La revolución bolivariana, la guerra y la paz en curso

Estoy hasta las narices y disculpen que me exprese en primera persona pero bien no entiendo cómo analizan las realidades criollas los y las representantes de la oposición, sea ella la interna tanto como la externa, bien asumo que mis niveles de conceptualización de las realidades actuales y sus praxis correspondientes son y están profundamente erradas.

Los niveles de cinismo expresados alcanzan, no solo en las actuales realidades y escenarios, de esas oposiciones referidas, rayan y caminan hacia el "pecado original", no aquel del paraíso y Adán y Eva, sino el verdaderamente original, es decir, el del "ángel caído", el pecado supremo de la soberbia por su contexto y significación ante su propio Creador.

Lo expreso porque "los golpes de pecho" de los "demócratas" (¿?), de esos que se abrogan "la verdad", la repiten y reiteran, son aquellos que "miran la viga en el ojo ajeno pero no ven el pecado en sus conciencias"; es decir, cuando tratamos de comprender sobre un básico análisis de los contenidos expresados de y por esos "sepulcros blanqueados" solo nos tropezamos con un solo concepto: "elecciones" sobre la base de "sus legitimidades legislativas" y las "ilegitimidades populares" (sic) de la Presidencia de Nicolás Maduro Moros que es lo que, en última instancia, está sobre el tapete de la conspiración. Pero vayamos más allá.

Cabe la obligada pregunta sobre porqué ese encono contra la persona de Maduro Moros y no nos referimos únicamente a su ejercicio como Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela sino en el insulto e irrespeto a su calidad como "ser creado" en sus responsabilidades como "ser social", es decir, en su intimidad por derecho de civilidad cotidiana. Es decir, en simple y básico análisis, sí esas oposiciones referidas expresan esas calidades conceptuales de irrespeto hacia "el prójimo" que queda para el "común ciudadano de a pie". Solo nos cabe una sola respuesta: la represión y el asesinato continuado como lo conocimos durante los días del "Golpe de Abril del 2002", como lo conocemos, por conocimiento histórico, en los desarrollos sociales por represión golpista-militar y civil de derechas en Chile, Uruguay, Argentina e incluso dentro de los propios EEUU de América durante el "macartismo", durante las protestas contra la "Guerra de Vietnam" cuando en algún "campus universitario" estadounidense la "Guardia Nacional" norteamericana la emprendió a bala contra estudiantes universitarios en protesta; es decir, sin ir más lejos, es un tema de conceptualización del concepto "Democracia", llana y simplemente.

Son simples referencias pero aún me estoy quedando en la superficie del asunto en cuestión, es decir, en lo conceptual en praxis de lo denominado como "Democracia" y, un poquito más allá, en lo conceptual definitorio del concepto "Estado" y, en consecuencia, sus Poderes Públicos, como son, ahora, cinco poderes, y antes, tres poderes, porque no debemos olvidar mucho menos dejar en el tintero esa profunda diferencia constitucional que marca en seria y objetiva profundidad las diferencias entre la Constitución de la República de Venezuela promulgada por el Congreso Nacional el 23 de enero de 1961 (Gaceta Oficial Nº 662, Extraordinario) y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 conforme a la Gaceta Oficial Nº 5453 de fecha 24 de marzo de 2000, para que no quede ninguna duda sobre a lo cual me estoy refiriendo, por ahora.

La Constitución del 61, fundamentalmente, suscribía un Estado limitado y limitante en cuanto a los "derechos y deberes" de los Poderes Públicos al tiempo que suscribía el carácter fundamental definido del Estado venezolano como un Estado rentista, semi-colonial tal como lo expresara en su oportunidad en 1959 el propio don Rómulo Betancourt en el marco de la transformación necesaria del Estado en curso venezolano; en un Estado alineado, alienado y dependiente de las directrices emitidas desde Washington según los intereses lógicos del Imperio norteamericano tanto en lo conceptual imperialista como en la praxis geopolítica referida a las circunstancias globales de aquellos momentos históricos de la post-Guerra-Mundial-1939-1945, que se tituló como "Guerra Fría" en el marco de la confrontación ideológica entre los contenidos conceptuales del sistema capitalista y aquellos expresados como "política gubernamental" del gobierno presidido por Joseph Stalin, independientemente que lo titulemos "socialismo real", "socialismo en un solo país" que por circunstancias de la propia guerra mundial se transformaría, conceptualmente, en la "revolución mundial" según lo conceptual-geopolítico-estalinista.

Ello, lo expreso y lo expongo, por nos, por razones del discurso correspondiente con su necesaria demostración objetiva, lo que nos lleva a traer desde el tintero un "hecho histórico" cuya demostración reposa en algún archivo público venezolano referido al "Golpe de Estado" contra el Presidente constitucional, don Rómulo Gallegos, en aquel fatídico día 24 del mes de noviembre del año 1948. Como todos y todas ustedes conocen, por ser doctos y duchos en Historia de Venezuela que son y así lo expresan, reiteradamente, a Gallegos lo eligieron, democráticamente, la sociedad venezolana votante aquel 14 de diciembre del año 1947. Su gobierno, aunque nos pudiera extrañar, tuvo un importante impacto en la sociedad pensante norteamericana (no debemos olvidar los tiempos del macartismo), por su propuesta social de centro-izquierda cual representaba un serio avance en pro de la sociedad venezolana en aquellos momentos de confrontación conceptual-ideológica mundial como lo hemos referido más arriba. Gallegos fue invitado, oficialmente, a visitar a los EEUU de América, por el gobierno norteamericano. Según la documentación que reposa en el archivo en mención, según la prensa, el Presidente Gallegos, en aquel verano de 1948, caluroso verano de Nueva York, durante su visita oficial, fue paseado por la 5ta. Avenida de Nueva York, en cadillac descapotable y vitoreado por una importante multitud de personas al mejor estilo neoyorquino, es decir, con papelillos y todo. Posteriormente, el gobierno norteamericano lo invitó a visitar una base naval norteamericana donde le exhibieron toda una flota de guerra. Regresó Gallegos a Caracas con el mensaje aprendido y un par de meses después le dieron el "Golpe de Estado" que significó un profundo cambio cualitativo en la vida republicana con profundas expresiones de protesta y oposición al régimen militar por militantes de base y cuadros importantes de los partidos políticos del Partido Comunista de Venezuela, de Acción Democrática, de los seguidores de Jóvito Villalba y seguramente otros factores de la sociedad venezolana.

Expuesto lo anterior, en paralelismo histórico, deberíamos recordar cuando Hugo Rafael Chávez Frías fuera en visita oficial a los EEUU de América y con aquel martillo cerró una ronda de negociaciones en el centro financiero mundial, foro también dedicado a labores extra-financieras. Caben las preguntas: ¿Cuándo fue invitado oficialmente Chávez Frías a los EEUU de América? ¿Cuándo le dieron el Golpe de Estado en aquel fatídico mes de Abril del 2002? ¿Cómo se sucedieron los hechos históricos durante la permanencia de los golpistas en Miraflores? ¿Cómo reaccionó el pueblo invisibilizado? Creo y así lo considero, Nicolás Maduro Moros aprendió la lección, aquella lección histórica que nos dice que "…el poder se ejerce,,." sino mejor "…a tu casita…".

Lo expresaba más arriba que la oposición, interna y externa, está como aquel que traicionó a Jesús de Nazareth, en el monte de los olivos en Palestina, por "treinta monedas de plata" terminando tomando la más trágica de las decisiones del "ser social" como es el suicidio. Bien como aquellos fariseos que en las puertas del templo tenían su tarantín montado para recoger las ganancias de feligreses con sus almas corrompidas como lo expresa cualquiera de los evangelios permitidos por Roma.

Es decir, cuando me permito profundizar en las mentes y sicologías de esas oposiciones internas y externas cuando me llevan a dos escenarios para poder considerar que la oposición nacional se encuentra en una profunda crisis de identidad conceptual que se expresa en un comportamiento esquizofrénico y de neurosis social en sus dos ramas de profundo significado conceptual: los tradicionalistas capitalistas rentistas-dependientes y los intereses profundos por significativos de la actual Curia venezolana de carácter anti-comunista, mejor, contra-materialismo-histórico-hegeliano o desde Hegel, lo dejo a sus gustos personales.

La evidente comunión de ambos los lleva a ese posicionamiento de ambigüedad ante las propuestas del Papa Francisco en cuanto a los primeros mientras que la Curia venezolana suscribe una supuesta respuesta teológica que se contradice con el representante de Jesús de Nazareth en la Tierra, lo cual, en si mismo, es un grave pecado por lo importante de su significado e incidencia social de soberbia que me permito imaginar que solo el propio Santo Padre puede perdonar en confesión correspondiente porque además de la desobediencia por el pecado de la soberbia es y representa, fácticamente, un claro cisma eclesial para lo significativo-eclesial-continental de la Iglesia en y para la América Latina en el marco de sus actuales realidades sociales continentales y con sus Derechos Naturales como seres creados en sus expresiones sociales.

Es evidente que la Revolución Bolivariana está en su pleno desarrollo en continua praxis cotidiana con sus correspondientes correcciones en perfectibilidad. Es decir y ello vaya para "tirios y troyanos", sin dejar nada en el tintero y que nadie me venga a dar clases de revolucionalismo militante porque de eso tengo un baúl de recuerdos y punto tal como así lo consideró el propio Chávez Frías.

El proceso revolucionario venezolano a partir del gobierno de Chávez Frías ha pasado por varias e importantes etapas de crecimiento en continua perfectibilidad entre ellos errores muy importantes que han conllevado serias y, en ocasiones, profundas crisis con unas muy importantes incidencias sociales y evidentes reacciones en la economía revolucionaria. Pero la "etapa Chávez" concluyó no por su tránsito hacia la Eternidad sino por la propia dinámica de la Revolución Bolivariana que en su propio proceso de crecimiento obliga a superar crisis y etapas necesarias hacia la perfectibilidad de la siguiente y correspondiente etapa revolucionaria. Esas realidades las asumió responsablemente Maduro Moros con sus pro y contras correspondientes pero asumiendo con "picardía revolucionaria" esos tiempos históricos de "cambios profundos" tanto para la estructura del Estado en superación lógico-obligante como en la "conciencia revolucionaria" asumiendo el costo y las tranquilidades de alguien que "no está empantuflado".

El actual proceso de cambios profundos e importantes en el sector de la economía productiva y modelo de producción y exportación nacional están en correlación con la "estructura económica" por las etapas correspondientes e inevitables en el marco del propio proceso revolucionario. Estos cambios en el modelo de la economía nacional, evidentemente, se contraponen tanto con lo significativo consecuencial de la economía rentista y sus incidencias sociales de clases como lo actual conceptual en el marco de la reingeniería mundial del sistema capitalista y las inevitables incidencia en el marco geopolítico y consecuentemente con lo real-geo-estratégico de la realidad geográfica vecinal de Venezuela con los EEUU de América y las contradicciones históricas por necesidades de la salida de Colombia y Brasil hacia el Caribe y la obligante presencia actual de México en lo caribeño en tanto y cuanto las nuevas políticas en reingeniería de la "nueva política Obama", JVR dixit, que viene desarrollando el propio gobierno de Donald Trump.

El nuevo modelo de la economía nacional está en perfecta correspondencia con el "modelo chino", el "modelo ruso", el "nuevo modelo cubano" como factores fundamentales de la "nueva economía mundial" como respuesta al proceso neoliberal en reingeniería actual hacia un modelo capitalista manchesteriano.

Es evidente que la dialéctica entre el actual modelo económico nacional-revolucionario y el impacto que el mismo tiene sobre todo el conjunto social-nacional es fundamentalmente importante y de "crisis y caos" en su praxis por la propia lógica del cambio más los avatares correspondientes a la corrupción, a la inflación, a la inseguridad y a las propias contradicciones de clase en el marco de la "nueva lucha de clases" que se está expresando en todo el territorio nacional en lo interno-social más la misma lucha de clases en el plano internacional-continental-americano que obliga al Estado Revolucionario Bolivariano a tener que asumir decisiones, responsabilidades y consecuencias en el marco del desarrollo en perfectibilidad de la Revolución Bolivariana.

Es evidente que en el marco del actual proceso de contradicciones tanto en lo interno-nacional como en el marco de lo externo-continental-americano era de obligación lógico-expresiva la respuesta de las derechas continentales en un escenario que le ha sido favorable como lo es el escenario de la Organización de Estados Americanos, OEA.

Bien lo expresó Rómulo Betancourt en 1959 cuando enfiló sus baterías irredentas hacia presiones político-ideológicas en el marco de la OEA cuando manifestó lo obligante de la necesidad de "hacer desaparecer modelos dictatoriales en el continente americano para poder expresar y tener la ética para poder contraponer y combatir al comunismo expansivo mundial y continental americano" que se estaba manifestando en aquellos momentos cuando ya "Mister X" había desarrollado su doctrina contenida en los paradigmas de la "Guerra Fría"; es decir, comparativamente, la experiencia aquella más arriba referida sobre el "Golpe contra Rómulo Gallegos" cuando "estaba en pañales" el desarrollo de la "Guerra Fría" (1947 y ss), había adquirido nuevas dimensiones geopolíticas que se suscribieron en Nueva York con Betancourt, Caldera y Jóvito Villalba acompañados por Rockefeller en un acuerdo que terminó plasmándose en el "Pacto de Puntofijo".

El actual escenario que se viene exponiendo en la OEA contra el gobierno de Maduro Moros es un "vulgar refrito" de aquello que se expresó y aprobó en Punta del Este cuando expulsaron a Cuba del seno del organismo continental. Los argumentos son sino iguales, claro adaptados a la actual lógica política en curso, muy parecidos a aquellos expuestos en Uruguay.

Es imperativo, entonces, comprender que bajo el manto del anti-comunismo-eclesial perfectamente comparativo con aquel temor de Betancourt hacia los movimientos campesinos que se venían expresando en el continente americano por aquellos años 50, la propuesta de economía-nacional-socialista que se contrapone a lo significativo no solo del actual sistema capitalista sino de lo conceptual-significativo de la Dependencia en el marco de la nueva reingeniería de la "Doctrina Monroe" de neo-colonialismo americano con la finalidad de contrarrestar no solo el actual modelo económico que se viene imponiendo en China, Rusia, Cuba, entre otros países, sino lo significativo de la presencia real de esos países en el "patio trasero" del imperialismo norteamericano y es por ello que no debemos dejar en el olvido la "Crisis de los misiles" por aquellos tiempos de cumbres borrascosas por los cuales se vio inmerso Fidel Castro y la Revolución Cubana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 420 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a243554.htmlCd0NV CAC = Y co = US