A propósito de ser ciego

La resurrección de AD: la gran obra de Maduro

Si alguien quiere medir el nivel de traición de Maduro, sólo vea el espejo político de este 2017. Por una parte, vemos un Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que incluso sí tomamos como ciertas (que obviamente, sabemos que mienten), las palabras de la cúpula madurista en que las elecciones para la "constituyente" votaron 8 millones de personas, pues habrá que preguntarse, como es que un partido que se formó en 2007, o sea, hace una década con más de 7 millones de inscritos, dos lustros después, apenas haya "crecido" aproximadamente un 10%, cuando el padrón electoral ha aumentado un poco más del 50%.

Si tales cifras aún los maduristas tienen el cinismo de mentirla, es porque estamos en presencia de la derogatoria del teorema de Pitágoras, o en su defecto, los eruditos de esta política habrán relevado el cálculo que Arquímedes hizo de Pi ¡Total! Bastará que hablen ante el detector de mentiras con el "nuevo fiscal" como árbitro o juez de las declaraciones para que sean avalados sus nuevos aportes al campo de la numerología, la matemática, la geometría y el álgebra.

Son tan torpes y vacuos quienes integran la cúpula madurista, y tan ignorantes sus panegíricos y zascandiles, que sin darse cuenta, han echado nuevamente fuera del PSUV y regresado hasta Acción Democrática (AD), a quienes en algún momento agotados por los errores de los denominados socialdemócratas, encontraron en la emergente izquierda alguna posibilidad de convicción política, pero cuando vieron que el PSUV se convirtió en el nuevo rostro del neonazismo, es obvio, que terminaron por regresar a su orígenes.

El PSUV piensa que reviviendo a los adecos divide y entierra a la oposición, ¡Craso error! La multiplicidad de partidos que integran la llamada MUD, jamás se irán al PSUV y menos con AD; pero lo que no han visto en su "análisis político" es que la mayoría de quienes alguna vez fueron parte del PSUV tuvieron como origen la militancia en AD. Verbigracia, es tal la descomposición del madurismo, que no sólo hicieron que los chavistas se marcharan hacia la conformación de una nueva concepción antimadurista, sino que aquellos que alguna vez dudaron hacia dónde regresar porque dejaron de creer, primero en Chávez, y luego en el actual presidente, éste con sus nefastos errores logró simplemente en una oración: La resurrección de AD.

AD se ha convertido en la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), aquel partido peruano que quedó hecho cenizas en su momento por Fujimori, pero que insólitamente, los mismos errores de ese fujimorismo, fueron los que terminaron reviviendo al APRA en Perú, al punto que Alan García, aquel presidente que hundió al hermano país en la hiperinflación por allá en la década de los 80, regresó a la presidencia de esa nación en 2006.

Maduro no sólo se convirtió en el gran traidor de la revolución bolivariana, al convocar una "constituyente" fraudulenta sin preguntarle al pueblo, sino que tiene como propósito derogar la Constitución de Chávez, pero además logró, tal vez lo impensable por Chávez como fue resucitar a AD, quien no sólo llevará mayoría de candidatos en los diferentes estados del país por la oposición de la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para las elecciones de gobernadores, sino que al paso que vamos, no me extrañaría que comencemos a ver aquella famosa cuña que decía: "estas manos que ves".

Maduro ha comenzado a cavar su propia tumba. La "constituyente" supongo será la que se oriente hacia la búsqueda del sarcófago al PSUV para terminar de enterrarlo como esqueleto político; y mientras eso ocurre, hasta aquel himno que decía: ¡Adelante a luchar milicianos! (…) No tendríamos el por qué extrañarnos que vuelva a ser parte de la contemporaneidad política de Venezuela.

Que no haya dudas. La resurrección de AD ha sido la gran obra, o mejor dicho, el impensable milagro de Maduro. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2914 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a252135.htmlCd0NV CAC = Y co = US