Aquellos años luminosos

 

La izquierda venezolana tuvo siempre una maleta llena de ideas para vivir, sobrevivir, soñar, crear, inventar su discurso era cautivante, cargado de luces y de comparaciones, de emociones y solidaridad, una izquierda ilustrada con propuestas inteligentes e intensos debates. El MAS, MIR, PCV y de alguna manera el PRV se volvían una fábrica de formación intelectual y política, a mi manera de ver bastante distantes de las otras organizaciones que entre sus periodiquitos (Basirruque y Que hacer) trataban de incidir en una discusión que ya los había superado hacía mucho tiempo.

Ya en los 70s los últimos abstencionistas llamaban a votar o por lo menos tenían vida legal y la practicaban, inclusive algunos de sus dirigentes salían de prisión gracias a los votos y organizaciones como el MAS llamaban a votar por David Nieves preso político, el fin era sacarlo de prisión cosa que gracias a los votos del MAS o al llamado del MAS se logró. Consignas como " contra el hambre, contra la represión, contra las colas, por prisión para los corruptos, por la independencia alimentaria, por la seguridad social, jornada de 40 horas semanales, etc.)

Consignas que tienen tanto peso y validez hoy como ayer, pocas cosas cambiaron en Venezuela claro ya no se puede confiar en los Fiscales del Ministerio Publico y pasara mucho tiempo para que vuelva a confiar en alguno, las intervenciones telefónicas son más frecuentes y la disidencia política es vista como un acto de traición a unos que mandan y confunden Estado con gobierno. La historia y sus cosas ahora gobiernan aquellos que leían a MAO y se declaraban maoístas y que al parecer lo ponen en práctica, por lo menos sus proyectos menos exitosos.

Una izquierda que está en la calle desarticulada, otra en puestos de gobierno defendiendo la carestía, el desempleo, la falta de insumos, podemos ver cosas como estas y decir: ¿ si es cierto o no?

IV REPÚBLICA:

Desempleo, culpable: El Gobierno

Carestía, culpable: El Gobierno

Inflación, culpable: El Gobierno

Corrupción, culpable: El Gobierno

Represión, culpable: El Gobierno

Desaparecidos, culpable: El Gobierno

Inseguridad, culpable: El Gobierno

Un largo etcétera, culpable: El Gobierno

V REPÚBLICA:

Desempleo, culpable: El Imperialismo

Carestía, culpable: La Burguesía Parasitaria

Inflación, culpable: Los V Columna

Corrupción, culpable: Los Traidores a La Patria

Represión, culpable: Los Santanderistas

Desaparecidos, culpable: El Cipayo de la Esquina

Inseguridad, culpable: La Televisión

Un largo etcétera, culpable: Un largo Etcétera

Lo cierto es que nunca como ahora un gobierno no es culpable de nada, aparte de gobernar, decidir la suerte de uno que otro medio de comunicación, de qué hora a qué hora serán las colas. Por ahí veo algunos que piden más dureza en el gobierno, que ven a Diosdado Cabello como la última carta en una nación de más de 30 millones de habitantes, la vida y sus detalles, ya para estos hombres y mujeres de izquierda la salida no está en la sapiencia y experiencia del pueblo, la salida está en un iluminado, un iluminado que entre otras cosas es parte de ese largo etcétera de calamidades que nos ha tocado vivir.

 

 

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 613 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a251646.htmlCd0NV CAC = Y co = US