S.O.S. Sr. Presidente recupérenos nuestros Petrorinocos

Estamos contestes sobre su probada sensibilidad como persona, por su carácter probadamente humanista, socialista y de justo proceder con pueblo que le ha ofrecido toda su confianza sin prodición alguna.

Como a usted le consta, los petrorinocos que con tanto esfuerzo y bonísima voluntad Chávez nos hizo a los funcionarios de la educación, a quienes estuvimos esperando hasta 39 años.

Tales petrorinocos ofrecieron y brindaron una anciana tranquilidad a quienes durante nuestra carrera de vida como docentes no hicimos fortuna[1] por causa de no formar parte inseparable del segmento de "pendejos", porque no nos atrevimos robar un centavo.

Hoy, con esta feroz guerra antihumanitaria, valga la redundancia, hemos perdido todo lo que podíamos haberle dejado a nuestros hijos que tampoco cultivan la corrupción como forma de ahorro. Atte., un claro admirador suyo. ¡Feliz Navidad! para usted y los suyos.


[1] No lo hice porque mi recordada Abuela Gracia siempre me decía: Manuelito, eso de robar no le sale a los pobres; cuídese de tomar lo que no sea suyo":

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 648 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: