Los publicistas y la imagen de un "producto político"

Vean a Maduro bailando con Cilia Flores y díganme si no parece que viven en otro país, o que viven dentro de una burbuja, completamente aislados de la realidad. En el tiempo se verán bailando y dando brinquitos y de seguro sentirán vergüenza de sí mismos, así juren que no.

"Cuando digo soy digo somos" vs "Chávez somos todos", la estrategia "comercial", en este caso, es vender un producto falso por otro original. El "Chávez somos todos" es el desarrollo de un sentimiento de amor por Chávez y su obra y de sus prácticas de vida. El "Cuando digo soy digo somos" es el "producto" de una imitación del resultado, no es el resultado de ningún proceso de vida, no es la causa que llevó a Chávez decir "Chávez somos todos" ¡carajo! Son técnicas de publicidad y mercadeo.

El liqui-liqui y el nacionalismo sin soberanía; las OLP con la hache de Humanístico en el medio OLHP. Son formas publicitarias que manipulan imágenes y mensajes. La publicidad enseña a vender lo que no se vende por sí solo, lo que no sirve o hace más daño que produce beneficios. La publicidad sustituye a la verdad en el discurso, a la política, porque la verdad siempre es más larga, es compleja, se piensa, amerita razonar y explicar. La publicidad no, es más subliminal, más psicológica que lógica, que racional, es simpleza, vende símbolos, fabrica símbolos, cancioncitas, emociones, es cortica y alucinante.

Podríamos pensar en La constituyente como símbolo y la constituyente real: ¿Qué es la constituyente? Ojalá no se transforme en otro mensajito corto para tratar de emocionar a una masa de seres apocados, que no se debata, que sea otra bajadera de líneas, otra tiradera de piedras desde arriba.

"Gente que trabaja", otro Slogan. Y nadie dice en qué condiciones es ese trabajo, si para el capitalista, explotado, o si para la sociedad, de forma creadora, humanista, consciente. Se "vende", sepublicita el trabajo como si el "trabajo" fuera un valor en sí mismo. Pero la publicidad no se ocupa de eso, su meta es vender un producto.

Desarrollar "Un modelo económico independiente", el cual, sin embargo, depende del capitalismo. Pero se vende como "independiente" ¿De qué independencia hablamos? La publicidad no responde esas preguntas, ¡hasta "independiente", hasta ahí llega la frasecita!, llega el "mensaje". La palabra (nombre) "independencia" se superpone al adjetivo independiente.

"Independencia" aparece en el discurso como un concepto estático, metafísico, anterior al sujeto mismo de conocimiento, al hombre, sin historia (como Verdad, como Libertad, como Democracia…. Etc, para el liberalismo burgués.) Son conceptos "instalados" en nuestras mentes como valores absolutos por quienes están enseñoreados del lenguaje, por los opresores, por la clase enseñoreada, la gran burguesía y el sistema que la sostiene (Clodovaldo Hernández hablaba de la post-verdad, pero aplicada para simplificar las mentes de la clase media histérica que apoya la oposición. Es lo mismo, pero aplicado a los chavistas). ¿Quién (por más trillado que sea decir esto, por más a lugar común suene) puede decir que lo dicho es mentira? Me imagino que nadie. El fatalismo de muchos intelectuales, el escepticismo de los intelectuales sin entusiasmo, admiten que es así, pero que la gente, la humanidad no puede contra eso, y por eso, como Séneca, estoicamente "se dejan", se abandonan a la voluntad de sus señores, quienes cargan con la voluntad que ellos no tienen.

La actividad intelectual de los revolucionarios, de la crítica estricta, requiere, se apoya de un compromiso práctico, un compromiso de vida, un proyecto de vida. El universo conceptual, para el revolucionario, para "el artista en el trabajo", es una inmensa caja de herramientas que sirve a la lucha, a la "Obra", al socialismo, mientras la verdad está agarrada con todo a la vida y la vida a ella.

El capitalismo hizo posible que la publicidad se convirtiera en una fábrica de mentiras. A través de la misma mecánica de la alienación en el trabajo, la que crea el fetiche de la mercancía, donde todos los valores se invierten, el Uso por el valor de cambio. Una publicidad, hecha en sus orígenes para vender un "producto" con tales y cuales propiedades útiles, termina mintiendo, solo para vender. Más adelante el "vender" y el consumir se convierte en el gran Valor, y se superpone a todos los demás valores, porque "vender y consumir" es lo que sostiene a la sociedad burguesa capitalista, en desmedro del conocimiento, de la conciencia del deber social, así eso acarree la destrucción de la humanidad, incluyendo al capitalista y sus familias.

Bien, es la publicidad la que sustituye ahora a la política, a la verdad revolucionaria ¿Para qué pensar y explicar si podemos manipular? O si no podemos explicar ¿Por qué no manipular? ¡Si somos los hijos de Chávez!.

En medio de este gran peo, el gobierno insiste en querer venderles el país a los capitalistas, quienes esperan con paciencia el resultados de los acontecimientos, ¡Ni pendejos que fueran!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 508 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a245535.htmlCd0NV CAC = Y co = US