La Batalla de Ayacucho y algunas curiosas particularidades (I)

La Campaña Libertadora del Perú, termina con la Batalla de Ayacucho y fue el General Antonio José de Sucre quien libera a Perú y la América de gobiernos obedientes al Rey de España. Los preparativos para la batalla decisiva contra las autoridades españolas, comenzaron el 6 de diciembre de 1824 cuando el Ejército Unido llegó a la pampa de Ayacucho, en las cercanías del pueblo de Quinua, Perú, donde el General Antonio José de Sucre lo distribuyó de la siguiente manera: La División Córdoba en el ala derecha; La División La Mar en la izquierda; la División Miller en el centro y la reserva era la División Lara detrás de la División del centro. El ejército realista llegó al campo de batalla el 8 de diciembre, comandado por el General José de La Serna y se estableció en las faldas del cerro Condorcunca, Perú, frente al ejercito patriota, y formado de esta manera: La División Valdés a la derecha; la División Monet en el centro; la División Villalobos en el ala izquierda; la División Feraz entre las divisiones Monet y Villalobos. En la mañana del 9 de diciembre, los realistas inician el ataque, cuando la División del General Jerónimo Valdés avanzó con la finalidad de desbordar el ala izquierda patriota, al tiempo que las Divisiones de los Generales Antonio Monet y Alejandro González Villalobos van a enfrentarse contra el Centro y Derecha de la tropa patriota, tan pronto como Valdés cumple su cometido.

Esta maniobra del ejército español fracasa debido al oportuno contraataque de la Reserva republicana. Luego de ésto, el General Sucre ordena a Córdoba que ataque a las Divisiones de Monet y Villalobos, que aún no habían entrado en combate. La División del General José María Córdoba carga contra las unidades realistas en proceso de despliegue en batalla, produciéndose una gran desorganización en estas unidades. Algo similar ocurre con la caballería de La Serna cuando es embestida por la caballería republicana. La Reserva patriota interviene nuevamente para auxiliar a las unidades de Córdoba, hasta que los realistas, imposibilitados para sostener el combate por más tiempo, y le toca al General realista La Serna pedir la capitulación; ésto no es otra cosa que el pedir una negociación al contrincante para entonces el solicitante deponer las armas sin más lucha. ¿Cuales son las cosas curiosas con relación a la batalla de Ayacucho? Escribámoslo.

Al Libertador el Congreso de la Gran Colombia, asentado en su capital, Bogotá, y controlado por Francisco de Paula Santander, ordena al Libertador Simón Bolívar no comandar más batallas ni siquiera mandar tropas, para lo cual el Congreso invoca la ley del 28 de julio de ese año, que no permite a un Presidente estar guerreando. Por ello Bolívar no puso objeción alguna y le cedió el mando al General Antonio José de Sucre.

Por cuestión de espacio, mañana le cuento al lector los otros detalles curiosos que se dieron como consecuencia de la extraordinaria jornada bélica que constituyó la Batalla de Ayacucho que se llevó a cabo el 9 de Diciembre de 1824.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 736 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a247183.htmlCd0NV CAC = Y co = US