¿Cómo moverse entre el gobierno y la MUD y no parecerse a las dos bandas?

Siempre que las derechas copan la escena política, la Revolución está en problemas para diferenciarse de la farsa entre ellas y desarrollar su propio proyecto. La opción del menos malo aparece en el ambiente, los disfraces apocan el entendimiento de las masas, los falsos peligros inminentes posponen las posiciones revolucionarias.

La situación entre nosotros se agrava cuando uno de los bandos se muestra como heredero del Comandante Chávez y el otro como defensor de su Constitución hoy guillotinada. La confusión es el terreno propicio para la restauración del capitalismo, para acabar definitivamente con el Chavismo revolucionario.

El principal deber de los chavistas hoy es disipar la confusión, aunque esa tarea suponga enormes riesgos de incomprensión, de represión. Moverse en medio de las dos derechas, las dos embusteras, las dos con grandes aparatos de comunicación, es labor difícil, requiere navegar en mar proceloso.

Sin embargo, existe una válvula de seguridad: el Socialismo. Esa es la definición verdadera de los campos. "Dime si eres Socialista y te diré en cuál campo te ubicas". Se le podría añadir: "Dime si eres Chavista y te diré en cuál campo te ubicas". Hasta aquí todo muy fácil, no hay problema. La confusión surge con el embuste de los dos campos, los de la mud dicen defender a la Constitución, los del gobierno se pintan como chavistas y quien no le apoye el fraude es calificado de traidor a la Patria y farsante.

¿Qué hacer?

Debemos concluir que las palabras de ambas bandas perdieron valor, no sirven para precisar una posición, en esta situación nos quedan dos maneras de formarnos un criterio: una, la historia de cada uno, otra la práctica; historia y práctica definirán qué son en realidad. Veamos.

La historia de este gobierno se inicia en los coqueteos con los capitalistas, el apoyo a los empresarios capitalistas, el desmantelamiento de la economía de Chávez, la entrega de la soberanía en la Faja, en el petróleo, en las minas, la falsificación del Plan de la Patria, usarlo como un antifaz, y ahora en quemar en la hoguera del oportunismo a la Constitución de Chávez. La conclusión es clara: este gobierno sale reprobado en la historia y en la práctica! No es Socialista! ¡No es chavista!

Lo de la mud es más dramático: estos pilletes que vienen de lo más reaccionario del mundo, de tradición, familia y propiedad, de lo peor de ad, del oportunismo más grosero, ahora defienden a la Constitución de Chávez, a la que antes llamaron, con su calificativo más fuerte, de comunista, que para ellos es el mismo diablo, ahora la defienden en nombre de una difusa libertad. A estos sólo les creen los muchachos carne de cañón y las señoras tontas metidas a políticas desde su ignorancia bien maquillada y bien perfumada.

Los revolucionarios, los chavistas, hablan de Chávez y de Socialismo, de la propiedad social de los medios de producción y la conciencia del deber social, apoyados en su historia y su práctica anticapitalista y antiimperialista, hay coherencia; defienden la obra de Chávez, su pensamiento, atacan las falsificaciones, develan las confusiones de las dos bandas, descubren los disfraces; luchan contra el poderoso aparato de manipulación, intentan que la obra de Chávez no se pierda, que su pensamiento siga vivo. No tienen miedo de la aparente coincidencia: la verdad siempre prevalecerá sobre la mentira.

¡VIVA CHÁVEZ: ANTIIMPERIALISTA, ANTICAPITALISTA EN LA PRÁCTICA Y EL DISCURSO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1284 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a248329.htmlCd0NV CAC = Y co = US