En defensa de Tarek William Saab, atrapado en tierras ajenas

Vivimos época de torbellinos, todo estalla, las instituciones se desdibujan, las metas de ayer las reemplaza el pragmatismo de los truhanes de hoy, los principios son perseguidos, todo vale si ayuda a permanecer, o a subir, la mentira y la careta se constituyen en ética. Todo está amenazado por el huracán del cambio, mañana surgirán nuevas reglas.

Correcto los llamados de la Fiscal, de Dudamel, que intentan detener el deslizamiento hacia la barbarie, demuestran alto grado de humanismo, sin embargo son sólo paliativos, evitan el nudo de la situación. Veamos.

La brújula que nos puede guiar en esta situación es el Socialismo, vale decir el humanismo, rescatar de la ambigüedad del gobierno el concepto Socialismo en todo su contenido enaltecedor del humano y traerlo al combate contra el fascismo que germina en el gobierno y en la oposición. Esa es la única manera de enfrentarse al peligro fascista. Son días de Socialismo o Barbarie, esos son los lados de la trinchera, el dilema es en cuál bando ubicarse, no hay atajos.

Quien analice la situación como un simple enfrentamiento entre gobierno y oposición será arrastrado por los vientos cruzados, se perderá en contradicciones con su historia y con su alma. Quien no entienda los cambios históricos ocurridos en los últimos cuatro años, correrá el riesgo de ubicarse objetivamente en el lado equivocado de la trinchera. Quien no entienda que el rumbo al Socialismo, el Chavismo, el humanismo, fue desmontado por este gobierno, que de eso sólo queda la fachada destartalada, que allí adentro germina el capitalismo y lo más pertinente a propósito de este escrito, en las grietas de sus debilidades acecha el fascismo.

En esa tolvanera se mueve Tarek, pero también todos los altos funcionarios, los del gobierno y los de la oposición. La confrontación escala por minutos y amenaza. Se desliza, tiende al fascismo que habita en ambos lados de la trinchera. Son días de alta confusión, las razones de Estado pueden quebrar los principios fundamentales de los individuos, fracturar el humanismo, convertirnos en bestias.

Son días para los espíritus elevados, para el alto humanismo, se trata de hacer frente al fascismo en sus manifestaciones más básicas. La política se coloca hoy en la relación humana más directa, los derechos humanos deben ser mandato sagrado. La asamblea no es creíble, el tribunal perdió la fuerza de la majestad, el ejecutivo chapalea en el fango de su incapacidad. Es hora de que se levantarse con fuerza la Fiscalía y el Defensor del Pueblo, es hora del Poder Moral. Que se hagan políticos y participen en la contienda empuñando al Socialismo, que comiencen la reconquista del camino chavista, doten a la sociedad de una vía alterna al fascismo.

Conocemos a Tarek, hoy atrapado en las contradicciones de la sociedad. Sabemos de su humanismo, de su sensibilidad de poeta, de su valentía en la defensa de los humildes, grande batallas, libros, contra la barbarie de la cuarta. Estamos seguros sabrá salir del laberinto y encontrar el puesto que le corresponde en esta contienda, siempre por encima de la mediocridad y la barbarie. La historia hoy le brinda la oportunidad de ser ejemplo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5307 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a244851.htmlCd0NV CAC = Y co = US