Como mal poner al Presidente

La raza instalada en el Ministerio de la Cultura

El pasado sábado 23, apareció encartado en Ultimas Noticias, un tabloide (impreso) denominado “Diverso y adentro” en cuya portada aparecen cuatro fotografías del Presidente Chávez. En la mitad superior de dicho impreso, aparece una fotografía a gran tamaño del Presidente y dentro del marco de la foto, un título cuyo texto es el siguiente: “Un orden solidario con la raza humana” ...!!! Y yo, me molesto enormemente -por no decir que me arrecho- porque si alguna persona, cuando quiere decir algo parecido, lo dice bien, es precisamente el Presidente Chávez. Nuestro Presidente, afortunadamente para nosotros los venezolanos, es un ciudadano que habla cuasi-perfectamente el idioma castellano. El habla (y así lo dijo en el discurso en la ONU), de LA ESPECIE HUMANA. Que es LO CORRECTO. No sé quién será el responsable de semejante esperpento que además atenta, pública y notoriamente, contra todas las misiones educativas del gobierno.

Me molesto, en primer término, porque en la composición de la fotografía, donde aparece el Presidente, pareciera que esa frase (lo de la raza humana), lo hubiese dicho textualmente el Presidente, cuando así no fue. Y no fue, porque lo oí perfectamente. Me consta que el Presidente Chávez siempre menciona correctamente “...LA ESPECIE HUMANA”, en vez de ese exabrupto de “LA RAZA HUMANA”.

Y en segundo término, me molesto, porque resulta que el tal impreso, suplemento o llámenlo como lo quieran llamar, aparece como una publicación del MINISTERIO DE LA CULTURA. ¡ De la Cultura, chamo !!! Y supongo que todos los que aparecen “en cartelera” deben ser corresponsables de tan garrafal error. Ahí salen “retratados” desde el Ministro Francisco Sesto, hasta Cecilio Pérez, el Diseñador, pasando por los Viceministros Ivan Padilla, Rosángela Yajure y Elinor Cesin; El Presidente del CONAC, Ronald Lessire M., la Directora General América Ferrer, y el Director General de Información y Publicidad, Pedro Estacio.

Pues bien señores, como me imagino que el Presidente no tendrá tiempo para corregirlos, quiero decirles desde esta ventana, que eso de la RAZA HUMANA, sencillamente NO EXISTE. ¡ NO EXISTE ! No existe la “raza humana”, así en singular. Por lo tanto, desde el punto de vista sociológico, nos encontramos frente a un error conceptual, que llega a ser hasta redaccional, porque “la raza humana” como frase, es una agrupación de palabras que se refiere a algo que no existe.

Para ponérselos más claro, señores, así como no existe LA RAZA CANINA, porque de hecho existen múltiples razas caninas (Pastor alemán, Collie, Boxer, Rottweiler, Bulldog, etc.), dentro de la especie de los Cánidos, tampoco existe LA RAZA HUMANA. Históricamente, los antropólogos físicos dividieron a la humanidad, atendiendo a sus rasgos morfológicos, en tres grandes razas: La negroide, la mongoloide y la caucasiana o caucásica. Algunos fueron más allá, y le añadieron La Amerindia y la Oceánica.

Por lo tanto estaría dentro de lo correcto hablar de RAZAS HUMANAS (así en plural), pero no de la RAZA HUMANA (en singular), puesto que no existe una raza única y unificada que represente a la especie humana. Las razas -todas- pertenecen a una única especie biológica, el llamado “Homo Sapiens” y sólo muestran pequeñas variaciones genéticas. Todos los seres humanos actuales son (somos) Homo Sapiens y descienden (descendemos) de los mismos orígenes universales y complejos. El Análisis Genético vino a echar por tierra todas esas clasificaciones raciales derivadas de factores geográficos, ecológicos y morfológicos, y en todo caso LA CULTURA constituye un factor más importante que “la raza” a la hora de determinar la conducta y el estilo de vida. Lo que pasa es que -por lo visto, oído y leído- unos son (somos) más Sapiens que otros. Y esos otros llegan a cargos donde exhiben su in-Sapiens-cia.

Además, frente a la movilidad, interrelación e integración crecientes (de los humanos), pudiésemos inferir el carácter infinito del número actual de “razas”. Pero es que en los últimos tiempos, el término “raza” se ha dejado de utilizar por sus implicaciones y desviaciones políticas. Encasillar a las personas en categorías según posibles razas, ha llegado a ser más un planteamiento social y político, que biológico.

Por todas las razones antes consideradas, señores del Ministerio de la Cultura, no jodan al Presidente. No lo pongan a decir cosas que él no ha dicho. Y menos, burradas como esa.

manuelrugeles@gmail.com / manuelrugeles@walla.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5944 veces.



Manuel Rugeles A.


Visite el perfil de Manuel Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: