Maduro, Jorge, Jaua, Diosdado, Gral Padrino, "¿Dónde esta el socialismo?", les pregunta Chávez

Después de las elecciones regionales, el madurismo eufórico celebra haber instalado la democracia burguesa y olvidado el mandamiento socialista del Comandante. Atrás quedó el Plan de la Patria, atrás el discurso de Chávez alertando sobre el reformismo. Ahora el pragmatismo sustituye al pensamiento Socialista que le dio fuerza al Chavismo.

¿Qué se ganó y qué se perdió? Son dieciocho dice un bobo, los aplastamos dice un incauto, son pendejos dice otro que debía ser más serio, todos éstos celebran que fue un triunfo de la democracia (burguesa), que vencieron a la violencia, que ganó la paz.

Chávez, como era su costumbre, les preguntaría: "¿Dónde está el Socialismo?" Y así llegamos a la pregunta principal para analizar estas elecciones. ¿Dónde está el Socialismo? Para evaluar, para buscar el Socialismo, debemos precisar cuál es fin último del Socialismo, el que debe ser el principio rector de todas las acciones Socialistas.

El Socialismo, tal como lo dicen los clásicos, es un cambio drástico de la cultura, de la visión de la vida, de la ética, de la espiritualidad, un cambio de la cultura capitalista, de la conciencia egoísta. Sustituida por la cultura socialista, de sentido de pertenencia a la sociedad, la convicción de que sólo se puede realizar al individuo en sociedad y nunca contra ella. Es un cambio de la cultura del egoísmo por la cultura del amor, de la fraternidad.

Partiendo de estas ideas, cuál respuesta le pueden dar los dirigentes al Comandante, más allá de los frases vacías, repetidas, disparadas a mansalva. ¿Cuánto costaron en conciencia esas gobernaciones? ¿La conducta fraterna, la relación amorosa se vieron favorecidas, o por el contrario privó el egoísmo de la dádiva, del chantaje, el individualismo del carnet? ¿Funcionó el llamado consciente, o por el contrario privó el chantaje de la recompensa material?

La discusión hoy puede ser interminable, los emplazados se defenderán, las frases volarán, difícil llegar a una conclusión, todo quedará al criterio de cada quién. Habrá que esperar que la realidad hable, o como decía aquel filósofo que un día nos visitó: "que hable el objeto". A nosotros sólo nos queda aportar algunos datos históricos que pueden ayudar a la formación del criterio de cada uno. Veamos.

Carlos andrés llegó a la presidencia con una de las mayores votaciones de la historia cabalgando el populismo, el clientelismo, a una masa acostumbrada a la dádiva sin esfuerzo. A los pocos meses la masa desencantada, presionada por la situación económica, actúo de acuerdo con la ética aprendida y estalló en el motín del 27 de febrero. La historia enseña que quien suscita adhesiones con recompensas materiales, concretas o sólo promesas, vive en un espejismo que en cualquier momento le estalla. Las afinidades materiales son tan endebles como las adhesiones del miedo.

La historia nos habla de gobernantes que generaron afectos de las masas desde lo espiritual, establecieron conexiones amorosas desde el corazón y fueron capaces de superar golpes de Estado, sabotajes petroleros, periodos especiales, guiaron a la masa a grandes hazañas.

Cada uno se ubique de acuerdo a su criterio, los gobernantes que asuman su responsabilidad, la historia absolverá y condenará, y su veredicto es inexorable.

elaradoyelmar.blogspot.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1468 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a253872.htmlCd0NV CAC = Y co = US