¿Por qué reinventar el mundo?

Creo que todos los que vivimos en Venezuela sabemos que Venezuela está, placenteramente, orgullosamente, y a veces desafortunadamente plagada de idiosincrasias muy particulares, únicas en el mundo, entre las cuales una de las principales y más marcadas es la desobediencia y la desconfianza.

Esta idiosincrasia venezolana tiene sus aspectos muy positivos, pero también su lado negativo.

Podemos desafiar a cualquier enemigo --- aún lo hacemos entre nosotros mismos, por ejemplo, oposición versus chavistas y viceversa---, pero también desobedecemos porfiadamente y a veces descaradamente las más sencillas y necesarias reglas sociales-lógicas (sociológicas) que pudiesen poner alguna semblanza de orden social dentro de nuestro caótico vivir cotidiano.

En mi estimación, esta idiosincrasia venezolana tiene mucho que ver con el clima.

En los países del norte del planeta la gente no tiene mucha opción en cuanto a la preservación del orden social ya que dependen del orden social para sobrevivir.

Pasan de seis a ocho meses del año en el frió, donde pueden muy fácilmente morir de exposición al ambiente, o de hambre, entonces necesitan depender del prójimo, de la colaboración, del compartir, de la sociedad organizada, para no morir, literalmente.

Durante esos largos meses tampoco pueden sembrar, ni cosechar fruta o verdura ya que no crecen durante esos meses.

Durante 10 meses del año, no pueden coger ni una manzana, ni una pera, ni una ciruela de los árboles que sobreviven el frió del norte, y no pueden cosechar las hortalizas, las cuales solamente crecen normalmente durante los meses de mayo, junio, julio, y agosto, hasta finales de agosto, septiembre, y parte de octubre … hortalizas como el maíz, el trigo, las papas y zanahorias, las verduras, las moras, y fresas.

En el norte, tradicionalmente, la población trabaja la tierra durante unos cuatro meses del año, sobreviviendo esos meses con las cosechas conservadas del año anterior, para solamente después de esos cuatro arduos meses de trabajo cosechar la recompensa de su trabajo.

Es decir, año tras año hacen lo mismo, trabajar, para cosechar, trabajar, para cosechar …

Si uno no trabaja, no cosecha.

Pero, en los países tropicales del sur del planeta, como Venezuela, tradicionalmente, uno no tiene que mover ni un solo dedito para sembrar, o para asegurar que no morirá de hambre, es decir, no tiene que trabajar para comer.

La fruta, las legumbres (arvejas, frijoles, etc.), y las raíces comestibles, crecen solitas, todo el año, sin necesitar la asistencia del ser humano.

Vivimos en el paraíso.

No tenemos la necesidad de conservar las frutas y raíces para poder sobrevivir entre 6 y 8 meses de hambre.

Caminamos, y si nos da hambre, agarramos un mango o un cambur de una mata, y eso es todo … sin sufrir trabajo, sin gastar una onza de energía para nuestra recompensa …el fruto de la naturaleza nos es dado, gratuitamente, y graciosamente, pero muchas veces no lo reconocemos.

Lo obviamos.

Nos olvidamos que vivimos en el paraíso …

Por eso los europeos se fueron tan ansiosamente de sus tierras hacia el sur del planeta.

Ahora … si tomamos el ejemplo de Canadá y Noruega … son dos países del norte del planeta donde hace muchísimo frió --- los dos países tienen frontera marítima con el polo norte --- son probablemente unos de los dos mejores ejemplos a nivel mundial de sociedades que tienen sistemas sociales muy socialistas, pero que simultáneamente operan de manera capitalista.

Ver: Territorial claims in the Arctic - Wikipedia

Por ejemplo, tienen servicios universales (para todos, pobres y ricos igual) como atención medica gratuita, educación primaria y secundaria gratuita, ayuda social (bienestar) monetaria (salario) temporal gratuito, ayuda gratuita en casos de discapacitación, enfermedades, o adicciones crónicas, etc., pero simultáneamente, la gran mayoría de las empresas productivas son privadas.

El estado las regula, pero básicamente pueden operar sin demasiada intervención … bueno, aparte de los impuestos y las leyes contra el monopolio, el acaparamiento, la especulación, y la usura, parecido a las leyes estadounidenses llamadas "antitrust," lo cual es un conjunto de leyes que regulan la actividad de los negocios y empresas, principalmente con el fin de reducir el nivel de abuso social por parte del capitalismo salvaje.

Sííííííí … mucha gente en Venezuela no lo cree …

… pero EEUU tiene muchísimas leyes, con penas de grandes multas y/o cárcel, para frenar los abusos del capitalismo.

Por ejemplo, para resumir, el conjunto de leyes "antitrust" dictan [básicamente] que nadie tiene el derecho de llevar a cabo actividades comerciales/productivas si esas actividades dañan o impiden el buen funcionamiento de la sociedad, o de algún grupo o alguna parte de la sociedad.

Por ejemplo, uno no tendría el derecho de indiscriminadamente o engañosamente vender azúcar a diabéticos, eso sería considerado un acto ilegal, y probablemente criminal, dependiendo del nivel del daño causado, y los responsables de tales actividades pagarían enormes multas y/o irían presos.

Ver: United States antitrust law - Wikipedia

Ahora … retornando al tema de Canadá y Noruega …

Generalmente esos dos países socialistas-capitalistas funcionan bastante bien … y … en la opinión de la mayoría de las personas que conocen Canadá y/o Noruega, funcionan mucho "mejor" que Venezuela o que la mayoría de los países del sur del planeta. Son países con un relativamente alto nivel productivo, alto nivel de organización social, limpios, avanzados a nivel educativo y con respecto al conocimiento en general, y tienen leyes muy estrictas que en general son respetadas.

Alemania, Inglaterra, Francia, España, Portugal, Italia, y varios otros países del norte, incluso partes de China, también tienen sistemas sociales tipo socialista combinado con una banca y un empresariado capitalista.

Entonces, yo me pregunto, ¿Por qué estamos tratando de inventar el socialismo cuando ya existe?

¿Por qué no simplemente copiamos lo que hacen los países del norte en vez de reinventar la rueda?

Ellos ya pasaron por ese largo proceso (alrededor de 200 años) de descubrimiento y ensayos, de miseria, de golpes, de guerras, pasando del capitalismo salvaje de la Revolución Industrial a los sistemas socio-económicos socialista-capitalistas de la actualidad.

¿Entonces?

¿Por qué no aprendemos de ellos?

¿Por qué malgastar nuestro tiempo y energía dándonos golpes tras golpes, y patadas y más patadas, chocando contra paredes, cayéndonos de precipicios, tratando eso y tratando esto, cosas que a veces funcionan, pero que en su mayoría son fracasos --- lo cual es normal --- peleando, gritando, que sí o que no? … cuando es muy probable que al final del fútil, pero muy interesante y posiblemente necesario ejerció, después de años y años y años de ensayos y pruebas, vamos a decirnos:

"Cónchale. ¿Por qué seguimos rompiéndonos la cabeza? ¿No sería mejor hacer como hacen los canadienses y los suecos?"

¿Por qué reinventar el mundo?

oscarheck111@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1214 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a240350.htmlCd0NV CAC = Y co = US