El misterio de la ‘valija’ diplomática

La diplomacia internacional capitalista es la prueba más fehaciente de un mundo absurdo, de un mundo que marcha con la cabeza hacia abajo, de un mundo dividido en el que pocas naciones dominan al resto sometiendo pueblos casi enteros a la esclavitud social. La Revolución de Octubre, en su concepción revolucionaria de la diplomacia internacional, lo primero que hizo fue hacerla pública descartando la privacidad de la misma. Por eso entre los diplomáticos que envió a Alemania a discutir la Paz de Brest-Litovsk, para que fuera de cara al pueblo ruso y al mundo, se incluyó a un obrero, un campesino y un soldado, y no faltó la presencia de la mujer en la camarada Bizenko, quien en la lucha revolucionaria había dado muerte al terrorífico general Sajarov. Por supuesto, en su comienzo y para evitar algún desvarío por la falta de experiencia en la materia, fue al frente de la delegación un revolucionario de la talla de Joffe. Las revoluciones no son especialistas en diplomacia sino en revolucionarios y revolucionarias que saben defenderla a capa y espada de sus enemigos. Las revoluciones necesitan técnicos, científicos, trabajadores especializados, intelectuales creativos, artistas comprometidos con la concepción de una cultura universal, hombres y mujeres solidarios y profundamente humanitarios, y no tramposos especialistas del terror que escudándose en la diplomacia actúan agazapados para derrotarla.

La nación que más domine el mundo será la más influyente e impondrá el norte de la política de diplomacia internacional. El mundo actual lo sabe con la supremacía de Estados Unidos en la esfera de la diplomacia internacional. Para el imperialismo la ‘valija’ diplomática es su derecho a trasladar desde su país a otros o desde éstos a su país lo que le venga en su perra gana para realizar actividades incompatibles con la libertad y la redención del mundo. Eso es todo.

El recién caso que ha sido divulgado y en donde, con cinismo descarado, la embajada estadounidense reclama al gobierno venezolano que éste le violó sus derechos diplomáticos al no dejarlos libremente y con resignación haber hecho sus tropelías sin ninguna oposición, sin ninguna denuncia, sin ejercer ningún derecho o deber de exigencia de respeto a nuestra soberanía, es patético del manejo arrogante y desafiante del imperio en el campo de la diplomacia internacional. Lo cierto es que los señores estadounidenses, amparándose en la concepción que tienen de la política exterior y de la divina ‘valija’ diplomática trajeron, descargaron y ocultaron muchísimas y enormes cajas contentivas de supuestos repuestos para la Fuerza Armada Venezolana. Esta, al parecer, nada ha recibido de ese misterioso material tecnológico y bélico.

El Ministro Chacón fue clarito como el agua cristalina en la denuncia de violación ‘diplomática’ a nuestro indeclinable derecho a la autodeterminación y soberanía. Más claro no pudo cantar un gallo para que nuestro país y el mundo entero conocieran la verdad verdadera de la famosa ‘valija’ diplomática estadounidense.

Que nuestro pueblo y el mundo entero no tengan duda alguna que en esa ‘valija’ –sagrada y super secreta para la diplomacia estadounidense y exigida igual para los demás gobiernos- venía la fuerza Beta completa, que es el grupo más ordenado, mercenario, obediente y experto en secuestro y terrorismo con que cuente el Estado estadounidense. En esa ‘valija’ diplomática trajeron: sus armas sofisticadas, sus planes de terrorismo, su estrategia política de intervención en nuestros asuntos internos, su cronograma de operación militar, su plan de emergencia, los dólares de inversión para la acción del derrocamiento del Presidente Chávez, y la lista de personajes que conformarían el nuevo gobierno una vez obtenida la victoria de los misioneros con bayoneta calada. ¿Qué demuestren lo contrario? Esto sería como pedirle peras al olmo. Lo hemos dicho y lo seguimos diciendo: el gobierno estadounidense está preparando una operación comando, tipo de la que ejecutó Hitler para rescatar a Mussolini pero en este caso no para liberar sino para secuestrar o asesinar a Chávez en Miraflores o en algún más idóneo que les permita desaparecerlo del mapa de la manera más exitosa posible. No tenemos los documentos que lo pruebe, pero no
tenemos duda alguna que eso ya está planificado. No nos extrañe que en esa ‘valija’ diplomática, viniera el plano de acción y escape de la misma.
Lamentablemente, en primera instancia casi todos los gobiernos del llamado tercer mundo o mundo subdesarrollado, no están ganados para enfrentar los desafíos que impone el imperialismo, porque con la invasión del Estado sionista a Palestina y el Líbano, se dieron las condiciones para un rompimiento masivo de relaciones diplomáticas no sólo con el Estado israelita sino también con el de Estados Unidos. Pregunto: ¿se hubiese atrevido éste monstruo que ensangrienta el mundo haber declarado la guerra a todos los países que hubieran tomado esa justa determinación? Cada desatino, cada oportunidad que pierden los gobiernos del tercer mundo o mundo desarrollado para avanzar en la lucha contra el imperialismo, es una nueva victoria que éste obtiene sobre aquellos.

Llegará el día en que eso no suceda, y será el momento en que el mundo empiece andar de patas abajo y borrarán del mapa mundi, los pueblos, la diplomacia de naciones y las valijas secretas. No habrá más nunca fuerza beta jodiendo a la humanidad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6093 veces.



Freddy Yépez


Visite el perfil de Freddy Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: