Abuel@s de la Patria: llegó la hora del reconocimiento y la gratitud

No hay como dar sin esperar nada a cambio. Lo hacemos por nuestros hijos e hijas. Y mucho más por nuestr@s niet@s. Algun@s incluso,somos capaces de dar todo, por nuestros padres. L@s hay incluso quienes han ido mucho más lejos y lo han entregado todo por sus ideales, sus sueños y proyectos. Y l@s hay quienes, como Jesucristo, han entregado su propia vida por amor a la humanidad.

Otr@s han sido juzgados, encarcelados y han sufrido persecuciones y ataques desenfrenados Incluso, much@s de ell@s han sido asesinad@s o han muerto en la soledad y el destierro: Miranda, Bolívar, Manuela Sáenz,Sucre, Gandhi, Luisa Cáceres de Arismendi, Mandela, el Che Guevara o Juana de Ávila, son apenas algunos ejemplos que hoy recordamos.

Debemos ser agradecidos con Dios y con nuestros padres que nos dieron autorización para venir al mundo.

Cada mañana, al levantarnos, necesario es agradecer que amanecimos con vida y reconocer que muchas personas nos han ayudado para que esto sea posible.

Tambien hay que ser agradecidos, en voz alta o en silencio, con la madre naturaleza o Pachamama, los productores y la red de transportistas, comercializadores y vendedores, cada vez que nos disponemos a comer. Buena costumbre que he descubierto y ahora practico, antes de bendecir y agradecer los alimentos que llevo a mi boca para la nutrición de mi cuerpo, mi mente y mi espiritu.

La gratitud debe ser una norma cotidiana dirigida a quienes nos han ayudado a tener un hogar donde habitar y dormir en paz; a poder cubrir nuestro cuerpo para lucirnos y evitar los rigores de la intemperie; a quienes han sido nuestr@s maestr@s, profesor@s o entrenador@s y nos han enseñado, sobre todo con su amor y su ejemplo, a aprender tantas cosas hermosas y sorprendentes de la vida. En fin, debemos ser agradecidos y reconocer a quienes nos han dado su amistad y su cariño para plenarnos de alegría y contento...a tod@s ell@s le debemos ofrendar, ojalá todos los días, sincera gratitud y reconocimiento.

Son muchas personas e instituciones a quienes debemos agradecer y reconocer lo que tenemos y hemos logrado. A veces, o muchas veces, son seres anónimos, amig@s invisibles o "ángeles guardianes", a quienes le debemos casi todo lo que hemos aprendido, vivido y disfrutado. Son tantas las personas, grupos,organizaciones e instituciones, que no tengo duda en comprender y aceptar que somos hijos e hijas de la sociedad mundial y local donde nacimos y nos desarrollamos. Y no tengo tampoco dudas,para bien o para mal, que somos resultado de nuestra historia ancestral y de la gestión de gerentes, directivos y gobernantes, que han ayudado a que esa sociedad, en la que hemos vivido, cumpla con su misión de beneficiar y ser beneficiria de cada uno de nosotr@s.

La gratitud y el reconocimiento van de la mano. Debemos ser agradecidos y debemos reconocer a quienes lo merecen. Ya he mencionado, otra veces, un pensamiento de nuestro eterno Rector de la muy recordada Universidad del Zulia, Jesús Enrique Lossada, que en su epitafio reza: "Mas vale merecer si recibir, que recibir sin merecer". Dejando en evidencia, de manera simpar, que mucho mas importante es dar que recibir, como se lee en la Biblia y tantos otros escritos sagrados y de la literatura mundial. Y, sobre todo, como lo demuestra la vida misma cuando lo practicamos con sentimiento profundo.

Por eso, querid@s abuelit@s, hoy domingo 15de octubre, es un dia oportuno para reconocer y agradecer a quienes, como el Presidente Chávez y ahora el Presidente Obrero, Nicolás Maduro, han demostrado, mas allá de la retórica y las ofertas demagógicas a las que estuvimos acostumbrados en el pasado, que es posible cumplir aquel pensamiento de Bolívar quien una vez expresó con angustia: "Me sentiría un hombre indigno, si fuera capaz de asegurar lo que no estoy cierto a cumplir"

Hemos pasado, en menos de 20 años, de 300.000 pensionad@s a la histórica cantidad de cerca de 3.500.000 beneficiarios, que representa una insuperable cifra en cualquier otra parte del mundo, constituyendo un récord mundial muy difícil de superar; convirtiéndose, Venezuela y su gobierno, en un ejemplo de equidad y justicia social, pues representa cerca del 90% de las y los trabajadores jubilados, pensionados o de tercera edad.

Este esfuerzo gubernamental, que ha sido acompañado y complementado con medidas, que aún poc@s reconocen, representan miles o millardos de millones de bolívares mensuales, que sólo es posible lograr y hacerlo cuando hay una verdadera voluntad de servir a nuestro pueblo. Mientras en otros países del mundo limitan el número y los montos de las pensiones e incluso las eliminan y/o reducen el monto de la pensión, en Venezuela, un supuesto gobierno dictatorial y destructor. Exabrupto que han intentado hacérselo creer a quienes, como l@s abuelit@s, vivieron en el pasado discriminación, exclusión e injusticias. Se nos habrá olvidado?

Claro, a nuestra edad muchas cosas comienzan a olvidarse, sobre todo aquellas que fueron malas o no nos conviene recordarlas. Por eso, no es extraño que haya un@ que otr@ desagradecid@ que, hasta en las colas de los bancos, denigren y cuestionen todo sin detenerse a pensar qué hubiera ocurrido si la oposición hubiera seguido mal gobernando. Se nos ha olvidado lo que hacían con los viejitos cuando protestaban por su pensión?

En resumen y para no aburrir a quienes son buen@s entendedor@s: Hoy 15 de octubre, podemos demostrar nuestra gratitud y hacer un sincero reconocimiento al gobierno que lo ha hecho posible.
Hoy debemos levantarnos tempranito, como usualmente lo hacemos l@s abuelit@s, para ir a votar por l@s candidat@s a gobernadores de los grupos y partidos que representan la continuidad de una política y una acción decidida a favor de los intereses y las expectativas de los y las millones de pensionad@s que han sido, poco a poco y sin titubeos, reivindicados y, sobre manera, dignificad@s. O tienen alguna duda?

Llegó la hora de ser agradecid@s y reconocer a quien lo merece. Porque Amor con Amor se paga. Votemos hoy por quienes son la verdadera esperanza para que se reconozcan, incluso constitucionalmente, nuestros derechos y se haga justicia a quienes hemos entregado lo mejor de nuestras vidas aunque nunca nos lo hayan reconocido como hasta ahora. Es un reconocimiento social, no sólo gubernamental, el que hemos recibido en los últimos años. Estamos ahora invitad@s a reconocer nosotr@s y ser agradecid@s, votando a favor de la paz y la tranquilidad de la patria. A favor de quienes nos han visibilizado y convertido en poder.

Gracias Presidente Nicolás Maduro. Dios se lo pague y lo siga acompañando. Gracias. Muchísimas gracias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 682 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a253721.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO