El Libertador Simón Bolívar… ¡si comió mangos! (III)

Si, si, no es nada fácil entender, a primera vista, el por qué la fruta del Mango no este industrializada en Venezuela, una fruta tan maravillosa y que se vea despreciada por los agro industriales venezolanos, no tiene lógica y entonces ¿Por qué será? Desde hace tiempo tengo fijo en la mente que el comportamiento extraño de ese empresario se debe a una exigencia de los señores norteamericanos, industriales de industrias, pues ciertamente son ellos los que permiten que las industrias venezolanas funcionen, si, tan simple como eso, y para despejar esta incógnita solo pregúntese, ¿De dónde viene las maquinarias para que una industria pueda activarse aquí en Venezuela?, ¿De dónde viene los repuestos para mantener en funcionamiento estas máquinas?; acaso no es de Norteamérica. De manera que es casi seguro que la no industrialización de la fruta del Mango sea por una exigencias de los gringos a los empresarios agroindustriales, con maquinarias gringas instaladas en Venezuela, y tal exigencia podría estar contenida en las siguientes palabras dichas por algún representante de la industria vendedora de las maquinarias al agro industrial: "No se les vaya a ocurrir industrializar el Mango porque pueden sufrir muchos inconvenientes a la hora de recurrir a nosotros en ayuda técnica" No creo equivocarme en esta apreciación y sino ¿Para qué sirve la DEPENDENCIA TECNOLÓGICA? Pero bueno, dejemos lo que suceden con la no industrialización del Mango en nuestro país, que tocaremos nuevamente en el próximo escrito; ahora volvamos con su historia.

En Venezuela, al mango también se le ha hecho acreedor de reconocimiento, debido a sus características intrínsecas y por haber contribuido al sustento de los agricultores que se dedicaron a su cultivo. En el estado Cojedes, por ejemplo, el gobierno regional llegó a conceder la "Condecoración del Mango", dada la admiración que le tienen sus moradores a esta fruta, debido a sus múltiples acciones beneficiosas para la salud, cuyas bondades han sido comprobadas y reconocidas mundialmente por el gremio médico, por los nutricionistas y por el ciudadano común. Sus atributos son numerosos, pero los más reconocidos son las de proporcionar antioxidantes, lo que le permite actuar en forma preventiva contra el cáncer del colon, además de suministrar vitaminas C y B5, lo que facilita el metabolismo de los hidratos de carbono y el tratamiento de problemas en la epidermis. No obstante, el abuso en su ingestión produce efectos laxantes, sobre todo en los meses de abril y mayo que es cuando ocurre la sobre abundancia de la fruta y, obviamente, eso produce un consumo desbordado en la población. La razón de este laxante es porque el Mango contiene un alto contenido de fibras, por cuyo motivo se debe tener la precaución de no ingerirlo con glotonería, pero su consumo prudente resulta excelente para evitar el estreñimiento, debido a que facilita la digestión; sin embargo no es difícil caer en excesos dado el rico sabor de la fruta. Sus beneficios para la salud son de tal magnitud que está totalmente comprobada su positiva influencia en la reducción de las tasas de colesterol y como coadyuvante en el control de la glicemia, lo que resulta altamente beneficioso para el ser humano. También, se recomienda su ingestión a las personas que padecen de insuficiencia renal, pues tiene un alto contenido de potasio y, como si eso fuera poco, posee un efecto saciante que favorece a las personas que sufren de diabetes o de exceso de peso. Al Mango también se le atribuye un efecto afrodisíacos. Como se puede observar, hay múltiples razones para estar agradecidos del Mango y al entenderlo así se puede comprender por qué los hindúes lo veneran con tanta devoción, atribuyéndole parte de su felicidad.

Estas propiedades del Mango ayuda a entender el por qué los cojedeños, guayaneses y otros connacionales se han dedicado a celebrar fiestas en honor al Mango, costumbre que se ha venido contagiando y extendiendo en muchos lugares de Venezuela. El mango es una fruta de pulpa carnosa, bajo en calorías, de sabor dulce y grato al paladar, y que al madurar está listo para ser consumido y ello ocurre cuando su concha se torna amarilla o rosada, según la variedad. En Venezuela se prefiere la especie llamada "Bocado", que resulta deliciosa por su sabor y contextura, pero también se puede conseguir el mango "Manila" en el Oriente del país, tal como asevera el historiador Germán Carrera Damas, quien es un afanoso consumidor de la deliciosa fruta. Carrera estima que esta variedad de Mango entró en América a través de Acapulco, México, después de cruzar el Océano Pacífico desde Luzón, una de las islas de Filipinas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 824 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a247034.htmlCd0NV CAC = Y co = US