Por qué mi Partido es el PSUV

El PSUV es el partido que comenzó a construir el Comandante Chávez. Luego de su partida física se desataron los demonios del egoísmo y del oportunismo los cuales han querido destruir su obra, tomando como objetivo principal eliminar el Partido.

Preocupa lo que sucede en la actualidad. Muchos ocultan su simpatía por el PSUV, otros evaden la discusión y prefieren "evitar problemas" y hay quienes, más débiles ideológicamente, se suman a la crítica malsana y destructiva ¿que hay problemas en el PSUV? lo sabemos ¿que hay problemas de clientelismo, de corrupción, de nepotismo, de burocracia? lo sabemos. Y porque lo sabemos, los militantes del PSUV tratamos de corregir, de denunciar, de superarnos.

El Presidente del Partido, a través del Comando Central Bolivariano, declaró el pasado 20 de febrero la reorganización del Partido en todos los niveles. Esta es la oportunidad para adaptar el Partido a la realidad que implica enfrentar un enemigo en un escenario de guerra. Para esto debemos avanzar en una serie de planteamientos que son cruciales para tener un Partido eficiente de cara a los futuros combates que le esperan a la Patria. De estos planteamientos hay dos que son importantes de destacar para presentarlos al debate público.

En primer lugar, debemos estar convencidos de que nos encontramos en una Guerra contra la Revolución, en donde la escasez y la inflación inducida, el acaparamiento, el contrabando y la especulación se unen al Paramilitarismo, las campañas por los medios de comunicación y por la Web, además del sabotaje financiero junto con los ataques a la moneda. Todo ello configura un escenario de guerra que muchos de nosotros no lo perciben. Algunos militantes del PSUV creen que esto es propaganda y otros incluso llegan a decir que están cansados de escuchar el mismo discurso. El tema es que la Guerra es real, es cierta y se expresa en los elementos antes señalados.

En segundo lugar, el tema de la unidad debe ser vital para poder avanzar en la construcción del Socialismo. Debemos hacer todos los esfuerzos posibles para lograr y mantener la unidad, no solo del Polo Patriótico, sino de todas las fuerzas progresistas del país, del poder popular y de los movimientos sociales que hacen vida activa en el país. Pero esta unidad jamás debe ser a costa de perder nuestra identidad ni tampoco a costa de ceder en principios fundamentales como la construcción del socialismo, la identificación de nuestros enemigos y el acercamiento a nuestros aliados.

En ese sentido se ha dado un debate en los últimos días en torno a la renovación de los partidos políticos en donde algunos de estos han tomado posiciones de ataque hacia el PSUV que a todas luces son desconsiderados e irrespetuosos. Han pretendido hacer ver que el cumplimiento de las normas electorales debe tener tratamientos especiales hacia algunos partidos, que por simplemente estar en el Polo Patriótico los hace merecedores de ciertas excepciones. Además nos han querido comparar con partidos como Acción Democrática o Copei, aquellos que imprimieron una desmedida carga represiva a la forma de hacer gobierno.

Producto de ese debate, la actitud de algunos dirigentes del Polo Patriótico ha sido la de calificarnos de anticomunistas, de que le hacemos el juego a la derecha, que los agredimos por ser aquellos quienes supuestamente movilizan al pueblo, etc, etc. Ante esos ataques, nada mejor que invitar al estudio del Libro Rojo, para recordarle a todos, militantes, simpatizantes y los que no están en el Psuv algunos elementos que nos definen.

Somos un partido marxista, por lo tanto reivindicamos el Comunismo y el Socialismo como modelos de sociedad superiores al Capitalismo y hacia donde queremos avanzar. No somos un partido Marxista-Leninista, por lo que podemos apreciar que nuestra estructura partidista reivindica por un lado el Centralismo Democrático y por otro lado las decisiones y liderazgos colectivos, combinando un partido de cuadros con un partido de masas. Reivindicamos, tal como lo hizo nuestro Comandante Chávez, los grandes aportes que hizo a la Revolución Mundial y al Socialismo tanto a Lenin como a Trotzky, a Mao, a Fidel y a tantos otros. Sin embargo, estamos en la búsqueda y construcción de nuestro propio modelo de socialismo, bolivariano, que supere las concepciones europocéntricas, que tome en cuenta nuestro carácter indoafroamericano, que beba del árbol de las tres raíces, y que tenga el amor del Comandante Chávez como motor del accionar político.

Somos un partido antiimperialista, un partido que cree en la Revolución, con una inmensa carga de Humanismo, que respeta las diversas posturas religiosas del Hombre, que lucha por un ecosocialismo militante, que es profundamente feminista, que no ocultamos para nada nuestra militancia, que desde la práctica construye un Estado Comunal, que cree en los procesos de liberación nacional y que practica el internacionalismo proletario.

Por estas razones somos orgullosamente del PSUV. Somos pueblo militante haciendo Revolución, con el Comandante Chávez como ejemplo y con Nicolás Maduro como principal conductor de un proceso que tiene al pueblo todo como protagonista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1158 veces.



Omar Gómez

Conductor del programa "Latinoamérica Unida", por La Radio del Sur.

 omarg.ccs@gmail.com      @omarfgomez

Visite el perfil de Omar Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Omar Gómez

Omar Gómez

Más artículos de este autor