Víctor Álvarez/Sutherland vs Roberto Cobas

La controversia en el terreno de la concepción económica entre Víctor Álvarez/Manuel Sutherland de un lado y Roberto Cobas, del otro, responde a la vieja y muy trillada idea enunciada por Alberto Adriani de "sembrar el petróleo". En esa discusión el país tiene 80 años. Dos eminentes venezolanos confrontaron sus puntos de vista: el doctor Juan Pablo Pérez Alfonso y el doctor Arturo Uslar Pietri.

"Sembrar el petróleo" ha sido la consigna manoseada en los últimos 60 años por todos los gobiernos. En ese empeño, los mejores logros ocurrieron durante el gobierno del Nuevo Ideal Nacional (Chalbaud, Flamerich y Pérez Jiménez), década de los años 50 del siglo pasado. Por el nivel de desarrollo alcanzado, en esos años, Venezuela dejó de ser uno de los países más atrasados de Sudamérica, para pasar a ser de mayor desarrollo económico y social. Las divisas del petróleo se utilizaron en financiar la gran obra nacional de infraestructura: avenidas, autopistas, escuelas, universidades, hospitales, casas sindicales, servicios, petroquímica, siderurgia, represas, puertos, aeropuertos, industria fabril y manufacturera, desarrollo agropecuario y agroindustrial, turismo, red hotelera nacional. Fue el gran salto hacia la modernidad. Con todo y los éxitos obtenidos, perduró la contradicción entre la renta petrolera y su adecuada utilización. Pero, las obras quedaron y nadie puede negarlo, han sido de gran utilidad pública durante los últimos 60 años. ¿Qué sería de Caracas sin la autopista a La Guaira; de Mérida sin el Teleférico; de Guárico sin la represa y el sistema de regadío para la producción arrocera? Si de sembrar el petróleo se trataba, el gobierno del Nuevo Ideal Nacional fijó la pauta, abandonada por los gobiernos sucesivos. Lo cual hace de aquel gobierno, en el desarrollo económico, el mejor de nuestra historia republicana.

En esta controversia existen dos posiciones:

Una, promocionada por el doctor Uslar Pietri de utilizar el petróleo para el desarrollo: "sembrar el petróleo". Esta posición obedece a la interpretación mecanicista de la historia. Obedece a la lógica elemental de reinvertir la renta, algo similar a la acumulación simple del capital por la reinversión de la plusvalía.

Otra posición recomienda sacar el petróleo del desarrollo, no permitir que las divisas obtenidas por dicho concepto ingresen al caudal económico. Esta tesis la formuló el doctor Juan Pablo Pérez Alfonso como fruto de su gran experiencia y conocimiento del tema petrolero. Pérez Alfonso decía, "el petróleo no se puede sembrar, lo que se riega con petróleo se seca" y ponía el ejemplo del árbol que se riega con gasoil.

Durante los cuarenta años de los gobiernos adeco/católico/ copeyanos, se trató de sembrar el petróleo, pero, la economía en lugar de despuntar, mejorar, crecer, se secó, trajo mayor pobreza y fue causa importante de la explosión social conocida como el "caracazo".

La prueba definitiva para corroborar que el petróleo no se debe sembrar, la aportan los 18 años de gobierno chavista, cuando la válvula de las divisas del petróleo se abre y el chorro inunda todos los intersticios de la economía con los nefastos resultados que conocemos de ruina y desastre nacional. ¿En dónde está el origen del problema?

Según el doctor Pérez Alfonso, el problema radica en el origen de las divisas obtenidas por la renta petrolera, que no son fruto del PIB, por cuanto el petróleo es una dádiva de la naturaleza en cuya extracción del subsuelo, interviene una ínfima cantidad de mano de obra. En una población de 30 millones, sólo 60 o 70 mil obreros y funcionarios petroleros, crean la renta que, recibida en divisas, luego al inyectársela a la economía nacional, la desquician. Como los gobiernos habidos en los últimos 60 años son de origen electorero, las divisas del petróleo, en gran medida, van al gasto público para comprar conciencias y ganar elecciones: subsidios, planes sociales populistas, limosnas ¿Por qué las divisas del petróleo desquician la economía?

Según Pérez Alfonso, porque, "las divisas del petróleo son órdenes de compra de cosas extrañas al país", que sirven para estimular el consumismo y no el desarrollo. Tesis esbozada en sus escritos, ruedas de prensa, y en el muy nombrado de sus libros, "Petróleo, excremento del diablo".

En la controversia entre Víctor Álvarez/Manuel Sutherland y Roberto Cobas, surge el ejemplo de la política petrolera adoptada por Noruega, que responde a la tesis de Juan Pablo Pérez Alfonso, que hemos esbozado en forma muy elemental y sucinta, por cuanto no somos expertos en el tema, pero sí, lectores y conocedores en el terreno personal de la argumentación de Pérez Alfonso, el cual me contaba de las invitaciones que recibía de los países para dictar charlas sobre petróleo. Por el profundo conocimiento que tenía del tema, le valió el título de "Padre de la OPEP". Una de esas invitaciones la recibió de Noruega, con motivo del descubrimiento de los pozos petroleros en el mar del Norte. El gobierno y sus economistas, ante la avalancha de divisas que les traería la explotación petrolera, le pidieron la opinión a Pérez Alfonso, y les expuso su tesis de impedir que ese torrente de divisas ingresará en la economía. Sugirió crear un fondo en la banca internacional donde depositarlas, lo cual, por una parte, traería el fortalecimiento de la moneda y por otra, manejado como alcancía, podía ser utilizado para proyectos de infraestructura de mucha importancia (autopistas, túneles, ferrocarriles, etc.). Parece que el gobierno noruego tomó en serio la sugerencia de Pérez Alfonso, dejaron que la economía siguiera su curso normal de desarrollo, por su propio músculo, sin la injerencia de la renta petrolera. Hoy, Noruega tiene una economía solvente, una moneda fuerte que cuenta con el respaldo de reservas internacionales por 700 mil millones de euros.

Con la llegada al gobierno de Chávez y su concepción de caridad y misericordia que considerar el socialismo como la antítesis del egoísmo, la inversión de las divisas del petróleo, se constituyen en todo lo contrario a la tesis de Pérez Alfonso. En definitiva, nadie es profeta en su tierra. Los resultados de la política económica chavista, la tenemos a la vista: la moneda (el Bs) está hecha polvo sin referencia estable con el dólar; las reservas internacionales cayeron a 10 mil millones de dólares; anarquía de precios; inflación incontrolable; la masa monetaria crece en forma desbocada; 80% de la población en situación de pobreza; la industria paralizada; la agricultura paralizada; los servicios de salud y otros, en muy precarias condiciones; deterioro en más del 70% de la infraestructura vial y pare de contar. Parece mentira que todo este desastre y ruina económica pudiera ocurrir, luego de haber administrado un billón 300 mil millones de dólares en 15 años, provenientes de las divisas petroleras. Es el resultado más evidente de lo dicho por Pérez Alfonso, "el petróleo no se puede sembrar, lo que se riega con petróleo se seca."

En las generaciones que insurgen en los años 45 y 58 del siglo pasado, hubo intelectuales de mucha valía que le aportaron al país sus investigaciones económicas. Vale preguntar, el fracaso de las políticas chavistas ocurre ¿Por omisión, por ignorancia o por el retoricismo histriónico de culto a la personalidad? Renta petrolera y Arco Minero es ¡Más de lo mismo!

Junio 19 del 2017

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1253 veces.



León Moraria

Nativo de Bailadores, Mérida, Venezuela (1936). Ha participado en la lucha social en sus diversas formas: Pionero en la transformación agrícola del Valle de Bailadores y en el rechazo a la explotación minera. Participó en la Guerrilla de La Azulita. Fundó y mantuvo durante trece años el periódico gremialista Rescate. Como secretario ejecutivo de FECCAVEN, organizó la movilización nacional de caficultores que culminó en el estallido social conocido como el ?caracazo?. Periodista de opinión en la prensa regional y nacional. Autor entre otros libros: Estatuas de la infamia, El Fantasma del Valle, Camonina, Creencia y Barbarie, EL TRIANGULO NEGRO, La Revolución Villorra, los poemarios Chao Tierra y Golongías. Librepensador y materialista de formación marxista.

 leonmoraria@gmail.com

Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



León Moraria

León Moraria

Más artículos de este autor