo somos buenos es en planificación a corto, mediano y largo plazo. ¿No ven la cara rozagante, fresca y alegre del ministro respectivo? Por algo él ha estado allí tantos años que ni siquiera me acuerdo que está allí y menos su nombre y apellido. Menos de pedirle cuentas cómo anda en esas vainas porque él tampoco de mi se acuerda.

Por cuarto año consecutivo, como lo he hecho con constancia y absoluta seguridad, te garantizo que este, el de 2018, ahora si es verdad, y sabes bien que cuando digo una vaina cumplo y no te dejo entendiendo, será el del arranque para que alcances la felicidad suprema; o mejor, como yo soy tú, alcancemos ese objetivo común. Los anteriores hemos fallado en algo porque los motores, la excelente planificación del ministro respectivo, tanto que le he mandado a sacar copias para repartirla en el mundo para que usen su eficiencia y claridad, la energía y entusiasmo de mi Ministro de Educación y el canciller, de galones y alcurnia, le ponen al asunto han estado un poco por debajo de sus respectivos niveles, pero ahora si es verdad que no se nos va a trancar el serrucho y vamos pa´ lante, sobre todo pensando que este año habrás de reelegirme porque ¿pa´dónde vas cogé?. Con la eficiencia y rendimiento de mi ministro de agricultura urbana, ciudades como Caracas están a punto de volverse puro monte. ¿Quién aparte de mí podrá protegerte y hacerte una revolución, sabiendo tú que, como dijese Nicolás Guillén, "yo soy tú y tú eres yo?

Desde ya te advierto que yo, es decir el somos, no va a permitir que la la inflación nos aniquile, para muestra basta un botón, no ves cómo la hemos venido derrotando con los precios acordados, los clap y los perniles de cochinos-

En el poema de Ramón Ortega, no olviden sigo con mi discurso soñado de mi sueño permanente, que la vida misma es demasiado cruel, no por su letra, sino por lo que pudiera pasarle a otros que no son como yo, pues gozo de "ventura y calma". Sobre de eso último y por eso, mis amigos me quieren y ellos son muy afortunados. Tanto que ahora en navidad en sus mesas, como mi mesa, todo sobrará. Y a mi somos, ese que acompaña al yo, que eres tu pueblo mío, te llegará de todo, eso que ofrezco y digo y sabes bien que nunca te he fallado, llegará como el día después de la noche negra. ¿Verdad pueblo mío? Claro que sí, pues yo soy tú y lo demás son pendejadas, no sueños fuera de mi sueño.

No olvides lo que dijo Calderón, la vida "es una ilusión y los sueños, sueños son". Sueña que yo sueño. Sueño que soy feliz como tú eres, por cuanto "a quienes abate el infortunio,

solo llevan tristezas en el alma".

Todo esto es un invento mío. Cualquier coincidencia con la realidad, personas o situaciones, "es puro sueño".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2151 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a256902.htmlCd0NV CAC = Y co = US