Esa es la única cosa que realmente me disgusta de Venezuela, ahora no me odien

NOTA PRELIMINAR

Este artículo empezó siendo relativamente corto, pero resultó siendo el más largo que he escrito aquí en Aporrea, creo.

Espero que tengan la paciencia de leerlo, toca un tema que considero muy importante.

Gracias.

VIAJAR POR VENEZUELA

Aquí no quiero insular a nadie, simplemente quiero exponer una realidad vista desde mi punto de vista, una realidad muy importante y amarga, en mi estimación.

Tal vez que algunos lectores no querrán leer este artículo ya que implica vernos --- como sociedad --- en el espejo, algo que generalmente a nadie le gusta hacer a menos que se vean bien bonitos y guapos.

Se trata de algo que me disgusta enormemente personalmente, pero que al mismo tiempo forma parte, en mi opinión, de las cosas que como sociedad deberíamos revisar y rectificar en Revolución.

Bueno …

Otra vez estuve viajando por nuestra bella y mística Venezuela.

Aun después de más de 40 años de haber conocido este país --- gran parte del país --- nunca me he cansado de observar y apreciar sus mágicos paisajes desde las ventanas de las busetas.

Viajo de día, no de noche, específicamente por esa razón, para poder apreciar los maravillosos paisajes.

Entre otras maravillas, en este reciente viaje, vi muchos tucanes, garzas, y diferentes tipos de loros, caracaras, y también unas pocas águilas.

Ver caracaras: Caracara venezuela - Buscar con Google

Ahora, probablemente debido a que he vivido/trabajado en muchos países del norte del planeta, donde abunda el frió, la nieve, el hielo, y los horribles y deprimentes (para mí) colores tipo "tonos tierra" ("earth tones," ver link abajo), de ver aquí en Venezuela tanto verde, y tantos tonos de rojo y amarrillo y púrpura en las flores y los árboles, y la multicoloridad de las aves, de los animales, de los insectos, y también las casas y autobuses y carros, me da un profundo sentimiento de satisfacción y agrado.

Internamente, siento el calor en vez del frío.

Eso para mí es muy importante.

Odio el frió (una de las pocas cosas que odio), no lo soporto, y los colores "earth tones" me hacen sentir muy mal, y eso fue una de las principales razones (con el frió) por lo cual decidí pasar el resto de mi vida en Venezuela, y no en el norte, bueno, aparte del hecho de que estoy enamorado de Venezuela, y me gusta la desbordada libertad que existe en este país, el caos (funciono mejor en el caos), y el desorden (no me gusta por nada la rigidez de los sistemas sociales norteños).

Saben, en Canadá, en los vecindarios residenciales comunes y corrientes, tu no puedes pintar el exterior de tu casa del color que te dé la gana porque te multan, y enseguida debes repintarla de un color que ellos consideran aceptable, y básicamente, esos colores son todos de tipo "earth tones," (vean el siguiente links).

Aunque suene increíble, lo que les cuento es verdad, a menos que hayan cambiado las leyes en los últimos años.

Ver "earth tones": Earth tone color schemes, color combinations, color palettes for print (CMYK) and Web (RGB + HTML)

Ver fotos de comunidades en Canadá (observen los colores): typical canadian residential neighborhood - Buscar con Google

Horrible, ¿verdad?

Imagínense vivir así.

Hay personas que prefieren estar rodeadas de esos colores, pero yo no, no señor, me deprime, me hace sentir muy mal.

Bueno, cada vez que veo estas maravillas venezolanas pienso en una cosa en particular:

Me he dado cuenta que cuando uno nace en el paraíso, y en particular si la persona nunca ha salido del paraíso para ver lo existe fuera del paraíso, como el tremendo frió y los colores "tonos tierra," y la ausencia de sol, desafortunadamente, en muchos casos, la persona no se dan cuenta que viven en el paraíso.

Viven en el paraíso, pero no losaben.

No se dan cuenta de la suerte que tienen de vivir en el paraíso, este paraíso, Venezuela, y desafortunadamente, la maltratan, la destruyen, y la desprecian, a menudo pensando, muy erróneamente, que viven en el infierno, o algo así.

Eso me impresiona mucho.

A menudo escucho a venezolanos y venezolanas diciendo cosas como:

"Este país de mierda."

"Esto es un desastre."

"Aquí no hay nada bueno."

"Me voy a otro país donde sea mejor."

"Canadá es un país tan bello."

"Venezuela no sirve para nada."

"Estamos invadidos por cubanos y comunistas. ¡Me voy!"

Entiendo que hay mucha gente que lo dice en base a la inmensa frustración causada por esta horrible situación socioeconómica que hoy estamos viviendo (bajo Maduro), pero la verdad es que la inmensa mayoría de los seguidores de la oposición antichavista, aun cuando las cosas andaban muy bien en este país (bajo el mando de Chávez), decían las mismas cosas.

Es decir, cuando Venezuela era no solo un paraíso físico geográfico ambiental, sino también un paraíso para vivir económicamente y materialmente, alrededor de una de cada dos personas en este país se quejaban como si Venezuela fuera el "culo" del mundo.

¿Tal vez por eso "nadie" cuida "nada?"

No lo sé.

Viajando uno se da cuenta de muchas cosas.

Los baños públicos son un desastre, hay basura por todos lados, la gente lanza su basura por las ventanas de los autobuses y de los carros, botan comida en los pisos de los autobuses --- porque el autobús no es de ellos (¿y si fuera su casa?) --- y cuando terminan de tomarse un cafecito en el terminal, dejan el vaso plástico sobre el borde de una ventana, sabiendo perfectamente que el viento se lo va a llevar al piso donde se reunirá con todas las otras basuras que la gente, sin saber o importarles que viven en el paraíso, lanzan al piso como para intencionalmente despreciar lo que tienen, aun cuando el basurero se encuentra a solo cinco pasos.

¿Descuido?

¿Egoísmo?

¿Flojera?

¿O arrogancia?

No sé.

LO QUE ME DISGUSTA DE VENEZUELA

Ahora, no hay muchas cosas que realmente me disgustan de Venezuela, son muy pocas, casi nada, pero hay una cosa que realmente encuentro casi insoportable, y creo que debería mencionarlo porque como sociedad si seguimos así, esta actitud nuestra nos llevará a la destrucción total de la Venezuela libre, independiente, y soberana que queremos.

Aunque tal vez me debería disgustar, no se trata del asunto (arriba) de no cuidar lo que uno tiene, eso realmente no me disgusta, más bien me da mucha tristeza, es como ver a alguien escupir sobre un piso ajeno.

Da pena.

Bueno, lo que realmente me disgusta --- por ejemplo si tuviera que elegir una sola cosa mala que decir sobre la sociedad venezolana --- es la muy mala maña o costumbre de pensar que una persona que no se parezca físicamente a un "típico" venezolano, pero quien tampoco se parezca a un "chino" o "árabe" o "portugués," es casi automáticamente considerado ser:

1- un gringo
2- que habla inglés
3- y que tiene muuuchos dólares.

Como siempre ocurre cuando viajo por el país, durante estos recientes viajes la gente me preguntó por lo menos 100 veces cosas como:

¿Usted no es de aquí, verdad?

Y yo les respondo que no, pero que soy venezolano, y ellos me replican:

¿Pero usted no es de aquí, entonces habla inglés, verdad?

Y yo les respondo que si, pero que también hablo español, francés, un poco de árabe, algunas palabras de chino, y entiendo un poco de alemán, italiano y portugués …

Pero eso no parece sacarlos de esa extraña zona del zoombiísmo adulador del gringo y sus dólares, y me salen con cosas como:

¿Ah, entonces tienes dólares?

Bueno … eso … me … pone … de muy … pero de muy … mal humor.

Disculpen, pero tengo que decirlo así:

¿Qué coño tiene que ver dólares con nada?

¿Por qué no me preguntan si me gusta Venezuela, en qué trabajo, cuales son mis números o colores favoritos, cuantos hijos tengo, cuanto tiempo hace que vivo aquí, o si me gustan las hallacas?

¿Por qué tiene que siempre ser un asunto inglés o dólares?

Es algo horrible, realmente.

Primero, no entiendo cual es la fascinación con el inglés. Existen miles y miles de idiomas en este mundo, y el inglés es solo uno de ellos, siendo el tercer idioma más hablado (por región) después del chino (mandarín), y el español.

¿Entonces?

¿Qué es lo que hace del inglés algo tan fabuloso?

Es más, el inglés es un idioma feo, con sonidos feos, es un idioma de cavernícolas, resultado de amoríos entre los neandertales y cro magnon, no tiene nada realmente bonito.

No entiendo esa fascinación, por nada.

Ver:https://en.m.wikipedia.org/wiki/List_of_languages_by_number_of_native_speakers

Y sobre los dólares …

Es como si me encontrara con algún extraño en las calles de Montreal (Canadá), y al verlo, antes de saludarlo, le preguntaría, "¿Tienes dólares, pana? ... como si esa pregunta fuera una condición para seguir conversando, como para determinar si vale la pena o no seguir hablando con ese "carajo."

Co …

Es más, en Revolución proclamamos la independencia, la autosuficiencia, y el poder soberano, pero Maduro siempre habla de dólares.

¿Cuál es el chiste?

A veces pienso que Maduro no sabe que aquí en Venezuela la moneda se llama el bolívar, no dólar.

Pero lo peor es que para sacarlos de su zona de extraterrestres a esos "curiosos" amantes de dólares que me encuentro por todas partes, debo explicarles [¡mil veces!] que no tengo dólares --- NO TENGO DÓLARES --- y que no me interesan los dólares, y que vivo aquí en Venezuela, no en EEUU, y que no he ido a ningún país donde se utilizan dólares desde hace más de 7 años, y que no tengo ninguna necesidad de tener dólares porque yo vivo en la misma Venezuela donde ellos también viven, donde todo se paga en bolívares, no en dólares.

Cada vez, me pregunto:

¿Cuál es el estúpido (debo decirlo así), imaginario, e infantil encanto con los "malditos" dólares que tantos venezolanos y venezolanas adulan?

Bueno … hay una explicación, creo.

MUY extrañamente, la inmensa mayoría de los venezolanos crean --- por alguna razón que no me entra en la cabeza --- que:

1- el dólar de EEUU es el único dólar que existe en el mundo, lo cual es falso (ver abajo)

2- que el dólar gringo se utiliza como moneda en cualquier país del mundo, lo cual es falso (ver abajo), y

3- que tener dólares lo hace a uno automáticamente más rico, o más inteligente, más bonito, más educado, más fabuloso, y cosas así, lo cual es absolutamente ridículo y totalmente fuera de la realidad.

Ese nivel de ignorancia me molesta enormemente.

Pero no es porque sea un asunto de ignorancia como tal --- porque algunos tipos de ignorancia son básicamente inofensivos --- sino porque al exteriorizar esta ignorancia tan descaradamente, suponiendo cosas que no son, como que alguien tiene dólares porque no se parece a un "típico" venezolano, y torciendo la realidad en base a conceptos totalmente falsos, uno puede poner en grave peligro las vidas de otras personas.

En el caso mío, fui muy violentamente secuestrado y casi asesinado aquí en Venezuela porque mis ignorantes secuestradores suponían que yo tenía dólares (por no parecerme a un "típico" venezolano) …

Pensaban automáticamente que yo era un gringo rico (¡ni me parezco a un típico gringo!), y que estaba de visita en Venezuela para consumir cocaína (me ofrecieron drogas, ¡imagínense!) y/o que estaba en Venezuela para pasar mi tempo en los burdeles o hacer negocios con el narcotráfico, y cosas así (pura fantasía de la televisión), pero el hecho es que vivo en Venezuela (no estoy de visita), no hago ni una ni la otra cosa, no tengo dólares, y soy pobre (pero feliz así).

Tuve que soportar centenares de golpes con machetes y puños antes que entendieran.

Bueno, a causa de la ignorancia generalizad en Venezuela sobre los gringos y sus malditos dólares, bueno, casi me mataron, pero tuve la suerte de poder escaparme porque al tipo que debía matarme (¡con mi propio cuchillo de pesca!) le dio miedo ya que creo que sentía que si él trataba de matarme, yo también lo hubiera matado, más de una vez.

Yo no iba a despedirme forzado de este mundo sin llevarme por lo menos uno de ellos para que me acompañen al universo de la muerte, no señor.

Bueno, el tipo casi se hizo en los pantalones, y él mismo se escapó de la casa, imagínense. Lo que él no sabía es que no es tan fácil matar a alguien así como se ve en las películas gringas.

Ahora, eso no solo me ocurrió a mí, sino también le ha ocurrido a muchos extranjeros que viven en Venezuela, aun si también son venezolanos, como yo, y también le ha ocurrido a muchos venezolanos que nacieron aquí pero que la gente erróneamente cree que son extranjeros solo porque no se parecen al "típico" venezolano.

Eso es muy triste, tan triste que deja un sabor muy amargo en la boca.

La ignorancia a ese nivel se transforma en un profundo disgusto, en un arma de tortura y muerte, donde esa ignorancia ya no es un juego de niños, o solo una ridiculez, sino un asunto de vida o muerte.

En estos utilitos días de viajes fueron por lo menos unas 100 personas que supusieron que yo tenía dólares, y esa actitud me disgusta enormemente.

Es impresionante e incomprensible para mí que tanta gente esté tan equivocada al mismo tiempo, en masa, y, aquí no me refiero solamente a los delincuentes o a los menos educados, no señor, esto ocurre con casi cualquier clase social venezolana.

Gringo, gringo, gringo, dólares, dólares, dólares.

Por ejemplo, en un caso, ayer, después de haber conocido a alguien de la clase media alta, descubrí que esa persona me estaba cazando para mandar a atracarme y robarme los dólares (que no tengo).

Pensé, ¿Me van a matar otra vez?

Entonces, cuando lo descubrí, para proteger mi propia vida, y antes de ser atacado por este "educado ignorante" y sus amigos delincuentes, tuve que decírselo cara a cara que si alguien intentaba algo contra mí, esta vez los mataría antes de que me hagan cualquier cosa.

Creo que entendió.

No voy a permitirme ser asesinado otra vez por ignorantes imbéciles.

¿Imagínense vivir así, siempre pendiente de ser asesinado por dólares porque suponen que eres algo que no eres?

Les digo una cosa, tener que vivir así no es nada bonito … es muy feo … pero por suerte todo lo bueno de Venezuela compensa de alguna manera, bueno, por lo menos hasta el día que me asesinen otra vez.

(Digo que "me asesinen otra vez" porque cuando uno se encuentra tan cerca de la muerte, como me ha pasado varias veces, ese evento cercano a la muerte es casi igual a la muerte. Ese evento lo mata a uno por dentro. Cualquier persona que ha vivido una experiencia de secuestro violento donde casi fue asesinado sabe perfectamente a qué me refiero.)

Bueno, a eso llega la ignorancia a veces.

LO QUE MUCHOS IGNORAN SOBRE EL DÓLAR

Aquí les voy a contar la verdad sobre los dólares, y espero que ustedes queridos lectores (si no me odian ahora) sean voceros en este asunto para ayudar a salvar a los tantos venezolanos y venezolanas de su propia trágica ignorancia en este asunto.

Al esparcir esta información ustedes también ayudarán a salvar vidas y a reducir los altos niveles de delincuencia que este gobierno de Maduro no es capaz de controlar.

INFORMACIÓN

En base a la información que encontré en los links abajo, y en base a mis experiencias de vida en 34 países, y si conté bien:

1- existen 21 tipos de monedas que se llaman "dólares," pero todas son diferentes

2- solo una de esas 21 monedas tipo "dólares" son dólares estadounidenses, mientras que las otras monedas son dólares que no tienen nada que ver con el dólar estadounidense, como por ejemplo en Canadá y Australia, simplemente se utiliza la palabra "dólar" para describir la "moneda" del país, así como se utiliza la palabra "peso" para describir las monedas de países como Argentina, Chile, Colombia, México, y las Filipinas, pero no son los mismos "pesos," cada uno tiene su valor respectivo, y las monedas son diferentes (así como en el caso de los diferentes tipos de dólares, tampoco los pesos se pueden utilizar como moneda oficial entre los países a menos que existan convenios al respecto, los cuales son muy raros)

3 - de alrededor de 200 países y territorios que existen en el mundo, solo unos 14 países utilizan el dólar de EEUU como moneda oficial o paralela, y solo 14 otros países aceptan el dólar estadounidense, pero no como moneda oficial

Ver: https://es.m.wikipedia.org/wiki/D%C3%B3lar
Ver: https://es.m.wikipedia.org/wiki/Peso_(moneda)

Es decir, el "todo poderoso" dólar estadounidense --- ese mismo dólar que tantos venezolanos y venezolana creen muy erróneamente que es una moneda "común y corriente" a nivel mundial --- solo se utiliza en 28 de 200 países.

Esto significa que a nivel mundial el dólar estadounidense tiene un porcentaje de "popularidad" de solo un 14%, lo cual no es muy significativo, por lo menos, no a nivel de la "popularidad" que tantos venezolanos y venezolana estimarían.

LA INTELIGENCIA Y LOS DÓLARES

Ahora, asociado a este síndrome venezolano del gringo y sus dólares, existe lo siguiente:

Por alguna razón que tampoco me entra muy bien en la cabeza --- pero sí lo entiendo porque la televisión y el capitalismo nos ha infectado las mentes de manera muy profunda --- es que casi cada vez que un venezolanos o una venezolana habla conmigo, y se dan cuenta que

1- sé muchas cosas, incluso idiomas
2- soy muy inteligente (no es culpa mía, nací así)
3- tengo una memoria fenomenal
4- puedo calcular y resolver problemas muy efectivamente, y
5- que soy inventor, matemático, escritor, cantautor, compositor, pintor (artista), y también albañil, carpintero, plomero, electricista, etc., y que siempre he trabajado por mi cuenta, y rara muy vez como empleado …

… casi siempre suponen, muy erróneamente, que debo ser rico y que por eso … también … debo tener muuuchos dólares.

La gente a menudo supone que cualquier persona que tenga tanta capacidad y tantos talentos debe indudablemente haber acumulado mucho dinero, pero eso no es necesariamente así.

Normalmente, eso es verdad, pero hay excepciones, y yo soy una de esas.

Yo no hago las cosas por dinero, las hago por interés y curiosidad, y para acumular conocimiento y entendimiento en vez de acumular dinero y cosas.

Aunque pudiera haber sido un multimillonario muchas veces, a los 15 años de edad decidí tomar el camino de la aventura y la libertad en vez del camino de la riqueza financiera y de la esclavitud ya que había calculado que en este cortó tiempo que tenemos en este mundo uno no podía hacerse millonario al ser simultáneamente un aventurero sin poner en riesgo perder su riqueza, entonces, para hacer las cosas bien, debía decidir entre una u otra cosa, y yo quería ser más aventurero que millonario, sabiendo perfectamente que no necesitaba dinero para ser un aventurero.

Además, no tenía la necesidad del dinero para definir quien soy, yo sé quien soy.

Al ser y hacer lo que yo quería como aventurero --- y sigo haciéndolo ---, y aunque corría siempre el riesgo de morir en cualquier instante, no tenia que preocuparme de alcanzar ninguna meta financiera para demostrarles a otros mi éxito porque yo vivía esas aventuras en carne propia, no solo las soñaba o las hablaba, las hacia, y eso para mí siempre fue suficiente.

Es más, pensé que siendo aventurero, si no me moría de manera repentina a una joven edad, bueno, todavía me quedaría buena parte de mi vida después de haber ejercido la "profesión" de aventurero para dedicarme, si quisiera, a generar riqueza.

(Para ser aventurero hay que estar en muy buena condición física, pero con la edad, esa capacidad disminuye considerablemente.)

Bueno, había decidido a los 15 años de edad que si quisiera realmente ver el mundo en carne propia en vez de por televisión, tenia que irme de la casa inmediatamente (lo cual hice), y también tomé la decisión de que para poder ser lo suficiente libre para ver el mundo, tenia que también:

1- nunca acumular bienes, ni dinero, solo utilizarlos cuando sea necesario, ya que nunca sabría en qué momento podía morir, y por eso siempre di todo el dinero y bienes que no utilizaba en el momento a otras personas para que ellos los utilicen, en caso de que yo muriera repentinamente,

2- nunca mentir, porque me di cuenta que la única manera de construir algo sólido y duradero en esta vida, y de acumular conocimiento y entendimiento fundamental y veraz, era de basarse en la verdad, o lo más cercano posible a la verdad, y

3- nunca perder tiempo viendo televisión (o equivalente), porque me di cuenta que la televisión es uno de los elementos más destructivos de la existencia moderna, lo cual nos transforma --- sin saberlo --- en zombis con los cerebros bien lavados con mentiras y suposiciones falsas y torcidas (como el asunto del dólar y la inteligencia), y que como resultado nos estruja la creatividad e inteligencia natural, lo cual decidí que necesitaba para poder trabajar en casi cualquier cosa, en cualquier parte del mundo, y bajo casi cualquier circunstancia.

Así es la aventura.

Y por eso soy pobre, pero también, por eso soy feliz, siempre lo fui.

Siempre he hecho lo que deseaba hacer, y nunca hice nada sin decidir de desear hacerlo, en otras palabras, nunca hice nada sin querer hacerlo, si no, simplemente no lo hacia.

Es por eso que he podido hacer tantas cosas en mi vida, y la mayoría de ellas con bastante éxito (y con muchos accidentes y golpes entremedio).

Ahora, en base a la muy errónea idea de que yo "debería ser rico" porque tengo "tantos talentos e inteligencia," y porque hablo/entiendo un montón de idiomas, y porque he podido viajar a través del mundo, soy normalmente catalogado por la inmensa mayoría de los venezolanos y venezolanas como:

1- un ricachón, o hijo de ricachón (mi abuelo era minero de carbón), porque es imposible haber viajado tanto sin ser rico, porque eso requiere muchos DÓLARES, lo cual es totalmente falso porque uno puede viajar por todo el mundo toda su vida sin tener un solo centavo, o

2- soy un mentiroso, porque es imposible que yo haya hecho todas esas cosas sin haber nacido en la riqueza, o estudiado en grandes universidades, etc., o

3- soy un loco, porque nadie con tanto talento no aprovecharía de ganar mucho dinero.

Por alguna razón, desafortunadamente (pero a veces necesariamente), para mucha gente:

inteligencia = dólares

Es decir, alguien no muy inteligente ganaría poco dinero, mientras que alguien muy inteligente, como yo, ganaría mucho dinero, lo cual no es necesariamente verdad.

Mucha gente --- probablemente a raíz de tener el cerebro tan lavado por al televisión --- piensa que si uno es capaz de hacer tantas cosas con tanto éxito, entonces sería "normal" que lo primero que uno buscaría hacer es de hacerse rico para así poder "disfrutar" de la "buenas cosas de la vida," como las "buenas cosas de la vida" que se ven en las películas de Hollywood.

El hecho, en mi caso, es que esas cosas no me interesan por nada, para mí esas cosas son superficiales fantasías de Hollywood, películas, y nada más, y no les veo ninguna gracia.

Nunca me interesó eso, prefiero cruzar desiertos y montañas con Indígenas mientras aprendo otro idioma que de pasar mi tiempo habando paja con embajadores y políticos o banqueros en sus yates y burdeles.

El dinero solo me interesa para poder adquirir las herramientas para poder hacer las cosas que quiero hacer, y nada más, y por eso mucha gente no me entiende.

El dinero para mí es solo una herramienta para conseguir herramientas, y nada más.

Todos nacimos sin dinero, y todos morimos sin dinero.

Entonces, lo que ocurre entre el tiempo que nacimos y morimos no puede tener como fundamento de vida el dinero ya que el dinero no es una condición natural de vida o muerte, es decir, el destino de nuestras vidas no depende del dinero, más bien el dinero solo describe la naturaleza de quienes somos durante el viaje por la vida, dependiendo de cómo lo utilizamos.

Saben, las únicas personas que realmente me han entendido --- aparte de mi madre, un hermano, mi esposa, y posiblemente algunos lectores --- han sido (en general por supuesto):

1- los Indígenas con quienes he tenido el gran placer y honor de compartir y trabajar, como los Cree de Eeyou- Istchee, los Mohawk de Kahnawake, los Algonquinos de Six-Nations, los Beduinos de Arabia y del norte de África, y algunos Mujahedin Indígenas de las tribus de Afganistán,

2- algunos científicos y matemáticos con quienes trabajé, y

3- algunas personas que viven en la calle.

Todas estas personas conocen el valor real del dinero versus su valor ficticio, manipulado, o imaginario.

Ahora …

¿Por qué les cuento todo esto?

Bueno, porque encuentro que aunque posiblemente sea muy desagradable para algunos lectores (o muchos, no lo sé), y tal vez que ahora me odiarán también, no lo sé, pero este tema me parece muy importante para el positivo desenvolvimiento de nuestro país en Revolución.

Si realmente queremos ser Revolucionarios, independientes, y soberanos, hay que pensar como Revolucionarios, y hay que hacer Revolución, lo cual implica no dejarse llevar o manipular por los [malditos] conceptos del capitalismo, los cuales son esencialmente transmitidos hacia nuestros cerebros vía la televisión.

Es más, cada hora que pasamos NO viendo televisión, es una hora más donde podríamos hacer algo productivo, o aprovechar ese tiempo para reducir nuestro nivel de ignorancia, lo cual puede ser fatal si no nos ocupamos.

Bueno, para resumir, cada vez que salgo de mi taller, cada vez que voy al pueblo, y cada vez que viajo por nuestro mágico país, desde hace más de 40 años, todas estas cosas me pasan, y cada vez pienso:

¿Hasta cuando los venezolanos seguiremos con los cerebros lavados con conceptos falsos?

Bueno, esa es la única cosa que realmente me disgusta de Venezuela.

Ahora no me odien.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3103 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a248828.htmlCd0NV CAC = Y co = US