Un presidente en constituyente

Quien gobierna y manda desde el poder popular

adquiere la legitimidad histórica que solo los grandes

saben administrar.

Constituyente, la convocatoria Mayor por la Paz

Pensamiento del Autor

No reconocer que el Presidente Maduro hace gala de un profundo conocimiento de la condición humana que caracteriza a la oposición criolla, es ponerse de espalda a la realidad política en la que vivimos los venezolanos, luego que ellos, los opositores, ganara legítimamente la A.N y contrario al mandato que les fue otorgado, se auto anularan como parte del Estado Bolivariano de la V República que inauguramos con la Constitución de 1999, al plantearse el derrocamiento de toda la estructura política y social, que desde la revolución se han construidos con el pueblo, desde el pueblo y para el pueblo, desconociendo así, al poder popular de las masas conscientes y develando sus claras intenciones por retrotraer al país a etapas históricas superadas por el planteamiento socialista bolivariano.

En consecuencia, aunque la lucha es dura y las contradicciones políticas se han hecho multifactoriales con efectos negativos en las mayorías, el señor presidente hace esgrima en cada ataque y avanza paso a paso, rumbo a la consolidación del proceso político socialista, legado por el Comandante Eterno.

Ahora bien, cómo todo proceso político que va a contracorriente de la normalidad impuesta por la burguesía en su afán por solidificar el capitalismo hegemónico neo liberal en la sociedad, el gobierno del Presidente Maduro ha respondido con más participación popular y en consecuencia acude al pueblo todo, incluyendo a los opositores, al desarrollo de una constituyente que sirva a los fines de fortalecer el poder popular. Situación que definitivamente no le agrada a la pequeña y analfabetizada burguesía criolla y menos aún, a los que niegan su origen de clase y se traicionan a sí mismo, asumiendo actos y conductas que en ningún caso le corresponden, pues el trabajo ideológico del cual ha sido víctima, le impide cualquier capacidad para entender, su entorno socio histórico, su realidad antropológica y su posibilidad de vindicación política social hacia el futuro.

 

Es muy importante destacar, que la conjugación del tiempo para el capitalismo y su ideología, es el inmediatismo, lo que permite al "poder" homogenizar eso que algunos llaman pensar distinto, pero que en realidad, esta signado por el fácil razonamiento, la acriticidad y la asunción conceptos rígidos, hegemónicos y enajenantes de la realidad dinámica y cambiante.

Recordemos que desde los años 80, la ensayística política de la derecha mundial junto a una izquierda derrotada y entregada, justificaron los elementos constitutivos de la negación absoluta de todo pensamiento libertario y emancipador contrario a los complejos ideológicos del poder.

En esos tiempos, el discurso mediático, centró su atención en la negación de los partidos y sus ideologías, en una suerte de desmantelamiento de cualquier disidencia al proyecto hegemónico imperial. Así, despojaron a la Social Democracia (AD) de sus basamentos populares, liquidaron a Juan Bimbas y ponderaron al neo riquísmo y la estupidez ilustrada como único estadio a conquistar de manera individual. De igual forma, en la Democracia Cristiana (COPEI), asesinaron la iglesia de los pobres, no repartieron más el pan y el vino, se le cerró la puerta a las Aleida Josefina, al Estado Comunal, las Asociaciones de Vecinos y la Sociedad Cooperativa de Luis Herrera y en sustitución, vendieron indulgencias a quienes pudieran pagarlas.

De allí viene nuestra actual oposición, vacía de ideas, pobre de estructura política social y carente de proyecto político independiente. De allí nacieron PJ, VP, UNT, entre otras partículas que se agrupan en la derruida MUD. De allí son los seudo izquierdistas, ex chavistas y desempleados de la revolución, cuya decadencia ideo política les impone retrogradar y entregar su alma a su otrora torturador.

Tiempos de constituyente, golpes y contra golpes, espacio intelectual para el despeje de la paja del trigo. Tiempo para el debate, sustancial y profundo, el cual sustituya los descalificativos por premisas que nos impulsen a PESAR. Momento de ciencias, de reflexión, de mirar más que ver, de escuchar más que oír. Es la hora de preguntar a quienes nos adversa: ¿Dónde está el Pensamiento Distinto que tanto proclamas y por el cual dices ser reprimido?

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 859 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a248941.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO