Bajo las órdenes de Simón Bolívar se conquista parte de lo que ahora es de los EEUU (II)

La operación de invasión de la Florida a través de la conquista de la Isla Amelia, se realizó con la autorización de Simón Bolívar y tuvo sus causas en el apoyo que otorgaban los Estados Unidos a los españoles en Venezuela. Los expedicionarios fueron dirigidos en primera instancia por el general Gregor MacGregor y posteriormente por el corsario francés Luis Aury con la participación de Pedro Gual, Luis Brión, Lino de Clemente, José Germán Roscio y Agustín Codazzi. El general Aury ocupó la Isla con tres batallones, uno de anglosajones, otro de europeos y el tercero de mestizos y mulatos del lugar. Aury nombró Capitán del batallón europeo a Constante Ferrari, cuando se le unió en la isla de Amelia junto a 250 voluntarios, casi todos ex militares napoleónicos. Cuenta el capitán Constante Ferrari: "Ahí (en Amelia) nos unimos en número de 250 a las tropas del general Aury, quien dispuso la creación de tres batallones para garantizar el control de la isla, uno de británicos y norteamericanos bajo el mando del coronel Wals, el segundo de "moros" y negros bajo el mando del coronel Molo y el tercero de europeos bajo mi mando. En fecha 8 de febrero de 1818 mediante Decreto del general Aury, mi amigo Agustín Codazzi fue nombrado Teniente de Artillería y yo fui promovido a Capitán de Batallón. La expedición tenía como objetivo el liberar la Florida del dominio español y desde ese punto estratégico controlar el tráfico marítimo en el Golfo de Méjico, las Antillas y realizar un posible ataque a Cuba para cortar las comunicaciones entre Estados Unidos y España. Los Estados Unidos, que tenían planes para anexionarse la península, denunciaron a los ocupantes de ella como piratas y entonces el Presidente James Monroe envió fuerzas navales al mando de Andrew Jackson a expulsarnos; cosa que logran el 23 de diciembre de 1817"

Fue en 1818 que actuando los EE. UU. de manera descarada y en contra del ejército bolivariano, dispone que 2 goletas estadounidenses, Tigre y Libertad, traten de romper el bloqueo que ejerce los patriotas en el Río Orinoco contra las fuerzas realistas. Las goletas traen una carga de armamentos y municiones con la más cierta intención de entregarlas a los realistas, sin dudas que este material de guerra sería utilizado contra los ejércitos patriotas; las fuerzas libertadoras interceptan a estas 2 goletas, que al revisarlas y descubrir su cargamento las capturan e inmediatamente puestas a las órdenes del ejército bolivariano. El cinismo del gobierno estadounidense se manifiesta nuevamente, toda vez que protesta la captura de las embarcaciones y ante el descaro del nuevo imperio, Bolívar responde una vez tras otra las cartas que Míster Bautista Irvine, agente del gobierno norteamericano envía a Bolívar, y en un vaivén de comunicaciones que suben y bajan de tono van pasando los días. En carta fechada el 7 de octubre de 1818, el Libertador Simón Bolívar contesta a Míster Irvine, en los siguientes términos, las absurdas demandas del representante norteamericano:

"Tengo el honor de acusar a V.S. la recepción de su nota de 1º del corriente, en que se despide V.S. de la conferencia sobre las capturas que V.S. insiste en llamar ilegales. El amor a la patria y a la gloria solo ha dirigido estas empresas, que lejos de risibles, merecen la admiración y aplausos de los que tienen una Patria y aman la Libertad. Quisiera terminar esta nota desentendiéndome del penúltimo párrafo de la de V.S., porque siendo en extremo chocante e injurioso al Gobierno de Venezuela, sería preciso para contestarlo usar el mismo lenguaje de V.S., tan contrario a la modestia y decoro con que por mi parte he conducido la cuestión. El pertinaz empeño y acaloramiento de V.S. en sostener lo que no es defendible sino atacando nuestros derechos, me hace extender la vista más allá del objeto a que ceñía nuestra conferencia. Parece que el intento de usted es forzarme a que reciproque los insultos: no lo haré; pero sí protesto a usted que no permitiré se ultraje ni desprecie al Gobierno y los derechos de Venezuela. Defendiéndolos contra la España ha desaparecido una gran parte de nuestra populación y el resto que queda ansía por merecer igual suerte. Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 497 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a256269.htmlCd0NV CAC = Y co = US