Si Morales no capitula, monda. Ruptura del Orden Constitucional

SI MORALES NO CAPITULA, MONDA

RUPTURA DEL ORDEN CONSTITUCIONAL

Ana María Campos, una de nuestras heroínas de la guerra de independencia, nacida en los Puertos de Altagracia del Estado Zulia, se le conoce por enfrentar al Jefe realista, Francisco Morales, por allá en 1822. Según relatan algunos historiadores, esta valiente mujer zuliana fue sometida, por órdenes de Morales, a crueles azotes por las calles de Maracaibo. Montada semidesnuda al lomo de un burro, dicen que a cada azote, su verdugo le preguntaba si se retractaba de haber irrespetado a Morales; a lo cual ella contestaba una y otra vez "si no capitula, monda"; un año más tarde el triunfo de la Batalla Naval del Lago, obligó a Morales a Capitular.

Hoy, igual que ayer, una valiente mujer venezolana, Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República, enfrenta a quienes desde el poder del Estado pretenden traicionar y cercenar los principios fundamentales sobre los cuales se erige nuestro estado de derecho y conquistas populares establecidas en nuestra carta magna vigente. En fecha 31 de Marzo, por ante los medios de comunicación, la ciudadana fiscal denunció que el TSJ había violado el orden constitucional a través de las sentencias 155 y 156. Como se recordará, mediante dichas sentencias, se otorgaban al poder ejecutivo y al poder judicial las funciones constitucionales exclusivas de la Asamblea Nacional; por tal motivo la ciudadana fiscal, haciendo uso de su obligación constitucional y legal, denunció tal pretensión en estos términos: "…En dichas sentencias se evidencian varias violaciones del orden constitucional y desconocimiento del modelo de estado consagrado en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; lo que constituye "una ruptura del orden constitucional"; es mi obligación manifestar ante el país mi alta preocupación por tal evento y sobre todo considerando que todas y todos los venezolanos, a través del proceso constituyente de 1999, logramos generar este contrato social que es la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela…".

A partir de ese momento; logramos ver una luz al final del túnel. Por fin, un funcionario de alta jerarquía (me alegra que fuera una mujer) tenía la suficiente valentía de pararse frente al poder ejecutivo y a los demás poderes postrados ante el ejecutivo y denunciar el gran "abuso de poder" que se venía y viene gestando y creciendo como una bola de nieve desde las más altas instancias del estado. En cada juicio militar a civiles; en cada operación de las OLP; hoy operación TUN TUN; en cada represión contra manifestantes civiles desarmados; en la falta de respuestas a las denuncias de corrupción por parte de altos funcionarios del Estado (civiles y militares); o a todo evento, en cada decisión a favor del denunciado; y pare usted de contar.

A los venezolanos de a pie se nos han ido cerrando las instancias ante las cuales podamos realizar una denuncia, sin que se nos etiquete o señale de "traidores" y/o "apátridas, escuálidos o terroristas", entre otros epítetos. Con el alto costo de la vida y una moneda tan devaluada, se nos hace cuesta arriba sobrevivir; todo lo que obtenemos mediante nuestro trabajo lo utilizamos obligatoriamente en comida. Y cuando haciendo uso de nuestro derecho a solicitar una explicación de esta tragicomedia, se nos responde, en el mejor de los casos, que la "guerra económica", que "el imperialismo", que la guerra de tercera generación" y en eso llevamos ya varios años. Se les olvidó que los venezolanos tenemos un coeficiente intelectual para comprender que sin duda a la hora de realizar un balance socio económico del país, dichas variables habrán jugado su papel para generar también esta situación; pero no es menos cierto que la corrupción sin precedentes permitida y generada en todos los ámbitos de poder; las fracasadas políticas y paquetes económicos; entre otras elementos, figuran como causas principales de esta crisis económica y social y sin embargo, el gobierno ni lo discute y mucho menos admite sus errores. La política informativa del gobierno se ha basado hasta el presente en tergiversar la realidad y desconocer los problemas presentes.

No reconocen que han fracasado; aun cuando han contado con todas las instancias de poder a su favor y hasta un momento dado, también contaron con una mayoría del poder popular. No reconocen que ya no tienen militantes voluntarios; ahora se dividen en pequeños grupos de poder (Maduro; Diosdado) los cuales hacen alarde de lo que se puede "conseguir" mediante su "protección" (Clap; vivienda; trabajo; etc.) único requisito "Aquí no se habla mal de Chávez"; en otras palabras: "disciplina; orden y subordinación" y desde esta tesis antirrevolucionaria, desarmaron la autonomía de las organizaciones populares: "si no te controlo; te destruyo".

En este orden de ideas, consideramos que es de suma importancia resaltar la actitud asumida por una funcionaria del estado, que por fin, cumple con su deber y está consciente de su papel histórico. Ella representa en este momento la legalidad, la honestidad y la credibilidad. El gobierno de Maduro lo sabe y es por ello que la "montó en el burro" y en este momento enfila todo su poder para azotarla hasta que se retracte de lo que dijo, destituirla y/o encarcelarla, por cuanto, Maduro y Diosdado, solo aceptan heroínas cuando estas están bien muertas, para llevarlas al Panteón.

Finalizo con un poema de la poeta zuliana; Rosa Virginia Martínez, dedicado a la heroína Ana María Campos:

"Canción de Primavera"

Heroína del alba y de la rosa:

Entre espadas y sangre,

Tu corazón de fuego en fuego arde

¡Cómo pasa tu nombre por la historia,

En ritmo de jazmín, laurel y gloria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2140 veces.



Carmen Alicia Hernández Rodríguez

Abogada. Investigadora de los movimientos sociales

 carmenaliciahr@yahoo.com

Visite el perfil de Carmen Alicia Hernández Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: