Factores políticos que actúan en la cotidianidad venezolana

En nuestro inmediato anterior expusimos algunos de los diferentes factores políticos que "hacen vida" en las realidades actuales venezolanas en estos muy graves momentos de altas y graves incidencias sico-sociales cuales afectan, objetivamente, a todos y todas de los componentes sociales, fundamentalmente, en las diferentes sociedades urbanas según, específicamente, algunas regiones geográficas del territorio histórico de Venezuela. Ello significa que los actuales escenarios no son de "corte nacional" como tampoco son en expresiones rurales; es decir, que aquella tesis que le preocupaba sobremanera a don Rómulo Betancourt sobre la "insurgencia rural" en el continente americano por aquellas décadas del "nobel revolucionario marxista", obviamente, no se encuentran en ejercicio actual en los programas golpistas de unas derechas en sólidas decadencias intelectuales, en líneas generales.

Aparentemente, en las realidades en curso, se vienen expresando manifestaciones políticas de "diferentes especies", a saber: nos tropezamos con una variopinta exposición de factores políticos que hemos denominado como "las derechas", en sus generalidades aceptadas, pero, en un objetivo análisis social al mejor estilo de aquel realizado por Mao Zedong en aquellos años de inicios en crisis de la Revolución China en la objetividad de la derrota del "putchismo chino", la traición de cuadros y del Guomindang, conocemos que "esas derechas" no son una "unidad de criterio sico-ideológico" mucho menos una "unidad teórico-política" ni programática; es decir, en última instancia, aparentemente, no tienen un programa ni de gobierno ni de Estado en el marco de las realidades inobjetables tanto en lo "interno-nacional" como en las contradicciones en curso en los escenarios internacionales como, por ejemplo, hemos conocido de los resultados alcanzados en Cancún (México) cuando el "vocero oficial" de los EEUU de América, Canadá y México, Perú, en su representante en la OEA, en un alcance de objetividad geopolítica, presentaron el retiro de su oficio inquisidor contra el Gobierno de Nicolás Maduro Moros

En lo inmediato anterior expresado en texto nos obliga a desglosar lo que nos consideramos como los diferentes factores políticos que sub-componen esas derechas en referencia general. En nuestro anterior, en nuestra clasificación sociológica, considerábamos que esos factores políticos serían los políticos adscritos a esa extraña tesis política denominada como "la MUD" donde pululan una extensa y variopinta de ideologías cuales, supuestamente, se estarían adscribiendo a "un programa para tumbar a Maduro Moros", así de sencillo y absurdo. Consideramos que es innecesario describir las diferentes expresiones político-ideológicas que se encuentra comulgando en ese factor político de la MUD.

Exponíamos que un segundo grupo se encontraba "politiqueando" en esa llamada "oposición de las derechas" cuales, en nuestro criterio, sustentan, básicamente, sus andares en un claro y objetivo pragmatismo adobado de extremismo-en-acción de corte tanto sico-ideológico-anarquista más producto y consecuencia de las consecuencias ideológicas que desarrolla el liberalismo mundial, vulgarmente, denominado como "neo-liberalismo", como de inquietud arribista buscando poder desplazar lo que ellos consideran como "políticos desfasados de la MUD". La conjugación del pragmatismo y el anarquismo de esta expresión política de derechas han promovido un desarrollo de calle en manifestaciones, protestas, que, en su lógica de desarrollo de calle, prácticamente, "se les han salido de su control".

El tercer grupo que se mantiene en permanente protesta de calle se ha desarrollado, en su propia dinámica interna, en una violencia en desarrollo cual se ha convertido de expresiones anárquicas en praxis terroristas según los textos referentes sobre las bases de sus desarrollos. Pero lo fundamental en un somero análisis de este sub-conjunto "a-político y a-ideológico" es tratar no solo de alcanzar su comprensión obligante como sub-conjunto social sino en su objetiva composición de clase lo cual podría permitir un necesario acercamiento en la búsqueda de poder contraponer propuestas cuales fueran aceptadas por el conglomerado social-urbano vista las continuas consecuencias socio-económicas que se suceden cotidianamente.

Ustedes podrían considerar que en nuestro texto se presentan algunas repeticiones, en líneas generales, con nuestro inmediato anterior, pero la lectura entre-líneas les permitirán poder captar esas pequeñas sutilezas que siempre están presentes en la Política y su lógica consecuencia, la política. Pero ello era no solo necesario sino también perentorio visto que el discurso gubernamental se mantiene en un sector de respuesta sui-generis lo cual, en nuestra visión muy personal, podría estar afectando, seriamente, el componente social cívico-militar, lo cual es factor de desgastes y de objetiva oportunidad para la política de continua crisis downstreem que viene desarrollando esa "derecha golpista en continuado ejercicio".

Los factores políticos arriba en descripción se han visto irrumpidos por un actor que se mantenía
"a la expectativa" del desarrollo golpista continuado de esas derechas en todos sus factores arriba descritos. Ese muy importante factor, evidentemente político, es tanto la Conferencia Episcopal Venezolana, CIV, como los contenidos en las homilías de una gran mayoría de los sacerdotes desde "el púlpito eclesial en domingo" vista la gran e importante afluencia de "pueblo creyente y fervientemente anti-comunista", en "iglesia", en un discurso renovado y actualizado, no apostólico, en el marco ideológico de los paradigmas de la "Guerra Fría". Es una objetiva realidad ante la cual, aparentemente, la Revolución aún no lo ha ni comprendido ni entendido mucho menos combatido.

La CIV se ha pronunciado en su sector más radical mientras quienes aquellos que podrían considerar no necesario, inoportuno e, incluso, muy peligroso, en obediencia, callan aun cuando pudieran considerar que esas manifestaciones públicas son similares a aquellas que se expusieron, cotidianamente, durante los diferentes estadios de la "Guerra Civil Española"; ese obispado consciente de las peligrosidades conocen los caminos adoquinados por donde viene transitando la cúpula agresiva de la CIV. Pero aún más peligrosa es "la obediencia ciega" de sacerdotes ideologizados quienes en sus homilías exponen "medias verdades y falsedades" en la búsqueda de imponer una matriz de opinión en la siquis de sus feligresías cual significa, en última instancia, un llamado a la guerra civil.

En un alcance de análisis de los actuales comportamientos de ese sector radicalizado de la CIV y de sacerdotes bañados en soberbia nos llevan, inevitablemente, a tratar de comprender, analizar y concluir las reales consecuencias de esas actitudes y comportamientos muy peligrosas de la Iglesia católica venezolana.

Es decir, para poder precisar, no estamos llamando al "silencio comprometido", a la expresión no-crítica ético-moral como le corresponde a ese factor socio-religioso venezolano, nos consideramos que como "conciencia nacional antropológica y teológica", sí le corresponde a la Iglesia católica exponer, en el marco de su profunda y respetada libertad constitucional, declarar sobre todos, nos permitimos reiterar, TODOS, los escenarios presentes y actuales, en las realidades sociales, políticas y morales nacionales.

En el marco referente del discurso en texto, la entrada fáctica de la CIV en la peligrosa diatriba socio-

política actual sustentada en hipotéticos y equivocados referentes, además de las lógicas connotaciones teológico-doctrinales contrarias a la Doctrina, se adscriben no solamente en el "golpe de estado continuado" sino entran como un factor adicional e importante a lo teórico contentivo del manual de "Guerra Política" lo cual es sui-generis en la doctrina política.

Es evidente que "lo cristiano-católico" como expresión religiosa individual sí entra en el contexto conceptual golpista del manual en referencia pero no la institución eclesial referida como tal con lo cual, en consecuencia, se convierte, inobjetablemente, en una nueva expresión político-golpista en el proceso político en las actuales realidades venezolanas al incorporarse al proceso en curso del golpe de estado contra el Gobierno del Presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros, como se confronta, fácticamente, al proceso revolucionario de la Revolución Bolivariana y se enfrenta, peligrosamente, a lo real-significativo del componente "unión cívico-militar", emulando, en esa praxis contraria a los fundamentales principios de la Doctrina, a sus pasadas responsabilidades, fácilmente demostrables, en aquel pasado histórico de "golpe de estado" en contra del Presidente constitucional para aquellos tiempos histórico, Hugo Rafael Chávez Frías, con lo cual, en nuestra modesta opinión, se confronta, una vez más, con el importante factor social que se expresa en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, FANB.

La conjugación de los factores políticos descritos en sus responsabilidades reales y objetivas se confronta con la Historia venezolana y latinoamericana en el marco de sus propuestas socio-política enmarcadas en esa praxis de calle de anarco-terrorismo cual, en esa praxis nacional, evidentemente no sería ni aceptada ni suscrita en país alguno de "democracia representativa".

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1325 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a248023.htmlCd0NV CAC = Y co = US