Notas para el debate de las Asamblea Comunitarias de las Parroquias de Caracas de los Propietarios Originarios de PDVSA

¿Qué hacer con la industria petrolera en esta etapa?

¿Qué se plantea el pueblo venezolano, los vecinos y vecinas de las parroquias de Caracas, reunidos en Asambleas Comunitarias de Propietarios Originarios de PDVSA, ante la nueva industria que está por nacer después del cuantioso daño echo por la oligarquía y de sectores de la clase media fascista y ultra derechista y grupos extranjeros, transnacionales a la industria con los sabotajes y el terrorismo con el pretexto de un paro patronal?

La respuesta es unánime y contundente: NACIONALIZARLA, o renacionalizarla.

1. Reimplementarse el plan que tenía el gobierno, cuando nombró a la anterior directiva que no pudo prácticamente tomar decisiones importantes porque la Nómina Mayor se lo impidió “ese fue el pretexto para iniciar en abril el anterior golpe de Estado”, como principio de la auténtica nacionalización.

2. Reconfigurar la Junta Directiva de PDVSA para que esté más a tono con el actual proceso, incluyendo en la misma a los diferentes representantes obreros y de los trabajadores cuyo aporte fue decisivo en la recuperación de la industria.

3.Que la nueva PDVSA invierta en Venezuela un alto porcentaje de sus ganancias en partes industriales que se producen en el país y estimule la industria de toda aquella tecnología.

4. Crear, dentro del proceso de reestructuración de toda la industria, una instancia de participación comunitaria para el ejercicio, a todos los niveles de la administración y gerencia de la industria, de la Contraloría Social, como lo establece la Constitución.

5. Continuar cesanteando a TODOS los miembros de la Nómina Mayor y de cualquier otro nivel por abandono de su puesto de trabajo, con el consiguiente perjuicio para la empresa.

6. Enjuiciamiento judicial y penal y juicio por traición a la Patria para todos aquellos empleados de la Nómina Mayor de PDVSA o de cualquier otro nivel cuya conducta de sabotaje y terrorismo a la industria petrolera causó daños extremadamente graves a la misma y pérdidas por más de 10.000 millones de dólares al país por parar la producción de petróleo, gasolina, gas y derivados, dejar de vender cerca de 180 millones de barriles en dos meses; por daños a los equipos y maquinarias, buques de cabotaje, equipos de computación, transporte, pérdidas de mercados y de la confianza de sectores internacionales.

7. Dimensionar estratégicamente el petróleo como herramienta del desarrollo diversificado y soberano de Venezuela con proyección bolivariana hacia Latinoamérica y en Caribe.

8. Volver a las carreras de petróleo, petróleo y minas, geología y minas y todas aquellas que se impartían en la Escuela Técnica Industrial para preparar a los técnicos medios.

9. Crear la Universidad Venezolana del Petróleo, Alma Mater de la ciencia y la tecnología venezolana para Latinoamérica y el mundo.

10. Redimensionar todo el concepto estratégico de la educación venezolana e incluir al petróleo y la minería, entre otros, en los pensum de estudio desde la educación pre escolar, la educación básica y el bachillerato.

11. Impulsar la industria nacional de derivados del petróleo (alimentos, medicinas, tecnología, industria), aprovechando más sus potenciales beneficios, que su irracional explotación primaria.

12. Crear a mediano y largo plazo una industria pesada de producción de tecnología petrolera venezolana para el mercado internacional.

13. Sembrar el petróleo en el desarrollo de una pujante industria y agricultura, de una cultura floreciente, de la educación de nuestro pueblo en todas las carreras de la ciencia, el humanismo y las artes.

14. Nacionalizar el petróleo para fortalecer la Revolución Bolivariana, invertir en la prensa alternativa, radio y TV alternativa, en el cooperativismo y la economía social, para elevar el estándar de vida de todos los venezolanos.

15. Dedicar un porcentaje de los ingresos del PDVSA para fortalecer la cultura y la industria cultural venezolana, instrumento fundamental para el avance del proceso revolucionario de cambios bolivarianos.

16. Ir hacia la conformación de la Organización de Países Latinoamericanos y Caribeños Productores de Petróleo, de manera de conformar un bloque continental para la defensa de los precios y de los intereses de las economías de los países productores y exportadores.

17. Revisar toda la política petrolera en cuanto a las llamadas asociaciones estratégicas de manera de romper los lazos coloniales y neo coloniales con las empresas petroleras transnacionales.

18. En la parte del comercio petrolero donde participen sectores privados, privilegiar al capital venezolano auténticamente nacionalista y no al vinculado al capital extranjero. Estimular y apoyar la creación de cooperativas petroleras (transporte de gasolina, gas, derivados, etc.) de comunidades y trabajadores para la participación, en sociedad con el Estado, o concesionarios de aquellas fases del proceso productivo que puede perfectamente ser manejado por sectores populares.

19. Eliminar todos los monopolios en la distribución de gas y gasolina y abrir ese mercado a las comunidades y grupos de trabajadores organizados en cooperativas.

20. En la parte internacional de PDVSA, mantener una relación especial con los empleados extranjeros de la industria (caso Citgo) y ganarlos, en una política de nueva visión de las relaciones humanas y laborales, para el proceso de cambio que se produce en Venezuela.

21. Abrir, por fin, la Caja Negra de PDVSA, y poner al descubierto la cadena de negociados y corrupción que por años allí a privado manteniendo en secreto el derroche, despilfarro y saqueo de los dineros que han ingresado a la empresa petrolera los últimos 27 años. Hacer público los nombres, apellidos de todos y todas aquellas personas e instituciones y empresas nacionales y extranjeras, que se han enriquecido con los beneficios del petróleo y afectado la nación; publicar, igualmente, los montos de los dineros acumulados en sus ilícitas actividades. Que tanto el Ministerio de Energía y Minas como PDVSA hagan un conjunto de publicaciones ilustrativas y de denuncias sobre la Caja Negra, que las mismas lleguen a todos los sectores organizados del pueblo venezolano.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 7540 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas