La situación país

Y a pesar de esta situación

El enajenado opositor
se ve el ombligo
y cree que allí está el mundo

(Pensamiento del Autor)


La cobardía es a los pueblos colonizados el anclaje a la cotidianidad impuesta por las circunstancias que emanan de los centros ideológicos del poder imperial.

Por ello, los símbolos del sistema: tener, consumir y acumular, se solidifican en el hacer social, como base para la construcción de un futuro cagado de metas inalcanzable, de ideologías perversas, racistas, xenófobas, que se van a expresar literalmente desde la más oscuras intenciones con un lenguaje que en lo aparente, frasea refranes y sentencias lingüísticas, que aunque luzcan tenues, dóciles y vacías de contenido; los cierto es que en su praxis real, son un arma mortal contra todo pensamiento que le contradiga, contra todo movimiento contra la cultura oficial que se estructure como alternativo al mandato hegemónico.

En ese sentido, a diario en la radio, la televisión, la prensa escrita y la mass media burguesa imperial de las redes sociales, nos impone una chocante forma de llamar a la crisis del capitalismo: “La situación País”. Y es chocante, porque quienes la anuncian aunque son de pretendida factura académica, a sabiendas o no de su contenido e intencionalidad, han asumido la citada frase como muletilla condicionante de todos sus discursos.

Dicha frase engañosamente no se involucra en los intríngulis de la política nacional, aunque si se impone de entrada como una categorización de los efectos negativos de nuestra actual situación, con ella se obvia la guerra política y económica que nos ha planteado el imperio y sus malolientes secuaces domesticados y nos retorna a asumir la crisis del sistema como algo normal cuya ocurrencia es consecuencia directa de los procesos alternativos que contra ella emergen como respuesta social política y económica.

Ahora bien, “a pesar de la mentada situación”, los mentirosos de la oposición continúan su marcha de derrota en derrota, de mentiras en mentiras. Proclaman su no participación en las elecciones municipales pero contrariamente se inscriben en la contienda. Quien los entiende, ni paren, ni ponen, ni dejan la culequera.

En consecuencia, desde la revolución orgullosamente Chavista - Madurista, seguiremos haciendo votos porque algún día la oposición y sus secuaces desempleados del poder, los mentados chavistas críticos, logren entender que con mentiras y medias verdades no se construye proyectos políticos y que este pueblo, es un conglomerado políticamente consiente que está respondiendo a los ataques del decadente imperio y sus perritos domesticados.

La revolución no se rinde y sigue avanzando, desconocerlo es diluir la dialéctica de este proceso de construcción y desconstrucción en un infinito laberinto de errores, cuyas consecuencias se traducen en el seno de la maltrecha oposición, en frustraciones y desencuentros de quienes la conforman.

Parafraseando a Florentino y el Diablo, los bolivarianos no reculamos al reto y por ello siempre acudiremos a la batalla. Nos vemos en las elecciones. Hasta la victoria siempre. Nos vemos en Santa Inés


Esta nota ha sido leída aproximadamente 960 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor