Maestras, maestros, educandos, representantes, sociedad toda, ministro

"Maestro: el que tiene la experticia, el que enseña, el principal en un oficio, el grado mayor en filosofía, el que tiene méritos relevantes, son algunas de las definiciones de esa hermosa palabra. Sin duda, es un mérito relevante acompañar en su Proceso educativo a los niños, niñas y jóvenes de Nuestra Patria. Eso hace a las mujeres y a los hombres que ejercen la docencia sujetos protagónicos de la sociedad…El futuro de Venezuela y de la sociedad humana dependerá, en mucho, de los educadores y educadoras que tenemos y que tendremos…Es indispensable para una sociedad valorar, cuidar y proteger a los hombres y mujeres que de manera amorosa enseñan y aprenden junto a nuestros muchachos y nuestras muchachas".

Elías Jaua, Ministro de Educación, enero de 2017.

Enternecedoras palabras, ministro, además de ser acompañadas con un nuevo aumento salarial, la promesa de remodelación de la planta física que se cae a pedazos y brindar protección policial a los recintos educativos donde padecen y se forman nuestras futuras generaciones al asecho del hampa y tentados por vendedores de bazuko y tanta porquería nos llega del hermano país.

Ministro, al oír sus palabras comprendemos que estamos ante un discurso falso, hipócrita; l@s mestr@s no son "sujetos protagónicos" de esta sociedad, aunque, en unión del resto del pueblo, deberían serlo, según la CRBV. Pero no es así, nuestros maestr@s no son protagonistas de nada, ni aún en su campo de acción: ministerio de educación. Son simples emplead@s públicos que reciben órdenes del aparato burocrático impuesto desde Carmelitas.

En Venezuela el docente, incluido el universitario, es el sector de la sociedad menos protagónico a la hora de tomar decisiones que incumban a su ámbito laboral, mucho menos tiene influencia a nivel de la economía política nacional que impone la cúpula gobernante que usted alegremente conforma. Ministro, la Venezuela participativa y protagónica que nos garantiza la Carta Magna no existe, menos aún a nivel del ministerio que usted asume ni los repasados ya.

Caso contrario, las gerencias de las Zonas Educativas del país y otros cargos propios de la administración docente para los mismos docentes estarían conformadas por educador@s (docentes) y no por indecentes aduladores de las autoridades de turno, l@s cuales no poseen ni cualidad ni calidad para asumir tal posición. Son, en la mayoría de los casos, ocupadas por personas aborrecidas por la totalidad del gremio, pero impuestas por ustedes.

Valorar, cuidar y proteger al personal docente precisamente implica dar paso al "ser" protagónico que debe guiar el proceso educativo (docente, educando, representante y sociedad); requiere crear instituciones donde el personal docente se forme íntegramente para el ejercicio de la profesión. Protegerlo significa proveerlo de inmejorables condiciones de trabajo y garantizarle un salario digno entre otras prerrogativas.

El salario que usted anuncia con bombos y platillos, al inicio de su gestión, es un salario de hambre; el máximo aprobado en la escala -Bs. 165.058- representa el 28,68% del dinero que se necesita para vivir como esclavo moderno, es decir, para cubrir las necesidades básicas: alimento, medicinas y pago de algunos servicios públicos básicos. Bs. 121.407 para el docente que recién se inicia, luego de varios años de maltratos y humillaciones para ser considerado como fij@, representa el 21,10% de la Canasta Básica Familiar (calculada por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros -Cendas-FVM). Es decir, alcanza para mal vivir, nada que pensar en recreación y otros mínimos placeres del Buen Vivir. ¡Ay de aquel docente que aún no es titular!: sin salario completo y regular, sin bono alimentario, vacacional y de fin de año, sin protección social (H.C.M., IPASME, S.S.O.), sin prestaciones sociales, sin derecho a nada.

Ministro es insólito que nuestr@s docentes (maestr@s y profesor@s) de todos los niveles del sistema educativo, desde inicial hasta universitario, además de sus respectivas materias estén dando lastima ante sus familiares, amig@s y la sociedad en su conjunto. Que se estén viendo en la necesidad de renunciar a sus puestos de trabajo para dedicarse a cualquier otra actividad, incluido el bachaqueo que ha sido institucionalizado y aupado por las autoridades civiles, militares y policiales de todo el país.

Ministro, enmendé la plana, exija ya al Ejecutivo Nacional un salario que cumpla con lo pautado en nuestra Constitución Nacional y cuando le respondan ¡Dinero no hay! para satisfacer las desmedidas apetencias de los educadores, entre ellas el ajuste de la tabla salarial, porque el petróleo ha bajado de precio, tome la palabra y anuncie: ¡Maestr@s ya localizamos el dinero para que el ministerio de educación les pague el salario que en justicia todo trabajador se merece!

L@s integrantes del "nuevo gabinete popular" quedaran fríos, pues ya el Presidente de la República les ha repetido una y otra vez que en estos momentos el Estado venezolano no cuenta con los recursos financieros para satisfacer la demanda de un salario digno, ni aún el equivalente al de la canasta alimentaria que serviría para medio alimentarse y reponer fuerzas para asistir al trabajo al día siguiente. Recuerden que los pocos churupos que hay son para pagar las deudas odiosas e ilegitimas contraídas, a espaldas del pueblo, por el Estado y el gobierno con entes nacionales e internacionales, el resto de churupos es para entregarlo a empresas, particulares y familiares muy cercanos a los próceres que conforman gobierno para que nos sigan robando y estafando con alimentos y cachivaches importados a dólar preferencial y vendidos al pueblo a precio de dólar de hoy. ¡OYERON!

A esa perorata, como avezado ministro de la revolución que es, usted responderá:

"No os preocupéis educador@s de todo el país, con sólo recoger las firmas de l@s ciudadan@s que habitamos este país y somos directa o indirectamente sujetos del hecho educativo, es decir, incluida la mía como ministro, obligaremos al Ejecutivo Nacional a localizar los recursos para decretar un salario digno y justo para los profesionales encargados en la sociedad de educar a la población, formar niñ@s, adolescentes y adultos para vivir y producir en comunidad, más si esa noble e importante misión contribuye a la formación del << hombre nuevo >> que vivirá en paz y plenamente realizado en la sociedad socialista".

¿Recoger firmas para qué? Aúlla el ya desilusionado magisterio. Al cual usted responderá:

"Para exigirle al Ejecutivo Nacional -al gobierno que elegimos en búsqueda de la mayor suma de felicidad- una Auditoría Pública de los más de QUINIENTOS MIL MILLONES DE DOLARES (USD 500.000.000.000 $) generados por la venta de nuestro petróleo; inmensa fortuna que funcionarios de CADIVI, en representación del gobierno y el Estado entregaron a empresas, particulares, familiares y amig@s que antes de recibirlos se comprometieron a adquirir en el exterior las mercancías (entre ellas alimentos) que necesitamos y en todo mi ejercicio como ministro de agricultura y tierras no fuimos capaces de producir".

Es más, añade usted:

"Probado como está que en el desfalco a la nación estamos implicad@s tod@s l@s que hemos conformado gobierno, propongo que la investigación contable no la realice la Contraloría General de la República como ya lo debería haber hecho, debe realizarse con la participación voluntaria del magisterio y tod@ ciudadan@ interesad@ en descubrir la verdad, en identificar con nombres y apellidos a l@s delincuentes que desfalcaron nuestra renta, es decir, a tod@s l@s funcionari@s del gobierno, familiares, particulares, amig@s y empresas que se robaron nuestro patrimonio y son culpables la situación económica que estamos padeciendo sin ninguna necesidad".

Oída y atendida como será nuestra exigencia, en participativo y protagónico acto de justicia realizaremos la Auditoria Pública y Ciudadana; identificaremos a maleantes, payasos y maromeros, los sitios donde esconden nuestro dinero para proceder a repatriarlo y con tremenda fortuna en nuestras manos relanzar la V República pero ya bajo el control del pueblo en armas y organizado, nunca más nuestro patrimonio caerá en manos de la clase política ineficiente, corrupta y desvergonzada. Así, y sólo así, haremos justicia, y nuestro pueblo jamás será sometido a salarios de hambre y dependencia alimentaria, entre otras calamidades que estamos sufriendo.

Fin de la comedia. Acto seguido será trasladado al helicóptero para reunirse en el más allá con sus compatriotas y coterráneos de Barlovento que fueron pasados por las armas en operación limpieza del heroico y patriótico OLP. Ministro, al menos exija que lo lancen en sitio donde como abono orgánico al fin pueda contribuir con la producción agropecuaria de este desgraciado país.

P.D.: Solicitamos a Marea Socialista y al Movimiento Batalla Social Punta de Lanza hacer pública ya, sin más dilación, su disposición a acompañar a docentes, educandos, representantes, ministro de educación y pueblo en general a la recolección de firmas y generación de la metodología idónea para la realización de la Auditoría Pública y Ciudadana. El ministro Jaua se compromete a poner todo su empeño y facilidades a la orden de educadores y educandos para proceder a la recolección de firmas. Altamente aprecia que su firma sea la primera en encabezar la histórica solicitud.

Maestras y maestros

Elías Jaua Milano - www.aporrea.org

15/01/17 - www.aporrea.org/educacion/a240050.html

¡¡Maestr@s ya localizamos el dinero para que el ministerio de educación les pague el salario que en justicia todo trabajador se merece!!

Pancho Alegría - www.aporrea.org

05/04/15 - www.aporrea.org/trabajadores/a205616.html

¡Sabino nos señaló el camino, me señaló el camino, nos señala el camino!

panchojalegria@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1877 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a240096.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO