Aristóbulo no perdió y qué pasará con alcaldes amotinados del PSUV

No fue público y notorio, pero los impulsores directo o indirecto de la candidatura de Aristóbulo Istúriz en Anzoátegui, fueron más o menos 10 alcaldes entre los que destacaron el de Guanta, Bolívar, Anaco, Freites, Simón Rodríguez, Peñalver y otros más.

Este hecho cierto, pasó por debajo de la mesa en el tiempo electoral y posiblemente, con una dirección política del tipo que tiene el PSUV en los estados, este hecho se quedará así.

En esto días sólo me ha hecho falta, cargar en el lomo un confesionario y colocarlo en el boulevard de la Avenida 5 de julio Barcelona para oír a camaradas lamentándose de cosas que los lamentos no resuelven ya. Lo cierto es, que en estos días he recogido muchos pecados de palabra.

Me di mi caminadita por la gobernación y sin necesidad de contar, vi y oí cosas. Después de pasar por la gobernación y haber oído, estimé realizar una visita que consideraba obligatoria y estratégica al Consejo Legislativo. Para ello, utilicé la ayuda y los servicios de un camarada, que en Barcelona y sus alrededores conocen como la Conga, que es el mejor libro sobre la izquierda en Anzoátegui.

Si hubiese llevado al Consejo Legislativo ese confesionario en el lomo, tendría muchos más pecados que no pudiera contarles, pero si asomárselos. No hace mucha falta echarle coco a los números, porque en definitiva; los números sobre los votos son una consecuencia de la actitud de los y las electoras en la campaña y después frente a la máquina.

Ese día que me dedique a oír. Luego comencé a tomar en consideración las explicaciones que me dieron, que puedo resumir en tres palabras: perdió el camarada Aristóbulo.

Era lo lógico o era la real. En eso casi sin quererlo, recordé un libro que leí como en 1975 escrito a varias manos y cuyo título, si la memoria no me falla es: Psicología, ideología y ciencia. Ahí, recuerdo bien, hay un capítulo para eso del tratamiento de los números, que ayudaría mucho para entender lo que paso en Anzoátegui.

A los y las camaradas le oí decir, perdió el "camarada" Aristóbulo porque sus números –votos- eran menor que los números de Antonio Barreto Sira, que fue tan buen candidato y mejor alcalde, que perdió en Freites.

¿Perdió Aristóbulo? Esa pregunta me quedó guindando hasta que le serví al camarada la Conga, una rueda de carite, plátano frito, una arepa, un jugo de lechosa y un turrón de coco como postre. La Conga se hartó eso y se fue. Una vez ido el camarada, comencé en la soledad de mi apartamento en la Nueva Barcelona a darle a la pregunta: ¿Perdió Aristóbulo?

En la página Web del CNE, efectivamente cuando uno busca los resultados no aparece mi cara, ni la cara de otra persona. Aparece la cara de Aristóbulo, pero viéndolo bien y lo veremos mejor dentro de algunos días; Aristóbulo no fue el perdedor.

Pronto, tal vez más pronto de lo uno pueda suponerse, Aristóbulo Istúriz estará ocupando un importante cargo burocrático o se devolverá a la Asamblea Nacional Constituyente. Todo seguirá igual o mejor para Aristóbulo. Nada de raro tendría, que una lumbrera de la Dirección nacional además de ubicarlo donde pida y "haiga", nos los envié como jefe político de oriente.

Aunque los números dicen eso, no creo que perdió Aristóbulo. El número no es una abstracción de la cara en Aristóbulo en el enlace de los resultados del CNE. En Anzoátegui, perdió la izquierda que ya viene perdiendo sin ganar desde hace rato. En Anzoátegui perdió el PSUV.

Perdió el PSUV. Se perdió una posibilidad de confiar en una persona del estado, perdió, aun habiendo perdido electoralmente, la posibilidad de comenzar a consolidar figuras y perdieron todos los alcaldes que efectivamente se amotinaron y abrieron el camino para que Aristóbulo fuera candidato. Se perdió también, porque la corrupción en Anzoátegui es asquerosa y por ahí, sí están los atributos de los números.

Estos alcaldes están agazapados y la pregunta será: ¿Serán candidatos? ¿Se amotinara alguien si son candidatos nuevamente por mandato de un dedo y no de votos en primarias?

La militancia se ha preguntado: Por qué se perdió en Anaco, Barcelona y Simón Rodríguez por citar algunas de las que se amotinaron.

Hay unas historias reales, que no puedo contarles en detalle, pero es una demostración efectiva de esa asquerosa corrupción en Anzoátegui. Esas historias se recogen en los muchos yates que salen a paseaos de fines de semanas a todo trapo y con una parte de la tripulación sin muchos trapos. La condición y por eso no cuento bien las historias de esta asquerosa corrupción, era que en esos paseos están prohibidos los celulares.

Antes de montarse en esos lujos yates que nada tienen que ver con el imperialismo ni la guerra económica, los corruptos rojos rojitos se aseguran que se registre alguna evidencia a través de un celular. Todo eso, incluyendo los yates, es producto de la asquerosa corrupción. Esa es otra manera, de borrarle el sentido abstracto de los números.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1848 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Dominguez

Claudio Dominguez

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a253981.htmlCd0NV CAC = Y co = US