Un poquito de pobreza... de humildad

Cuando uno ve a uno de nuestros gobernantes, llámese Presidente, Ministro, Gerente, Director, un alto funcionario de los diferentes poderes del Estado "emperifollado", con flux, vestido de lino, de seda, pulsera, reloj, anillos, cadenas; bueno, de fina estampa; hombre o mujer si ud se ponen observarlos, no repiten vestimenta salvo honradas excepciones. Decimos entonces que les hace falta una pizca de pobreza, humildad. ¿Qué sentirán estos personajes al faltarles el papel "tuale" en el baño de su casa y tener que apelar a una página del Diario de Caracas para solventar ese mal momento? ¿Qué sentirá uno o una de nuestras altas funcionaria al querer encender su cocina y darse cuenta que se le acabó el gas y tener que salir corriendo para hacer una cola y luego preparar el tetero a su niña o niño? ¡Ah, y darse cuenta que le queda un "poquito" de leche nada más! ¿Qué sentirá un alto funcionario al mirar su reloj y darse cuenta que se le hizo tarde para agarrar el autobús o rapidito y sentir los empujones de los demás compatriotas que lo atropellan para montarse entre " malos olores del pueblo" y en ese momento se recuerden que no se cepillaron los dientes porque se les había terminado la crema dental? ¡Ah, y al ir a comprar a que el chino de la esquina, observa que le venden sólo dos harinas y a otro le venden un bulto y al otro le llenan el camión por la puerta de atrás. ¿Qué sentirán? Bueno y no nos imaginemos a esos altos funcionarios de los diferentes poderes públicos (05) buscando apresuradamente una medicina, medicamento pues, para uno de sus familiares y se le suba la tensión producto del stress! No nos imaginemos caminando pa'rriba y pa'bajo en los pasillos de un hospital! Y tener que preguntarnos ¿les debe doler la cabeza por no tomar café a tiempo? Una vez le preguntaron a un destacado revolucionario sandinista ¿Por qué cayó la 1ra vez la revolución sandinista? Nos faltó humildad... fue su respuesta!

Hoy, más que nunca; en estos momentos, donde el pueblo no encuentra una guía, la solución es ¡Volvamos a Chávez! Su pensamiento echo práctica, su palabra echa pueblo; ese pueblo sabio y paciente que aún mantiene la esperanza que la solución está en la revolución bolivariana, pero una dirigencia que se niega a perder sus privilegios y que más temprano que tarde, ese huracán los avasallará y le exigirá retomar el camino de la revolución que Hugo Chávez forjó en Venezuela y se dispersó, por todo nuestro continente y representando, aún hoy día, una esperanza para los pueblos del sur.

"En la dirección del Estado, crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas como innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño, la mentira, el alcoholismo, la drogadicción y el miedo irracional entre semejantes". Allen W. Dules, exdirector de la CIA. "El Arte de la Inteligencia". Fragmento

Hay una medicina para no ser corrupto que uno mande al cipote las ambiciones personales y materiales; esa es la mejor medicina". Hugo Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 554 veces.



Nelson Escobar

Maestro Ambulante. Diputado a la Asamblea Nacional por el circuito #3 del estado Portuguesa. www.Nelsonescobar.psuv.org.ve

 Bigotebrocha1@gmail.com      @NelsonEsc

Visite el perfil de Nelson Escobar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: