Traidor no es el que dialoga, traidor es el que dialoga por traidor

Maduro: "Estamos listos para dialogar, inclusive con el gobierno de los Estados Unidos" Por: Aporrea.org | Jueves, 22/06/2017 01:18 AM

En la guerra, dialogar NO es encontrar puntos en común, como uno lee por ahí, dialogar es mostrar músculos, es un medio para mostrar las ventas comparativas entre contrarios: Yo cuento con tal ventaja y tú cuantas con esta otra, entonces vamos a negociar. Y se negocia, porque se tiene la guerra casi ganada o porque se tiene la guerra casi perdida. Puede ser un juego con cartas tapadas, pero cuando las diferentes ventajas son claras, no hay necesidad: se negocia la paz en el respeto por los espacios conquistados o conquistables, o no se negocia y se pelea, y adiós paz.

La pregunta es ¿En cuál posición se encuentra (No Venezuela) el gobierno de Maduro, para llamar a un diálogo con Los Estados Unidos? O sea, ¿Qué piensa negociar el gobierno de Maduro con los Estados Unidos?

¡La Paz!… Pero si fuera la paz, creo que Venezuela no está en condiciones de sostener un impulso político revolucionario, una guerra política de la cual se cuide ahora el gran capital, y el miserable capitalismo nacional, porque hace rato que abandonó el socialismo como estrategia política.

Veamos estas palabras del ministro de finanzas el día de hoy: "Vamos a lograr la recuperación económica para seguir generando bienes a la sociedad venezolana" Ramón Lobo, ministro de finanzas: (Caracas, 22 de junio. Noticias24).-

¡Qué pasó con el socialismo! ¡Dónde está el socialismo, Lobo!, le hubiera reprochado el comandante Chávez. Son palabras que se repiten en boca de casi todos los dirigentes del gobierno; resumen el cambio de rumbo que hizo Maduro a la revolución socialista: ahora Maduro habla de "un nuevo modelo económico", el socialismo quedó, como dice él, "en lo social", en lo económico somos capitalistas: solo él se entiende. El nuevo modelo no es nuevo, se trata del viejo populismo socialdemócrata, de repartir, de comprar lealtades con cosas materiales y conservar el sistema capitalista intacto, se trata del viejo, viejísimo, "pacto social".

Por eso decimos que si el gobierno piensa negociar cualquier cosa a cambio de la paz, no será por la paz de la igualdad social o de la justicia social; será por la paz del capitalismo. Pero sobre la base de un chantaje, que involucra la disolución de todo lo hecho, malo y bueno, y la manipulación del pueblo chavista a cambio de sostenerse en el poder. Algo así como, "yo suelto a Leopoldo López y ustedes bajan la intensidad del golpe y nos regalan más tiempo". Es como la negociación de alguien que tiene rehenes amenazados y cautivos, rodeados de policías por todos lados.

¿Qué otra cosa puede negociar Maduro con Estados Unidos? La posición del imperio sería de seguro: "Haz elecciones generales sin ninguna condición, nosotros no negociamos bajo condiciones, y menos nos pone condiciones un gobierno débil e impopular".

Sin embargo todo sería distinto con las cosas políticamente más definidas, más claras; si se hubiese avanzado en el socialismo; en la revolución socialista, la cual es una sola, ECONÓMICA, SOCIAL y ESPIRITUAL: fijando posición respecto al socialismo ¿Cuál es el verdadero enemigo de la sociedad?; dando señales claras al respecto, asumiendo el asesinato de Chávez como un acto hostil del imperio y del capitalismo; rechazando cualquier contacto con los capitalistas y conspiradores, desde Cisneros hasta Ramos Allup, pasando por Pérez Abad; confiscando las empresas de los conspiradores; hablando a la población con claridad y con la verdad; reconociendo los errores cometidos; movilizando al pueblo chavista para producir en las empresas socialistas, emulando la conciencia del deber social, la honestidad y la contraloría social; zanjando las diferencias con el enemigo de cara al país y no en privado, en secreto…

Si hubiésemos avanzado en dirección al socialismo, ahora tendríamos cómo y con qué negociar la paz con el imperio con verdaderas ventajas. Tendríamos a un pueblo y a un ejército revolucionarios, luchando por los cambios, entusiasmados, moralizados; sin necesidad de chantajes baratos, sin necesidad de comprar lealtades favores, con comida, con casas, con becas, con lavadoras o con cargos burocráticos; sin necesidad de gastar millones en publicidad y cancioncitas; sin carnet de la patria. Tendríamos en cada venezolano chavista a un verdadero soldado de la revolución dispuesto a defender el socialismo, a la patria socialista, a la justicia social y la paz que nace de ella.

¡Negociar con los Estados Unidos! es humillante, es vergonzoso, así sea temerario. La historia se escribe ahora y rápido. Dialogar con los Estados Unidos apunta hacia alguna felonía, sobre todo cuando no se defiende nada, si no se tiene un norte claro, una idea; sin fuerza y grandeza moral; sin convicciones y principios de justicia socialista, y cuando de seguro NO se dialogará de cara al país y defendiendo al socialismo y a un pueblo detrás que cree en él, lo único a lo que teme verdaderamente el imperio de los privilegios, el CAPITALISMO.

Parecen perogrulladas, pero, sin principios y fuerza moral el imperio se tragará sin masticar a todo el gobierno y de paso al país, no basta con alharacas y discursos patrioteros para intimidarlo. Por eso preparémonos para otra vergüenza nacional, si acaso llegaran los Barbaros del norte a negociar con el gobierno.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 628 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a248084.htmlCd0NV CAC = Y co = US