Es de socialista escuchar

El buen oyente termina siempre siendo un buen líder, las opiniones buscan desde su origen vincularse con algunos intereses de índoles individuales o colectivas. La capacidad de discernimiento que se les puede atribuir a los líderes tiene su efecto en el momento que las opiniones que este recibe son sometidas a diversos análisis con una fuerte carga de sinceridad y objetividad. Los factores de riesgo estarán siempre presentes en nuestras decisiones, es de humano errar, pero se debe evitar ser recurrente en los desaciertos. Las verdades no pueden pretender llevarnos a un enfoque absolutismo, más aun cuando se procura irrumpir un modelo cargado con vicios propios de superioridad de clases sociales. Llegado el momento, se deben revisar conductas impropias al estamento socialista. Quienes me formaron en la política me inculcaron el deber de la irreverencia teórica hacia el modelo capitalista, pero también exigieron en mí un carácter crítico de las acciones de los hombres y mujeres socialistas con conductas cuestionable y fueras de orden en el lienzo socialista. Ser leal a la idea y el modelo no significa la sumisión a las corrientes, que desde sus comportamientos marchitan la esencia de convertirnos en un ser humano con una visión holística, capaz de anteponer sus valores, ético y moral en sus actuaciones de dirección política.

Manifestar un descontento no puede convertirse en un elemento inquisidor, alguien dentro del pensamiento tiene que decir algo, para rectificar cualquier postura incompatible con el modelo socialista. Da tristeza ver como emanan eruditos en la política capaces de señalar como traidores a todos aquellos que de manera sincera se ven preocupados por la realidad nada virtual que dejan los desaciertos políticos, es necesario escuchar opiniones de diversas áreas. Se demanda irrumpir los efectos aduladores que embalsan al líder, con el propósito que este fije su interés en sectores particulares, que se ven beneficiados de las tan cuestionadas bondades que representa el cargo o responsabilidad política que se tenga. Saludo la capacidad de algunos en hacer y reconozco las reiteradas torpezas de otros, que involucran al oficialismo y la oposición.

Quisiera saber quién decreto nuestro suelo patrio, como un espacio para la confrontación y para la guerra. Sigo averiguando y estudiando frases del comandante Chávez, hombre que nunca mostro miedo alguno, ante la defensa de la tesis socialista, ese que soñó con ver concretada una Venezuela potencia y conocía de los problemas del pueblo, no desde la óptica virtual. Para Chávez era necesario conocer las situaciones indebidas de la mano del soberano e insistía en el deber que tenía las autoridades en escuchar y procesar las angustias de su pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 519 veces.



Joselino Serrano


Visite el perfil de Joselino Serrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joselino Serrano

Joselino Serrano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a247776.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO