UPP 89, nuestros candidatos y la dimensión moral de la política

Ha sido un planteamiento recurrente nuestro en cuanto a la necesidad de replantearse el sentido de la política. La necesidad de recuperar la dimensión moral de ella. Implica incluso vencer el escepticismo que sobre la política y los partidos hay en vastos sectores de la población. Un recelo y una prevención hacia los partidos que también nos afecta a nosotros pero que hemos debido aceptar y entender. La desconfianza, con total y justificada razón, es demasiado grande hacia ellos.

La construcción política seria es lenta, requiere de mucha paciencia, perseverancia y coherencia. Sobretodo esto último: muchísima coherencia ética. En los últimos años, desde que iniciamos la legalización de la UPP 89, a finales del año 2013, muchas personas nos preguntaban por qué otro partido. Y nos decían que con el paso del tiempo los partidos siempre se desvirtuaban de sus propósitos iniciales y terminaban usufructuando del poder. No existía respuesta posible inmediata ante ese cuestionamiento. Sólo el tiempo podía responder por nosotros y creemos que lo está haciendo.

Desde el año 2013, han pasado casi 4 años, y hemos mantenido nuestros principios de manera firme. Se decía que nos íbamos a plegar o alinear con el PSUV y no lo hicimos. Que íbamos a buscar beneficios económicos o cuotas de poder por esa afiliación interesada y no ha sido así. Mantuvimos nuestra independencia y postulamos 18 candidatos propios. Tampoco nos volteamos hacia la MUD. Dijimos que defendíamos lo que fue el proceso revolucionario en sus inicios, no su degradación y perversión actuales representados por el gobierno/PSUV, y hemos sido consecuentes con esa posición. Más bien hemos radicalizado nuestra postura, con diversos planteamientos que ya hemos hecho recurrentes: "el PSUV debe desaparecer, al igual que la MUD"; "la única redención posible del PSUV y la MUD es su fin"; "de lo viejo y pervertido no puede nacer lo nuevo"; "ellos son esclavos de sus pactos y compromisos perversos", entre otras.

Dijimos que íbamos a cambiar la premisa de "Caracas decide" muy propia de las actuaciones de los partidos tradicionales y así lo hicimos; es decir, cambiar esa práctica que hace que las coordinaciones nacionales deciden sin tomar en cuenta las opiniones de los Estados, a "espalda de ellos", a cambio de cuotas de poder y beneficios personales.

Hemos venido construyendo la identidad de la UPP 89 por vía la reflexión permanente, interna, sobre el sentido de la política, sobre la concepción del partido político, sobre el ejercicio de la función pública, sobre el poder en sí mismo… Desechamos, de manera absoluta, el pragmatismo y el oportunismo que tanto daño le han hecho a nuestra izquierda y a la izquierda latinoamericana. Todos estos elementos, y otros que es largo enumerar en este espacio, son fundamentos indispensables para el reencuentro con una política entendida desde su dimensión moral.

El camino ha sido largo y apenas estamos dando los primeros pasos. Logramos escoger 18 candidatos que conforman un grupo que consideramos coherente en cuanto a la trayectoria política y la valoración moral de ellos. Son personas decentes, así lo creemos, a las cuales sin embargo tampoco les estamos dando un "cheque en blanco", ellos y ellas deberán demostrar con el tiempo que son consecuentes con nuestros principios, al igual que nosotros también deberemos hacerlo. Uno de ellos, el de Falcón fue presionado por el PSUV y retiró su candidatura. Y en 5 estados – Anzoátegui, Nueva Esparta, Zulia, Lara y Amazonas – no logramos conseguir un candidato idóneo con nuestras rígidas y severas exigencias éticas, políticas e ideológicas. En uno de ellos, Anzoátegui, sirva este artículo de opinión para señalarlo, un empresario ha hecho y sigue haciendo uso fraudulento de nuestra tarjeta electoral, lo cual ya ha sido denunciado ante el CNE por medio de 4 comunicaciones oficiales de la organización.

En fin, creemos en la irreverencia política, en la coherencia ética, en los valores eternos de la honestidad, la dignidad, la solidaridad humana y otros principios inmemoriales humanos sin los cuales la vida misma no tiene sentido. A partir del 16 de octubre empezaremos a hacer un balance sobre lo realizado. Ojala el pueblo salga a votar masivamente, ya que la abstención sólo favorece a los "farsantes"… ¡Suerte a nuestros candidatos y candidatas!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 710 veces.



Reinaldo Quijada


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Quijada

Reinaldo Quijada

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a253587.htmlCd0NV CAC = Y co = US