El que batalla contra molinos de viento siempre saldrá derrotado

La dirigencia del Chavismo, gobierno y partido, ha sido atrapada por los espejismos políticos del capitalismo. En esa trampa se mueve, activa, grita, amenaza, pero todo es inútil: el Socialismo fallece y el capitalismo florece. Veamos.

Puede que sea la inexperiencia, quizá la soberbia, a ciencia cierta no se sabe qué les sucede. Lo real es que la dirigencia, y nos referimos a los chavistas sinceros, no a los oportunistas pragmáticos, ha errado el objetivo; se pierde en luchas subalternas, sin sentido, en luchas delirantes contra molinos de viento. Para ellos, el enemigo es la Fiscal, pero no se importan que vendan a PDVSA a los bancos buitres. Para ellos el enemigo es el que se oponga a la constituyente, pero no el que sustituya la Constitución de Chávez. El enemigo es el pendejo encapuchado que manifiesta, pero no el capitalista que vive dentro del gobierno y dirige, inventa, decide. El imperio es enemigo, pero no shannon que se abraza y dicta órdenes. Es mariacorina la sopa, pero no las trasnacionales de la Faja o del Arco Minero.

Y así, distraídos como niños chiquitos manejados por los grandes, peleando con sombras, se va perdiendo la Gran Batalla del Socialismo, ya ni se nombra, quien lo haga es mal visto.

La masa chavista, la que se ilusionó con el Comandante y lo siguió en la hermosa aventura de construir un nuevo mundo, quedó huérfana, sin dirección. Es como una gallina despescuezada, se mueve pero no va a ninguna parte, la llevan de la mano al matadero y va con la ilusión que camina, es una víctima del extravío de la vanguardia que un día le brindó esperanzas.

Esa es la situación el chavismo, la vanguardia chavista perdió la conexión con la realidad política, vive en una burbuja de fantasía, se conforma con agradar al jefe superior, repetir, justificar, farfullar. La masa chavista regresó a la espontaneidad, pierde su energía en acciones inútiles, en procesiones infinitas, arrastrando con dolor el retrato del líder traicionado

En las grietas dejadas por el Chavismo ausente brota la alternativa, reptan las opciones antichavistas, antisocialistas, el fascismo tiñe la escena, la gallina despescuezada terminará en brazos de sus verdugos, la masa sin dirección es fiera herida, ataca sin conciencia, se muerde a sí misma.

El Chavismo, su dirigencia, tiene el deber de salvar la esperanza construida por Chávez. Todo el esfuerzo, el sueño, no puede terminar en otro "he arado en el mar" del Libertador. La obra de Chávez no se puede perder en manos de los santader y páez, los judas no pueden volver a triunfar. La humanidad necesita, el país necesita, un ejemplo, una demostración de que un nuevo mundo, una nueva manera de vivir es posible, que el humano no es una especie destinada a la extinción de la vida, una prueba de que los grandes hombres no son un accidente, que su vida puede, debe, servir de guía para salvar a la humanidad del infierno capitalista.

Los dirigentes tienen el poder, tienen el contacto con la masa, el prestigio de las lucha pasadas, ellos son los llamados a detener el camino de la entrega. No pueden plegarse a los sepultureros de la obra del Comandante, deben volver a la Constitución de Chávez, al Plan de la Patria, a la lucha contra la lógica del capital, a ser verdaderamente antiimperialistas y anticapitalistas, Socialistas. Demostrar que son dignos hijos de Bolívar, Zamora, Chávez, que está vez los oligarcas no triunfarán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1651 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a247230.htmlCd0NV CAC = Y co = US