La “verdad” de Maryclen Stelling, el chingo y el sin Nariz

Maryclen Stelling, que es una analista muy ponderada y equilibrada, nos acaba de alertar que "a la MUD no le interesa el diálogo".

Absoluta y gran verdad. Es cierto esta sentencia Maryclen, pero es una conclusión muy incompleta. O sea, a Maryclen Stelling le faltó una partecita, que estuvo a punto de poner en su declaración y conclusión, pero supongo que en ese momento se desconcentró y la idea la cerró prematuramente.

La MUD no le interesa el diálogo porque tiene dos planes. Tiene el plan de que este país se prenda pero quede petróleo y oro en la faja o se produzca unas elecciones porque a pesar de encontrarse "desestructurada", fragmentada y dividida, los verdaderos jefes de la MUD saben que si ponen muñecos de candidatos a las gobernaciones, es muy probable que esos muñecos sean gobernadores.

Maryclen estaba clarita, pero algo le aclaraba el panorama y luego la distraía y la idea no la completaba. En otro momento de la declaración dijo otra gran verdad. En un momento en que volvió a tomarle el hilo a la cosa; Maryclen Stelling nos dio esta pequeña luz: "... las estadísticas dicen que los terrenos electorales no le favorecen al gobierno, porque los números le dicen que no son propicios, por los que consideran la idea de sentarse al diálogo y no de ir a un encuentro electoral"

Aquí, Stelling colocó la cosa peludamente. Muy peludamente diría yo. No fue muy clara Maryclen en esta otra conclusión. Vean que fue lo que realmente supongo quiso decir, pero volvió a caer en la desconcentración o distracción. Dijo, refiriéndose al gobierno, que los tiempos electorales no "le son propicios", valora el gobierno, que "la idea de sentarse a dialogar", es una opción válida. Dijo bien: Sentarse a dialogar.

Es como cuando yo vengo de Margarita hacia Guanta en el Ferry y para "matar" el tiempo, busco a una persona para que el tiempo pase sin fijarme en la inmensidad del mar. Me siento a dialogar.

Entonces la idea completa que Maryclen no colocó en una cápsula completa es que si a la MUD no le interesa el diálogo porque tienen otras opciones que le parecen más viable, es justo reconocer, que Maryclen no pudo redondear la conclusión completa porque se distraía. Tristemente la MUD no quiere diálogo y el gobierno lo quiere porque "mata" el tiempo.

Al final, tenemos esto como resultado. La revolución se mata ella misma por muchos factores internos y la MUD no va al diálogo también porque esta totalmente enfaratada. Así que si nos pela el chingo no agarra el sin nariz.

amarantaroja063@gmail.com

@La_DagaRoja


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor